Bienvenido. Eres el visitante No.

¿QUÉ QUIERE FELIPE CALDERÓN?


México es, como lo repito casi en cada artículo que escribo, el reino de la simulación, de la farsa, en nuestro país lo que se dice nada o muy poco tiene que ver con lo que se pretende, de manera que cuando se propone una reforma penal para "mejorar la justicia", lo que en realidad se quiere es crear otro engorro para negarla o degradarla. Es normal que se nos engañe proponiendo leyes contra la corrupción, cuando lo que se quiere en realidad, son nuevas partidas presupuestales para engordar a los cómplices políticos fuera de la nómina.
Así que cuando veo el capote, adivino el ponzoñoso estoque oculto bajo su paño. Por eso es que siempre estoy alerta cuando quien lo blande es Felipe Jesús Calderón Hinojosa, precisamente quien fuera Presidente de México gracias a su genial talento en la traición, el doblez, la mentira y el engaño, lo cual es gran mérito en México donde son legión los farsantes, los pillos, los fariseos y los mentirosos patológicos.
Durante sus seis años presidenciales robó a PEMEX, CFE, envileció al Partido Acción Nacional, en otra época esperanza democrática de México y ahora convertido en una pandilla, sus pillerías han sido coronadas por el éxito, sin embargo el país harto de su cinismo le dio la espalda en 2012 y votó por el candidato del PRI. Seis años de calderonismo nauseabundo bastaron para que el PRI volviera.
Claro que el PRI en la presidencia, se dedicó a lo suyo: la ratería y la farsa, aunque ahora por fortuna las redes sociales y un periodismo distinto exhibieron al presidente priista.
En este escenario de oportunidad, el PRI y el PAN, se exhiben como camarillas de pillos, y en esto Felipe Calderón astutamente ha descubierto que puede volver a medrar, y por eso sacó a su esposa de la nada, para dizque lanzarla a la presidencia de la república sin escatimar nada, ha gastado una inmensa fortuna que proviene de la venta de permisos de casinos durante su corrupto gobierno, de los ingresos de la corrupción en PEMEX y CFE, de los embutes recibidos de Humberto Moreira y de otros pillos a los que no procesó penalmente, debiendo hacerlo, millones de pesos del SNTE y del sindicato petrolero a cuyos líderes protegió, y a todo lo anterior se suma lo que cobró entre los candidatos a dedazo que impuso en su sexenio, sin omitir a Iberdrola, la empresa española que supera a Odebrecht en eso de los embutes.
Con ese dinero mal habido, Margarita sube artificialmente en las encuestas, al tintineo del oro. Claro que Margarita Zavala no va a ganar la Presidencia de México, y muy probablemente ni la candidatura dentro del PAN, y es precisamente en este punto en que surge la pregunta clave: ¿Si Margarita Zavala no va a ganar la Presidencia, entonces que es lo que quiere Felipe Calderón? ¿Gasta tanto dinero para nada?
Obvio que Felipe Calderón persigue afanosamente algo, algo incluso mas valioso que la presidencia de la república, pero que oculta cual pérfido jugador de pokar. Felipe Calderón no quiere que Margarita Zavala sea la presidenta de este atribulado país, pues sabe que es imposible que esto ocurra, y porque en su experiencia no es el mejor negocio del momento.
Lo que quiere Felipe Calderón con la supuesta candidatura de su esposa, es apoderarse del Partido Acción Nacional, lo que caería como fruta madura en la negociación de Calderón con el candidato panista que resulte. Es decir que si el candidato del PAN es el también corrupto Ricardo Anaya, éste para evitarse complicaciones, le cedería a Felipe Calderón la propiedad del partido y con este embute monumental se acabaría el problema, Margarita se retiraría. Toda una jugada de hampones. 
¿Cuánto vale el PAN? El PAN es uno de los bienes mas valiosos de México, goza de prepuestos fabulosos cada año, presupuestos para su administración ordinaria, para campañas, presupuesto federal y presupuestos en cada Estado. El amo del partido puede imponer por dedazo a un alto número de candidatos plurinominales y uninominales que con toda seguridad van a ser diputados o senadores. Puede imponer a miles de regidores y diputados locales, miles de chambas en el poder judicial federal y en prácticamente todas las dependencias y otro tanto en todos los estados.
Además el PAN, aun derrotado tendría votos amaestrados en las cámaras y por ende, su amo verdadero, Felipe Calderón, tendría derecho de picaporte con el presidente en turno, con lo que podría empujar contratos para sus cómplices, negociar leyes a cambio de tajadas en el presupuesto, y lo mejor para Felipe Calderón es que este confía en que podría hacerlo por muchos, muchos años. En el PAN incluso existen idiotas a modo que lo sostendrían de buena fe.
Eso es lo que persigue el gran simulador, no es la presidencia de la república para su esposa, sino la apropiación del PAN para si mismo, a través de algún testaferro, alguien que reúna el perfil adecuado, primero que sea un leal lacayo a su servicio, y después un pillo irredimible, dispuesto a correr los riesgos por una tajada.
Eso es lo que quiere Felipe Calderón, ser el “Plutarco Elías Calles” del PAN, ser el "Patrón del mal" en el partido fundado por Gómez Morín. La presidencia es pues, una insignificancia, el gran negocio es el PAN.

Por Antonio Limón López.


MENSAJE DEL HONORABLE JOSE CARLOS MAHÍA, PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTE DE URUGUAY AL SENADO DE MÉXICO.


"SENADORES MEXICANOS:

Vengo en nombre del pueblo de Uruguay, en momentos de zozobra para México y para el continente, a traerles un sentido y justo mensaje, debo decir que no he venido en viaje de turismo, ni a satisfacer vanidades personales, sino a cumplir una dura misión, que sin embargo es una exigencia impostergable, tanto de nuestro pueblo, como de nuestro continente.
Este mensaje debo expresarlo con meridiana claridad, tiene a ustedes por destinatarios, y a continuación lo leo:
Senadores mexicanos, no hay palabras mas apropiadas para iniciar que diciéndoles directamente: Ninguna otra nación en América padece el oprobio de un cuerpo colegiado tan indigno como el Senado mexicano, formado por arrastrados, lamesuelas, desvergonzados, presupuestívoros y lacayos sometidos a los partidos mas lacras del mundo entero.
Uruguay y todos los pueblos americanos sentimos vergüenza de compartir el continente con el Senado que de honorable solo tiene el inmerecido adjetivo, un cuerpo formado por cobardes que solo cuidan su chamba y su siguiente período en el mismo senado, en la Cámara de Diputados o en una regiduría, si no hay otra chamba, porque también carecen de dignidad, y su apellido mancillado no merece respeto, ni siquiera sus propias personas.
Este pueblo mexicano es un pueblo mártir que tolera a una estirpe de pillos, de inútiles, de descastados que ofenden y degradan a la institución senatorial que en México tuvo mejores momentos.
Ni México, ni el mundo merecen la indignidad que ustedes encarnan, bola de parásitos.
El pueblo de Uruguay ha dicho."

Publicado por Antonio Limón López.

Seamos amigos en Facebook 

Mr. TRUMP Y Mr. HIDE.

El bondadoso Dr. Jeckyll y el sociopata Mr. Hide convivían en la misma persona como sugiere su creador Robert Louis Stevenson, pero fue la pócima que bebió el generoso médico la que exaltó el lado obscuro y tenebroso de su personalidad, haciendo aflorar a Mr. Hide en cruentas noches de furia. Por fortuna la fórmula se perdió, pero no sus efectos. Ahora sin química alguna, el Mr. Hide interior emerge y el “yo” bueno y malo flotan como icebergs a la deriva prestos a colisionar con quien sea. En este punto es necesario advertir, que este trastorno de la personalidad proverbial entre los políticos latinoamericanos, también ocurre entre los políticos al norte del Río Bravo.
En Estados Unidos los “Mr. Hide” suelen estar mas controlados que en México donde están desatados, pues la violencia institucional es muy persuasiva, y existen miles de clínicas para los psicópatas, a pesar de ello también existen norteamericanos “descontrolados” que un día amanecen viendo al mundo y a las personas como “maravillosas”, y al siguiente andan buscando el botón para dispararles todas las bombas nucleares habidas y por haber.
Así es el presidente Donald Trump, tan estable como un castillo de naipes y tan racional como un pollo a medio freír, eso lo sabemos bien los mexicanos que fuimos su bandera electoral, pues ni a China, ni a ISIS les dedicó más criticas que a nosotros. La razón es que simplemente somos “el rival más débil”, es decir aquel al que se le puede pegar a sabiendas de que no contestará, tristemente los mexicanos en EEUU, como los mexicanos en México somos apolíticos y masoquistas, con siglos de malos gobiernos y peores gobernantes hemos terminado por aceptar los malos tratos y los abusos con naturalidad.
Claramente nosotros también tenemos un trastorno de la personalidad, la de ser muy, pero muy listos y astutos cuando nos plegamos totalmente a Estados Unidos, y la de ser al mismo tiempo muy, pero muy pen... tontos, cuando somos incapaces de influir en la política norteamericana, a pesar de que los México-norteamericanos pudieran ser la minoría electoral mas importante de EEUU, cosa que no ocurre porque tampoco hacemos gran cosa por nosotros aquí mismo, en nuestro propio país. No podemos exigir a los mexicanos en el exterior lo que los mexicanos en el interior tampoco hacemos. Esta personalidad apolítica y acomodaticia, es más lamentable que la de Mr Trump y Mr Hide.

Por Antonio Limón López.

FUERO Y DESAFUERO DE LÓPEZ OBRADOR.


Hace unos días, el Congreso del Estado de Baja California votó en unanimidad por la desaparición del Fuero establecido en la Constitución del Estado, y el mismo Congreso presentó iniciativa ante la Cámara de Diputados a efecto de derogar al Fuero establecido en la Constitución Federal.
No es Baja California el primer estado en derogar al Fuero, ya lo han hecho Jalisco, Veracruz, Querétaro y Campeche ¿Pero es esta reforma favorable a los temas mas urgentes de México, como lo son la Democracia abortada y a la siempre presente Corrupción?
Comprendo que es difícil argumentar en favor del Fuero, sobre todo cuando en general los funcionarios que gozan del fuero, sean electos o designados suelen ser personajes de la picarda y la corrupción mexicana, sin embargo el Fuero no fue concebido para proteger a los pillos, aunque estos formen legión, sino para proteger a los políticos verdaderos que a la sazón, son tan escasos.
Sin rodeos voy a citar un buen ejemplo de político verdadero, que sin el Fuero ahora estaría dedicado a sembrar coles y nabos en su finca; me refiero a Andrés Manuel López Obrador, el político tabasqueño que entre 2004 y 2005 fue sujeto a un Juicio de Procedencia, indispensable para despojarlo del Fuero de que disfrutaba como Jefe del Departamento del Distrito Federal, con el propósito de ponerlo tras las rejas acusado de Desacato a la Suspensión decretada por un Juez de Amparo.
Debo advertir, que este no es el momento para juzgar si el Jefe de Gobierno Andrés Manuel López Obrador, cometió o no el Desacato, sino para analizar la importancia del Fuero, y la importancia del Fuero solo se puede medir por la importancia del político al cual se quería poner fuera del combate político por la vía de la acusación penal. Así de sencillo.
Durante once meses, México dejó de lado cualquier otro asunto, y se concentró en la épica batalla del tabasqueño, no contra los poderes fácticos, sino contra los poderes formales del Estado mexicano, contra el Poder Ejecutivo representado por el Procurador General de la República que fue quien solicitó a la Caámara de Diputados que se iniciara el Juicio de Procedencia, contra el Poder Legislativo en cuyo seno se debió conceder el desafuero, y contra el Poder Judicial, específicamente contra la Suprema Corte de Justicia de la Nación que terminó haciendo el oso, ya que dijo y se desdijo, quedando en el feo papel de mercenaria política.
Todo un tinglado legal, que al menos en las formas aparentaba la pureza de un juicio llevado en la civilizada Suiza, pero el único problema es que era en la Ciudad de México.
Durante esos fatídicos once meses, Andrés
Manuel López Obrador en plena libertad, lanzó todo el Poder fáctico de que disponía para acusar al Presidente Vicente Fox de que esta era una sucia maniobra para impedir que fuera el candidato de la izquierda en 2006, todos los días hábiles los dedicó a dar al menos una conferencia de prensa donde reiteraba su acusación, y esta conferencia de prensa, se transmitía en vivo y diferida por todo el territorio nacional.

Gracias al Fuero y a sus propios y personales poderes fáctico políticos y oratorios, López Obrador desacreditó a tal punto la acusación ante los mexicanos, que a pesar de que la Cámara de Diputados aprobó el desafuero y Andrés Manuel debió salir de la Jefatura de Gobierno, esto fue solo cosa de unos cuantos días, pues Vicente Fox no soportó la presión nacional e internacional y anunció que la acusación se volvería a analizar por el nuevo Procurador Cabeza de Vaca, ya que Macedo de la Concha renunció a su puesto.
Sin el Fuero, López Obrador habría sido aprehendido a de regreso a casa, le habrían dado “sabadazo” y la historia sería diferente.
Gracias al Fuero, Andrés López Obrador ha sido el actor político mas constante en México, desde 2004 y seguramente será....

Por Antonio Limón López.

LOS CALDERONES, AMLO, Y YO

El 28 de enero del 2012 publiqué el Himno al PRI autoría del joven Andrés Manuel López Obrador. Ese mismo año la candidata Josefina Vázquez Mota, lo mencionó en un debate con el tabasqueño que negó contundentemente, también negó ese día haber militado en el PRI, de esto se desdijo posteriormente, como con el caso de José Luís Abarca que primero negó conocerlo y después tuvo que reconocerlo ante las fotografías.
Nada de malo tendría que hubiera militado en el PRI, pues para él no existía en su tiempo ninguna otra opción. Pero lo negó.
Al tiempo se dijo que el autor de este himno sería ni más ni menos que el gran poeta Alberto Zentella, a la sazón partidario y amigo de López Obrador, incluso en 2015 registró como de su autoría dicho himno para liberar de esa culpa a Andrés Manuel López Obrador.
Sin embargo no es cierto que Zentella haya sido el autor de ese "himno", pues en primer lugar, Zentella es el mas notable poeta mexicano vivo, y para cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad estética, literaria y mediano gusto poético, el himno al PRI, es un vil bodrio, una sumatoria de lugares comunes, es la obra notoria de un joven apasionado pero sin talento literario alguno.
Alberto Zentella es capaz de extraer de los lugares comunes poesía excelsa, es por otra parte en lo personal un hombre de temperamento atento y cordial, una persona amable, que sin duda puede sentir pasiones, pero que las expresa sin obviedad, con gracia y con talento. Ni en sueños Zentella pudo escribir un "poema" tal malo, tan obvio, tan pobre como el lamentable himno, que es vergüenza  de las letras mexicanas.
Por el contrario, Andrés Manuel López Obrador es un político de temperamento apasionado, irrefrenable, exaltado por conflictos, batallas y revanchas políticas que vive y padece intensamente, exactamente como el temperamento del autor del Himno al PRI, y es inocultable la abundancia de lugares comunes de la patriotería mexicana de los años sesenta y setentas, ese lastre es notorio en cada estrofa y en el coro.
En México solo existe un Himno al PRI, escrito por alguien de psique exactamente igual que la de Andrés Manuel López Obrador, y solo existe un Alberto Zentella que es incapaz de escribir ese asco de himno, a pesar de que lo registró como propio en 2015. Zentella lo hizo por lealtad a su amigo, ya que pensó que con eso se liberaría de su penosa autoría a Andrés Manuel López Obrador.
Admiro el talento de Zentella, pero también el de otros que cultivan el genero de las artes plásticas, y me refiero al monero Francisco "Paco" Calderón, cuyos dibujos y geniales trazos cautivan al más exigente, sin embargo sus textos son por regla general, lambiscones o colaboracionistas con los gobierno pillos que medran en este país.
Cierto día de febrero admiraba uno de ellos, y me decía cuánto talento para el dibujo y que poca o nula perspicacia al leer sus textos de labisconería vil a Felipe Calderón.
Es imposible intercambiar ideas con un monero, pues el goza del Don divino del genio gráfico, no es algo que yo haya descubierto, pues Sócrates se sorprendía del genio de los artistas y de su imbecilidad. Así que decidí en bien de la justicia en México, cambiar los lamentables argumentos, y así lo hice:

Creo que con estos nuevos textos, redimo al lambiscón de Paco Calderón ante la historia, pero sobre todo ante los mexicanos. 
Todo parecía tranquilo, pero de la noche a la mañana, el dia 20 de febrero pasado, el inefable Felipe Calderón publicó en su cuenta de twitter el siguiente mensaje:


El tuit de Felipe Calderón salió publicado en todos los diarios y encendió el debate sobre la autoría del himno infausto, pero Felipe Calderón no me dio mi debido crédito, incluso modificó mi tuit agregando el logo del PRI y el año 1983. En mi caso, hice sabedor a Paco Calderón de mi edición de sus textos de vergüenza y de sus  excelsos monos, y el himno lleva mas de 15 mil visitas, también se lo envíe a @lopezObrador_

Por Antonio Limón López








LA MENTIRA DE ENRIQUE KRAUZE SOBRE 1847.

Enrique Krauze escribió el 12 de febrero, al concluir la “Marcha por la Unidad Nacional” su artículo “La Desunión Nacional”, inspirado en la pobre convocatoria de esa marcha que posiblemente reuniría a escasos cinco mil personas, aunque dicen algunos de los organizadores que llegó a 20 mil asistentes, esto sin descontar policías y periodistas. En todo caso resultó un fracaso, pues la Ciudad de México suele celebrar manifestaciones políticas de 2 millones de personas.
El artículo de Enrique Krauze parte del argumento falso: de que la "desunión" de facciones políticas en 1847 evitó que México no tuviera capacidad para defenderse de la invasión militar de Estados Unidos, y que en ese año se apoderó de todo México. Para Krauze esa "desunión" de 1847 es la misma que le impide a México defenderse hoy, en 2017, de Estados Unidos. 
La comparación krauziana incluso agrega datos históricos sobre la discordia entre las facciones políticas del México de 1847, pero el razonamiento de Krauze es falso, y por lo tanto desorientador. Hay enormes diferencias entre el México de hoy y el de 1847, y entre el Estados Unidos de hoy y el de aquel año. Y para información del intelectual mexicano no estamos en guerra con nadie y menos con Estados Unidos. En cambio existen similitudes graves que Krauze omite mencionar.
Enrique Krauze de manera absurda compara a México sujeto a una invasión que ya llevaba un año, (se había iniciado en 1846) sin contar la previa separación de Texas, con nuestra situación actual que no es de guerra. Además supone que el éxito militar de EEUU sobre las armas mexicanas estribó en que el pueblo de Estados Unidos estaba unido contra México, lo cual no es cierto, Ulyses S. Grant héroe yanki de esa guerra, la consideraba la "más injusta" pero eso no importaba, lo que importaba era que el pueblo norteamericano confiara en su gobierno, lo que importaba era el profesionalismo del Ejército norteamericano, y la eficacia y capacidad de su industria militar, la que lo proveyó de insumos como buques, armas, medicamentos, ropa y alimentos, así como de ingenieros, médicos, capellanes. 
En México nada podía el pueblo contra el ejército invasor, pues era el ejército mexicano a quien correspondía organizar la defensa y que terminó, salvo algunos actos de gran sacrificio y heroísmo real, siendo un fracaso. La diferencia entre los ejércitos combatientes era inmensa, el ejército norteamericano estaba formado por profesionales, bien armados y que acataban órdenes sin incurrir en sedición, todo lo contrario del ejército mexicano cuyos mandos superiores eran vedettes políticas, México carecía de una industria militar respetable, pues el gobierno mexicano no honraba sus compromisos con ningún proveedor, excepto los que eran parte de la corrupción, y los generales mexicanos fueron sediciosos para no exponer su fama de triunfadores, desacataron instrucciones por cobardía, por insubordinación, por ineptitud y también por ausencia de insumos bélicos.

En contraste el pueblo de México se ofrendó en cuanta ocasión hubo, como lo haría el mexicano de hoy en día, pero el pueblo de México era y es un pueblo desarmado, desarmado para que sea incapaz de enfrentarse al corrupto gobierno mexicano. No obstante, ya que capituló la Ciudad de México, los capitalinos hicieron su propia rebelión con las únicas armas con que contaban: cuchillos y machetes y piedras contra el invasor.
Lo que no compara Enrique Krauze es que el México de hoy y el de 1847, son iguales, ambos corruptos, ambos pandilleros, ambos ladrones, ambos facciosos, ambos indignos de confianza, por eso nadie fue a esa marcha convocada por los socios del gobierno.
Otra diferencia grande es que los norteamericanos hicieron la crónica de la guerra con los hechos, y no con fantasías heroicas, como las del historiador Enrique Krauze, que entreteje cuentos chinos y hechos verdaderos, dando como resultado esa versión de nuestra historia, que es en el mejor de los casos ficción patriótica o en el peor, la misma farsa que se repite año tras año.
Es falso decir que quienes se opusieran a la "Marcha por la Unidad Nacional" fueran traidores, des unionistas, separatistas o de izquierda, tampoco es cierto que estemos en guerra con EEUU, y no es con artículos como los de Krauze, que la corrupción se va a terminar en México, y tampoco convertirán a nuestros gobiernos en democráticos, eficientes, honestos y justicieros, así que seguiremos siendo presa fácil de cualquiera y mal ejemplo mundial.....
A menos que cambiemos todo ese México de mentiras por un México de verdades.


Por Antonio Limón López.


LA UNIDAD NACIONAL SIEMPRE ES SUCIA.

No existe época o nación en el mundo en que la “Unidad Nacional” implique libertad o respeto a la singularidad, siempre que se ha utilizado ese concepto es precisamente para avasallar a la nación, a la sociedad, a cada uno de sus individuos para servir a un propósito práctico, sea este una guerra o para aplaudir a un político astuto.
La “Unidad” fue invocada aún antes de que la idea de Nación existiera, y a quienes en cualquier tiempo o geografía la han desdeñado o se han opuesto a ella, han sufrido graves consecuencias, cito a una de sus víctimas más celebres, Sócrates, cuya búsqueda de la verdad, y el uso de su método de conocer, la Mayéutica, exhibía a los farsantes y a los políticos. Sócrates ponía en duda todas las creencias y todos los dogmas y virtudes de Atenas, por lo que consideraron que atentaba contra los dioses, que introducía otros nuevos y que corrompía en consecuencia a la juventud, ya que con sus enseñanzas los jóvenes dudaban de todo, incluso de la cruenta guerra que Atenas sostenía contra Esparta. Por esa traición a la “unidad” de los atenienses, por ese contravenir a la inmensa mayoría de los atenienses.. fue condenado a muerte.
La “unión” de los reinos de Aragón y Castilla implicó la expulsión de musulmanes y judíos en el proceso español, el "Destino Manifiesto" de nuestros vecinos fue otra variante de un mito indeclinable contra los territorios de México, y así ad infinitum, hasta las atrocidades del nacionalismo socialista de los Nazis, que justificaba cualquier crimen, según su profeta Adolfo Hitler.
México es uno de esos países donde el culto a la ignorancia permea desde la presidencia, desde todas sus cámaras, y ahora también desde la rectoría de la UNAM, para cultivar nuestra forma de segregación denominada "Unidad Nacional". Díaz Ordaz apelaba a la unidad de los mexicanos contra las fuerzas externas que manipulaban a los estudiantes del 68; López Portillo lloraba pidiendo perdón porque “ya nos saquearon, no nos volverán a saquear” y reclamaba la unidad nacional para combatir a esos saqueadores irredimibles; Salinas de Gortari alzaba la espada del “Nacionalismo Revolucionario”, y claro que los gobernadores rateros mexicanos también exigen la "unidad", cuando el filo de sus uñas no puede ocultarse.
La palabra “unidad” es en México la favorita de nuestros “Bad hombres” de la política y del saqueo al Erario. La usan los dirigentes de los partidos políticos para exigir sumisión cuando imponen a dedazos a sus lacayos. Es una palabra asquerosa, repugnante y por ello me indigna la marcha por la “Unidad Nacional" contra quien sea o contra lo que sea, es obvio que esa es otra manipulación de la verdad y el sentimiento patrio capitalizado unos vivillos, que sacan utilidades con el momento histórico, y que señalan despectivamente a quienes abominamos de esa unidad artificial impuesta, en este caso por Televisa, por los empleados del gobierno federal y por increíble que parezca por algunos rectores universitarios, lo cual es un atentado contra la naturaleza de las universidades, cobijo de ideas y saberes; por lo tanto protectoras de las minorías excluidas de toda “unidad nacional”. En pleno siglo XXI el rector de la UNAM, descaradamente y sin réplica alguna, adhirió a la UNAM de hoy, a la marcha oficialista, que no es otra cosa más que otra gran farsa.
Televisa obligó además a todos sus intelectuales orgánicos y adherentes a participar en este circo mediático, donde desfilarán Denise Dresser, Emilio Álvarez Longoria (mejor conocido por su nombre nobiliario Emilio Álvarez Icaza) Leo Zuckermann, Jorge Castañeda, Héctor Aguilar Camín, Enrique Krauze, Joaquín López Dóriga y directores obsequiosos de nuestros diarios nacionales. Carmen Aristegui no ha resuelto si se va a presentarse, ya que existe esa posibilidad pues es muy amiga de Denise Dresser, la que llevará a sus alumnos encamisetados como chamacos de Kinder.
Sinceramente, en todo tiempo y lugar la "unidad nacional" es improbable o imposible, porque atenta contra la singularidad extraordinaria de cada persona, contra su esencia ética, intelectual, y social de cada uno, y porque siempre es una unidad forzada por la humillante amenaza de traición. Es intolerable que los convocantes de esta marcha por la "unidad nacional", y que precisamente, no casualmente, son los cómplices y beneficiarios de la corrupción pública imperante en México, ahora sugieran que quienes no asistan a ella, o no la aplaudan, sean o seamos los traidores a nuestra nación.     

Por Antonio Limón López

DONALD TRUMP ES EL FIDEL CASTRO DE EEUU.

Desde luego que entre ambos personajes existen grandes diferencias y distancias, desde la apariencia física, el idioma, la circunstancia histórica, la temática, el gusto por decirse de izquierda o de derecha, y en este punto debo fijar el consabido “entre otras muchas”. Pero al mismo tiempo existen entre ambos coincidencias profundas y no solo simples paralelismos; cabe decir que si el señor del extraño peinado no fuera presidente del país más poderoso de la tierra, a nadie le interesaría, pero como lo es, debe el mundo comprender el motor que lo impulsa y luego... al tiempo, breve por supuesto, exigirle la licencia de conducir y bajarlo del auto.
En esta ocasión fijaré tres coincidencias. La primera consiste en que ambos inventaron a un enemigo exterior, en el caso de Fidel Castro Ruz fue Estados Unidos, y en el caso de Donald John Trump es México, ambos alertaron y alertan a sus pueblos sobre los siniestros propósitos de ese cruel enemigo exterior, que pretende apropiarse de su riqueza, empobrecerlos, arrancarles su patrimonio, sus nuevas casas, sus autos sesenteros (argumento fidelista) o sus trabajos (argumento trumpiano), tomar a sus mujeres (aunque sea por las buenas pero con engañosas promesas), imponer un imperialismo, el “Imperialismo yanki” gritaba el barbón del puro aventando pedazos de anginas, o el imperialismo de México en Estados Unidos, que se apropia del Partido Demócrata, que toma las calles, que exhibe en todo lo alto orgullosas y desafiantes banderas mexicanas, que toma las escuelas, los escasos trabajos mapeando pisos y lavando platos, que habla español en plena calle, que come enchiladas y tacos de carne de res asada, en lugar hamburguesas de ..... "quien sabe qué".
La segunda coincidencia consiste en provocar un estado no de temor racional, sino de miedo irracional. Fidel Castro armó a los cubanos azuzándolos ante el invasor, aunque esto solo lo hiciera en determinados momentos -no fuera a ser que luego las utilizaran contra su pellejo- pero con eso bastaba, para que los cubanos sintieran que estaban en guerra contra el imperialismo, y durante los años en que la Revolución Cubana estuvo en alianza con la URSS, el asunto era como para tomarse en serio, recordemos la instalación de misiles nucleares en la isla, pero incluso cuando Mikhail Sergeyevich Gorbachev puso punto final a esa alianza, Fidel Castro renovó la amenaza militar de Estados Unidos y el capitalismo. Cualquiera que haya visitado al paraíso turístico que es Cuba, habrá observado el terror en los cubanos ante su "policía" local, y el poco marxista aprecio de la élite cubana por el dólar. Pues adivine, guardando las proporciones, Donald Trump hace lo mismo.
Para Trump, México, China, los musulmanes y los países árabes -aunque unos más y otros menos- son "amenazas" contra la integridad de América, claro que el "malo" favorito del magnate es México, el cual dice que perversamente amenaza a la primer potencia mundial con sus narcotraficantes, con sus "violadores" insaciables de mujeres blancas, con sus armas de fuego "Made in USA", con sus abominables maquiladoras y con sus pobres, que son el 60% de su población.
Y por último, la tercera coincidencia entre nuestros personajes, y que es su secreto mejor guardado, es el desprecio absoluto a la “Economía”. Ambos (Fidel y Donald) en apariencia están guiados por propósitos económicos, por fines de ese tipo, ambos hablan de mejores condiciones para los obreros y agricultores o campesinos, de más trabajos en la industria, hablan de exportaciones, de mercados, y prometen un futuro mejor, donde todos tengan trabajo bien remunerado, donde sus respectivos países superen a sus adversarios en todos los campos de la economía, pero en realidad a ambos les importa un bledo la economía, por eso Trump ignora a los expertos mexicanos (o europeos) en esa especialidad, por eso Castro Ruz dejó que Cuba se hundiera en la miseria después del abandono soviético. En algún momento Cuba sin ningún beneficio económico, llevó a su ejército a combatir en África.
Lo que realmente le importaba a Fidel Castro y le importa a Donald J. Trump es la política, es el Poder, ambos comparten en la historia esa misma fijación, y lo hacen frente a un mundo donde todos los jefes de Estado son economistas y ciegos. Por eso la estrategia de México es simplemente idiota, es idiota seguir insistiendo ante el magnate hotelero en las buenas razones económicas para conservar el TLC, o para no construir el Muro, pues tanto el TLC, como el Muro son prioridades estratégicas en la política de Donald Trump. A diferencia de Cuba, por fortuna Estados Unidos no va a seguir ciegamente a su líder, pues ni es su único payaso, ni es una isla, ni son tan tontos los norteamericanos. Las amenazas contra México dejarán de tener éxito cuando los norteamericanos se enfaden del amo de las acciones ejecutivas y sean conscientes de que están enredados por una mala política, la que jamás haría grande a Estados Unidos, ni a ningún país en este siglo.
A fin de cuentas el miedo a un enemigo interior, a un enemigo que ya traspasó la propia frontera, o a un enemigo exterior, que además es el vecino, son solo estrategias de dominación en su propio perjuicio, Fidel Castro fue un amo cruel e implacable, pero Donald Trump es un simple predicador del neronismo. Sí Cuba no se rebeló fue porque fue bien engañada y ahora no se rebela porque no tiene ninguna opción, en cambio Estados Unidos, si tiene opciones, pero por el momento padece bajo una seducción narcisista, la que no durará mucho.

Por Antonio Limón López.


KIKO VEGA NO SE DOBLA, SE RAJA.


A principios de enero todo México reaccionó indignado, la razón fue el “Gasolinazo” y la displicencia con la que el Presidente Enrique Peña Nieto anunció la medida, ya que la presentó como un asunto secundario al nombramiento de Luís Videgaray como Secretario de Relaciones Exteriores, no se imaginó el presidente el nivel del enojo de los mexicanos ante su superficialidad, y después la indignación se desbordó ante aquel oprobioso discurso del y “¿Usted que habría hecho?.
Los mexicanos ya están hartos de la ratería en el gobierno, a través de los partidos políticos, de los concesionarios de servicios y bienes públicos, hartos del derroche faustoso de los políticos mexicanos, de lo voraz de los empresarios mexicanos adictos al gobierno, a los contratistas de obra pública, a los proveedores rateros de los gobiernos, y no quieren seguir mantenimiento a cuerpos colegiados de pillos, sea la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Senado, la Cámara de Diputados, los Cabildos, los medios de comunicación, las grandes televisoras, los diarios nacionales, los bancos, y tampoco a los especuladores de nuestra moneda. Hemos soportado todo y ellos han hecho de todo para humillarnos y robarnos, porque para ellos todos está permitido y no existe limite.
Pero en Baja California sucedió algo adicional, el Gobernador Francisco Vega de la Madrid presentó en el Congreso de Baja California (en que su grupo tiene mayoría absoluta), una nueva Ley del Agua, que fue aprobada en tiempo “record”, y que fue sometida al Pleno en ausencia de los restantes diputados, cosa que ocurrió a media noche. 
Esto cuando se supo, se sumó a la indignación acumulada por el “Gasolinazo” y se catapultó cuando se conoció que la nueva ley establecía en ella tarifas de asalto en despoblado, y otorgaba al organismo la facultad de privatizar prácticamente cualquier área de ese servicio público.
La indignación fue mayúscula al ser reconocido el gusto incontrolable del gobernador por los bienes públicos en su proceso a convertirse en sus negocios personales, y por las filtraciones de malos manejos en las comisiones estatales de servicios públicos, donde se realizan licitaciones dirigidas en favor de empresarios testaferros del gobernador, como lo son los hermanos Fernando y Castulo Beltrán Rendón, ambos con un historial en los negocios con el Gobernador Kiko Vega, desde el primer año en que se recolectaron mas de ciento veinte millones de pesos para el hospital CRIT de Tijuana.
Los Beltrán Leyva son piezas claves e indispensables para ganar cualquier licitación en los organismo del agua en el Estado, de manera que en prácticamente todas las licitaciones de mas de dos o tres millones de pesos, intervienen para llevarse una tajada compartida con "la superioridad".
Además uno de los regidores del nuevo ayuntamiento panista de Tijuana, Luis Torres Santillán de 37 años, se encuentra siendo procesado en San Diego California, por Lavado de dinero, pues durante la campaña compró millones dólares en compañía de otros panistas tijuanenses, que depositó en cuentas a su nombre, sin que pueda justificar la fuente de esas enormes sumas. 
Ahora sabemos que Luís Torres es amigo, socio y apoderado legal de Fernando Beltrán Rendón, compadre del Gobernador Vega, y camarada político del alcalde Juan Manuel Gastelúm. 
Lo anterior aunado a que el gobierno del Estado orquestó una amplia campaña contra la directora del Semanario Zeta, la respetada periodista Adela Navarro Bello, y contra periodistas de la talla de Dora Elena Cortes y Antonio Heras a quien incluso le armaron en la procuraduría de justicia estatal una oprobiosa acusación penal. Todo esto urdido por el funcionario del área de comunicación Jorge Alberto Cornejo Manzo, quien ante la indignación y los señalamientos, fue obligado a renunciar.
Debo decir, que desde 1989 el Semanario Zeta adoptó una postura de apoyo a los gobiernos panistas, practicamente renunció a su liderazgo político, en aras de darle una oportunidad a los gobiernos supuestamente democráticos que sin embargo, probaron ser una cueva de ladrones, incluso Eugenio Elorduy para proteger a una empresa extranjera, Sempra, en un litigio, expropió miles de hectáreas que fueron indemnizadas con miles de millones de pesos, y que les fueron restituidas a los expropiados no obstante el multimillonario despilfarro.
Sin embargo, nadie se atrevió a hostilizar al Zeta, hasta que llegó Kiko Vega, y con osadía sin par, acosó a los medios, utilizó intermediarios para lavar dinero en su favor, convirtió los organismos del agua en maquinas de hacer dinero para sus fines personales, apropiándose de todas las licitaciones, y finalmente ante las criticas inevitables, optó por tomar revancha bandolera.
Así, la indignación nacional se multiplicó a la enésima potencia en este Estado, ante un periodismo herido, pero honesto que presentó hechos para que la sociedad juzgara, y así Baja California se convirtió en el mismo volcán de 1989, pero ahora los malos son los panistas, las lacras eran y son azules.
Esto no conmovió a Kiko, que seguía insistiendo en su negocio del agua, con empresarios testaferros para apoderarse de una vez para siempre de esos organismos. Sin embargo, las acciones crecientes de la sociedad, en actos de oposición y dignidad, resultaron insoportables para el gobierno federal, que intervino y amenazó a Kiko con auditar cada centavo que le fue proporcionado, y cada licitación pública con ese dinero, y entonces Kiko Vega se derrumbó, se le fue el valor al suelo y presentó a regañadientes una iniciativa para revocar su entuerto.
Es una tristeza que el PAN termine como una partida criminal en el Estado que se abrió a él desde los años sesenta, que llevó al primer gobernador de oposición y que despertó tanta esperanza, y ahora tanta desilusión e indignación. Tantos perseguidos, tanta injusticia soportada, para terminar siendo exactamente aquello contra lo que otros lucharon, y que por fortuna no vieron la estulticia azul en Baja California, .... afortunados ellos.

Por Antonio Limón López
Seamos amigos en Facebook 
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.