Bienvenido. Eres el visitante No.

COLOSIO, EL HEROE IMAGINARIO


Recuerdo perfectamente ese 23 de marzo de 1994, en que Luis Donaldo Colosio fue herido en la colonia Lomas Taurinas de Tijuana y, una hora después, declarado muerto en el Hospital General. Yo estaba en Tijuana y ahora lo puedo decir sin ningún riesgo. Durante varios años, confesar en la ciudad de México que uno estaba en Tijuana el día del magnicidio, era como sacar un boleto de viaje a las mazmorras de la PGR.
En realidad nada tiene de sorprendente que estuviera en Tijuana, pues en Tijuana vivo y desde mucho antes del homicidio del sonorense. Estábamos mi padre y mi hermano Jacobo en el restaurante “Denny’s” de la Avenida Revolución. Recuerdo que el Lic. Antonio Limón Hernández, nuestro padre, nos explicaba el diagnóstico médico sobre un tumor que recién se le había localizado en el esófago, hablaba con esa forma forense de exponer un problema y de enunciar sus probables consecuencias, además tenía un pronóstico: Si la cirugía resultaba exitosa --sería en un par de días-- viviría unos 4 años más, y en este caso no ocurrió el milagro que hubiéramos querido, él murió la madrugada del 25 de diciembre de 1998.
La noticia era un trago amargo, no sabíamos que decir, yo estaba pasmado, pero mi hermano Jacobo, como médico y ya para entonces muy experimentado, tenía una mirada de amistosa resignación al escuchar a su padre.  En eso, algunos de los parroquianos se pararon para aproximarse a un televisor, la noticia era que hacía unos momentos Luís Donaldo Colosio había recibido uno o dos disparos, era entonces el candidato del PRI a la presidencia de la república.
Cada uno con su pena, pero a partir de ese momento el tema obligado en Tijuana, fue el atentado contra el seguro próximo presidente de México ¿Quién habría sido el autor de tan terrible crimen? ¿Cómo pudo ocurrir? ¿Y los guardias del Estado Mayor? ¿Cuántas personas más habrían muerto? ¿Cuántos estarían detenidos?  El pueblo se volcó al Hospital General de Tijuana, los médicos, de base y los residentes, las enfermeras de pronto se vieron envueltos en una batalla por los pasillos, el cuerpo fue llevado en una camilla, su rostro estaba destrozado, gotas de sangre caían por el trayecto.
Los políticos vistiendo sus trajes, sacaban credenciales con sellos gubernamentales, y hacían ostentación de todo el poder posible para acercarse al quirófano, donde la doctora Patricia Aubanel hacía infructuosos esfuerzos por salvar al todavía candidato presidencial. A las 18:55 de ese mismo día, la doctora declaró muerto al candidato presidencial. Desde que Colosio llegó al hospital, sobre la escalera de acceso peatonal, el pueblo llano improvisó un altar, cientos de veladoras, cruces, imágenes de la Virgen de Guadalupe y del candidato se colocaron con ferviente adoración, los padres nuestros y los rosarios se multiplicaban, para el pueblo Colosio se convirtió en santo. La noticia corrió como reguero de pólvora, pues la doctora enfrentó a las cámaras y en vivo se transmitió a la profesional leyendo un breve texto, en el cual dio a conocer la hora y causa de muerte de quien en vida llevó el nombre de Luís Donaldo Colosio Murrieta.   
En corto, algunos políticos interrogaban a los restantes médicos que salían del quirófano: “¿Dígame la verdad, se podía salvar?”, ¿Cree que se hizo medicamente lo correcto? La respuesta fue inequívoca, nada había que hacer, llegó con muerte cerebral, y sus funciones vitales estaban gravemente comprometidas. Como a la una de la mañana salió el cuerpo de Luís Donaldo, lo subieron a una carroza rumbo al aeropuerto, que fue guiada por el servicial Othón Cortez, que después estaría año y medio injustamente en prisión.
Para la primera hora del 24 de marzo todos los mexicanos, todos los bajacalifornianos y en particular todos los posibles testigos del magnicidio, habían visto al menos veinte veces el vídeo que se transmitía por televisión una y otra vez. Todos consideraban que aquello era un complot, y todo mundo quería venganza.
Para el 23 de marzo Colosio parecía haber sorteado todos los problemas convencionales a la designación presidencial, apenas el día anterior Manuel Camacho Solís se comunicó para apoyar su candidatura, nada enturbiaba el sendero de su camino a Los Pinos. Muy próximo a él estaba el General Brigadier Domiro García Reyes, con quien tenía una gran amistad y era su hombre de confianza, durante el atentado, el pobre general quedó rebasado por su edad y enfermedad, padecía gota y caminaba penosamente entre la multitud, la “vox populi” le impuso el sobrenombre de “Nomiro” por aquello de que no vio nada de nada.
Quién estuvo muy próximo al candidato en todo momento fue Othón Cortez, contratado como chófer y ayudante del candidato, quien puntualmente lo recogió en el aeropuerto y lo llevó a su cita a Lomas Taurinas, Colosio le puso el sobrenombre de “Oaxaquita”. Othón estaba feliz, era la cúspide de su carrera de cargachamarras, así que se pegó al candidato como una lapa, dispuesto a servirlo y hacerse presente, se imaginaba con un puestazo entre las avanzadas presidenciales, la caprichosa fortuna por fin le correspondería por sus innumerables esfuerzos.
Eran las 17 horas con 12 minutos, cuando de la nada surgió una mano portando un arma de fuego que se colocó sobre la cien del candidato, dice Othón que escuchó apenas “dos cohetitos, cuaz, cuaz”  y al voltear vio en el suelo, ensangrentado, al candidato presidencial, la mirada vidriosa.
Todo mundo estaba sorprendido, en el lugar fue apresado Mario Aburto, quien nunca negó su autoría criminal, después se encontraron en su domicilio un cuaderno donde imaginaba como un mártir que acabaría con el corrupto PRI. Aburto cuyo apellido fue utilizado para asustar y ofender: “¿Qué aburto se robó a mi gato?” “¡Eres un aburto!”, se comportó como si hubiera realizado un acto patriótico y no un asesinato a sangre fría. Aburto llegó anónimamente, traía su arma con él, una Taurus 38, se confundió con los priistas que celebraban a su candidato, se aproximó, desenfundó y disparó, una y dos veces. Eran las 17:12 horas y se escuchaban, a todo pulmón, los aires de “La Culebra”, faltaban menos de cuatro meses para la elección.
El primer fiscal especial del caso Colosio, Miguel Montes, inició declarando que el asesinato era fruto de una “acción concertada”, el vídeo se transformó en una danza donde todos los que en él aparecían eran colaboradores del asesinato, unos bloquearon a Domiro, otro se tiró un clavado al suelo para detener el paso del candidato, otro le abrió el paso a Mario Aburto, otro distrajo al candidato, todos bailaban una danza mortal cuidadosamente orquestada donde cada segundo implicaba un paso calculado milimétricamente y que en conjunto, eran la prueba plena de una conjura de altos vuelos, escenificada a la perfección.
Este baile digno de una película de Roman Polansky, terminó por caer en el descrédito, los fiscales lo siguieron paso a paso y se encontraron razones ordinarias, el primer fiscal se convenció que la acción concertada nunca existió, concluyó que Mario Aburto era un asesino solitario. De inmediato se nombró a Olga Islas, que se concentró en la causa penal contra Mario Aburto y nada más, pero en las calles el griterío continuaba exigiendo justicia, exigiendo que cayeran los autores intelectuales del complot contra Colosio, así que el procurador papanatas --que no panistas-- Antonio Lozano Gracia nombró fiscal especial al loco peligroso de Pablo Chapa Bezanilla, que interpretando el sentir popular se dio a la tarea de inventar una conjura y detener a los conjurados
En la conjura de Chapa Bezanilla los conjurados resultaron ser puros priistas jodidos, mal alimentados, peor educados, apenas letrados, sin conectas con nadie, los grandes conjurados eran una partida de expósitos sociales, el propio Othón Cortez que terminó diabético y que vive como velador del municipio, Tranquilino Sánchez a quien le inventaron relaciones que nunca tuvo, como la de entrevistarse con Mario Aburto antes del homicidio, según el decir de una supuesta novia de Aburto. Vicente Mayoral murió en 2012 de un coma diabético, murió en la miseria. Tranquilino Sánchez Venegas vive en un despeñadero de Tijuana, en condiciones de absoluta precariedad. Rodolfo Mayoral, hijo de Vicente es un desempleado y un apestado social, en cuanto lo relacionan con Colosio, lo despiden, hasta de las maquiladoras.
Cuando interrogaron a Othón Cortez sobre el preciso complot, bailado al ritmo de La Culebra, solo atinó a decir: "Para el complot se ocupa gente inteligente, no a un pobre diablo como yo, o a los Mayoral".  Othón estuvo año y medio en la cárcel, Tranquilino Sánchez y los Mayoral, padre e hijo, estuvieron un año.
Cuando Chapa Bezanilla renunció y salió huyendo del país por su hábito de sembrar evidencias falsas, todo el castillo de naipes del complot se desplomó. A pesar de todo, la conjura sigue siendo la explicación favorita de los mexicanos, que aún creen en su infinita mayoría que Mario Aburto fue un engranaje insignificante de una conjura perfecta o incluso que este Mario Aburto es el chivo expiatorio de otro verdadero, que oportunamente fue asesinado poco después del asesinato de Colosio.
La justificación para planear y ejecutar este audaz y exacto complot de decenas de persona, consiste en decir que Luís Donaldo Colosio expresó en un famoso discurso, frases acusatorias muy graves contra Carlos Salinas de Gortari.
En lo personal considero a Luís Donaldo Colosio como a una persona asesinada por en desquiciado mental, la víctima de un psicópata, alguien que nunca debió morir o que fue asesinado sin ninguna lógica. En cuanto al discurso de Colosio lo considero un discurso vulgar de los priistas en campaña, una denuncia intrascendente de lo mismo que todos denuncian. Como político fue disciplinado, dirigente del PRI, Senador electo a dedazo, amigo de Salinas y su favorito, en cuanto al otro sospechoso Ernesto Zedillo hay que decir que este se sacó el premio mayor ya que renunció para unirse a la campaña de Colosio... en busca de una chamba.
A veinte años de la trágica muerte de Colosio, se reviven en México los recuerdos de lo que eramos y de lo que aún somos, un pueblo descreído, desconfiado, dado a la fantasía, que atribuye heroísmos inexistentes, y que transforma a  personajes ordinarios en renegados de excepción. Luís Donaldo Colosio vivió una vida fructífera de político convencional a la manera del PRI, cultivó la amistad del presidente y se supo ganar su amistad, nunca la traicionó y murió por el desvarío de un joven trastornado. En este México sin héroes, lo imaginamos como lo que nunca quiso ser y nunca fue, un adversario del sistema por el que siempre lucho o un adversario de su amigo, maestro, camarada y benefactor, Carlos Salinas de Gortari. No hemos cambiado en nada, estamos en 2015, como lo estábamos en aquella aciaga tarde y noche de 1994, desconcertados, indignados y como siempre imaginando, fantaseando, soñando.

LA BATALLA POR EL PAN


Ernesto Cordero es la punta de lanza del calderonismo. Para algunos esto suena a dislate, pues alegan que el “calderonismo” no existe, pero existe y Ernesto Cordero es la prueba en carne y hueso de su existencia. Cordero es lo que es por Felipe Calderón. Cordero no era nadie antes de diciembre del 2006 en que Felipe Calderón lo hizo secretario de su gabinete y a la usanza priista, en ese momento se convirtió en uno de sus “tapados”. Por cierto, el método no lo inventó Felipe Calderón, fue inventado por Lázaro Cárdenas.
Pero Ernesto Cordero no es candidato a la presidencia de la república, pues esa candidatura la perdió el calderonismo frente a Josefina Vázquez Mota en 2012, y tampoco el PAN está en el poder, pues lo perdió por la pésima gestión política de Felipe Calderón. En 2012, el PAN, fue sacado a votos de Los Pinos, reinstaurándose el priismo no solo con un presidente priista, sino con todos los hábitos priistas.
Conforme a las leyes no escritas del PRI, Felipe Calderón como ex presidente no puede opinar nada sobre el actual presidente, salvo elogiarlo. No puede combatir al PRI, no puede intervenir en la política activa de México, por ello se encuentra expatriado. Pero por medio de sus fieles sigue luchando para recuperar  al único botín a su alcance... el PAN.
Ernesto Cordero es el candidato de Felipe Calderón a presidente del CEN del PAN. Un puesto que a dedazo limpio y sin esfuerzo alguno, Felipe calderón concedió a Germán Martínez en diciembre del 2007 y a César Nava en el 2009. Dos de sus “niños” que por cierto, mal, muy mal, dirigieron al PAN, pues lo deformaron y lo degradaron al poner fin a su espléndida democracia interna y convertirlo en una pandilla.
Ahora Calderón está en desventaja, solo dispone del dinero de las comisiones que presiden los senadores calderonistas. Oceanografía no puede ayudarlo. El escenario es difícil, Ernesto Cordero debe vencer a la maquinaria oficial del PAN, que ahora esta en manos de su enemigo Gustavo Madero. Un enemigo que en el pasado fue su aliado.
En esta lucha no existe un David, ni un Goliat, pues tanto Madero como Cordero son personajes funestos para el PAN, ninguno está en la batalla por idealismo, ni por la democracia, ni por patriotismo, sino solo por los bastardos intereses de pandilla. Cada uno tiene su propia pandilla.
En 2010, Gustavo Madero sorprendió a Felipe Calderón al ganarle la elección interna del PAN, lo que sin duda fue la mayor derrota para el entonces presidente de México dentro de "su" partido. En 2010 el calderonista y expendedor de permisos de casinos, Roberto Gil, se vio obligado a negociar una salida decorosa pero con la soga al cuello. ¿Calderón fue sorprendido o estaba confiado? El resultado fue inesperado, y la hazaña encerró una sospecha que ahora podremos confirmar o descartar: Que Madero sea más taimado y astuto que Felipe Calderón.  
Por el momento Felipe Calderón está “operando” tenazmente, sabe que esta batalla es la única oportunidad que tiene para recuperar al PAN, si lo lograra, recuperaría al partido e impondría al candidato presidencial en 2018. No tiene otra oportunidad y lo sabe, la derrota en la contienda interna implicaría la desaparición de su debilitada mafia.
En caso de que Ernesto Cordero pierda, Felipe Calderón no podría imponer a dedazo a los candidatos a diputados pluris del 2015, ni meter mano --o mejor dicho “dedo”-- a los miles de puestos de elección que se designarán antidemocráticamente a partir del 2014 y hasta el 2018. Tendría que ver el festín desde la calle. Con Madero no puede negociar, ya vivió eso y sabe que solo obtendría migajas.
La derrota de Ernesto Cordero significaría la desbandada de los calderonistas que aún quedan. Sin nómina, sin chambas, sin pluris, el calderonismo languidecería, Calderón mal acostumbró a sus simpatizantes a actuar solo por intereses mezquinos, por pluris, por dinero, por contratos, por chambas, por comisiones, y por eso sin las arcas, ni los privilegios del partido, él y su pandilla estarían perdidos.
Pero ni la victoria ni la derrota de Ernesto Cordero significarían mejoría para el PAN, tanto Gustavo Madero como Ernesto Cordero simpatizan con la antidemocracia interna, con los dedazos y con la expulsión a todo aquel que objete la corruptela y el poderío de la alta burocracia panista. Esta es una batalla por intereses económicos y privilegios personales. Por esto, simplemente por esto, la batalla es a muerte.
Para Felipe Calderón, Madero se convirtió en Caín cuando lo traicionó, ya que en 2006 le dio una comisión clave en el Senado y le abrió toda la cancha para que prosperara. Para Madero, Calderón no puede ser traicionado pues es incapaz de lealtad personal alguna, solo vive para su propio y personal interés, es un caín por naturaleza. Ambos tienen razón, pues a la vista tenemos la batalla de un caín contra otro caín.

Por Antonio Limón López

¿CHANCHULLO EN LA ELECCIÓN INTERNA DEL PAN?


El pasado 25 de febrero, la Comisión Organizadora Nacional de la Elección del Comité Ejecutivo Nacional (CONECEN) del Partido Acción Nacional, emitió finalmente la convocatoria para elegir al Presidente y al Comité Ejecutivo Nacional del partido. En ese documento se especifican los requisitos y formatos que necesariamente deberán utilizarse, así como los plazos fatales, que a la manera priista nadie, que no este invitado, puede tener la oportunidad de cumplir y recabar para participar en la amañada contienda panista.
La convocatoria “panista” pareciera que fue elaborada en las oficinas del PRI de los años sesenta, pues tiene la friolera de 39 hojas de apretada tipografía, y montones de requisitos con dedicatoria, o mejor dicho, con “diablitos” y “candados”  para asegurar que nadie, que no esté previamente “apalabrado” se inscriba como candidato, y si lo duda considere lo siguiente:
  1. Para registrarse, el pre candidato deberá utilizar el formato que el mismo 25 de febrero se dio a conocer, por lo tanto nadie pudo -en teoría- conseguir firmas con anterioridad al 25 de febrero, salvo que ya conociera de antemano dicho formato.
  2. El pre candidato debe conseguir al menos el 10% del padrón de panistas con derecho a participar. El padrón tiene 218,940 militantes, por lo que son 21,894 firmas las que se tienen que recabar. Este requisito se dio a conocer el mismo 25 de febrero. 
  3. El pre candidato deberá llenar por cada militante, un formato denominado de “apoyo al pre candidato y a los demás miembros de su planilla”. Ese formato será de fecha posterior al 25 de febrero de este año. En caso de que alguno de los militantes haya  apoyado al otro pre candidato no será considerado si el pre candidato se registra último ante el  CONECEN. Por ello cada pre candidato deberá obtener un 30% adicional de apoyos, por lo que deberá conseguir unos 27 mil apoyos, cada uno en su formato, cada uno firmado.
  4. Los apoyos de los panistas no deberán superar a 1,094 por cada entidad federativa.
  5. El pre candidato deberá presentar un “proyecto de trabajo”, diversos documentos personales, exhibir fotografías, y hacer declaraciones ofensivas y agraviantes. Nada de todo esto debiera exigirse pues o es irrelevante o es francamente idiota.
  6. Las solicitud de Inscripción del pre candidato, con todos los documentos y con los veintitantos mil apoyos, deberán exhibirse en original entre el 4 y el 13 de marzo, ante el CONECEN.

Haga sus cálculos y descubrirá el chanchullo y sabrá contra quienes está dirigido. La convocatoria es del 25 de febrero y cuando muy rápido se publicaría el 26 de febrero, esta exige decenas de miles de apoyos por candidato, de un padrón que no conocen los pre candidatos hasta el 26 de febrero,  que no se deben repetir y que no pueden ser en número superior a los 1,094 por estado y que deberán presentarse, cuando muy tarde, QUINCE DIAS DESPUÉS (Aunque se les concederá un plazo de tres días más, para subsanar algún requisito incumplido).
Después de eso, si logran los pre candidatos la aprobación del CONECEN, entonces el 18 de marzo serán ungidos candidatos y la campaña iniciará el 19 de marzo, para terminar el 17 de mayo. El día de la elección interna será el 18 de mayo en jornada nacional.
En la contienda, un riguroso reglamento asegura que los candidatos utilizarán únicamente argumentos babeantemente idiotas, pero se podrán expresar con libertad al tratar los lugares comunes y las sandeces más ordinarias, como la "unidad", el "silencio" en los asuntos internos del partido y la "honestidad" de diputados y senadores. Prohibidísimo hablar de las raterías, de las complicidades, de los "aventones" en aviones de criminales, tampoco de los dedazos, las imposiciones y las traiciones éticas e ideológicas al partido.
En plena austeridad, sobresale que cada candidato pueda gastar 11 millones 250 mil pesos, y que la campaña dure casi dos meses. Además de que el período de inscripción se redujo solamente a 13 días y sin que exista nada regulado para los recursos que gasten los pre candidatos, pero esto se debe a que es para impedirnos a los militantes comunes, que intentemos inscribirnos como pre candidatos, pues esto solo es prerrogativa de los panistas VIP, y de los que puedan conseguir dinero en abundancia "por fuera".
El Comité Ejecutivo Nacional y el CONECEN quieren que solo se inscriban dos candidatos, por ello es que los requisitos son tan grandes, costosos, complicados y tan degradantes, a la par que el plazo es tan breve para beneficiar exclusivamente a las dos grandes mafias panistas.
En eso están de acuerdo tanto el "Padrino" Felipe Calderón (Ernesto Cordero es su ahijado), como Gustavo Madero (a) "El Oceanógrafo". Ambos quieren cerrar la puerta a los panistas no amafiados, y las complicadas reglas son para que ningún honesto panista se inscriba en este proceso exclusivo para el par de mafiosos. 
Las reglas de la convocatoria para elegir al nuevo jefe nacional del PAN y al CEN, son similares a la convocatoria que se hizo para registrar a los precandidatos del PAN a la presidencia de la República en 2012. Ahora vemos mas de lo mismo.
En el PAN las convocatorias están emponzoñadas con el mismo veneno que las convocatorias del PRI, del PRD, del PVEM y de todos las demás pandillerocracias partidistas mexicanas. Al PRI debemos la invención de este método manipulador, que consiste en lanzar convocatorias donde se repite decenas de veces la palabra "democracia" pero que son un entramado de candados y de requisitos imposibles para el común de la militancia, y que solo pueden cumplir los apalabrados. Es un hecho, los mafiosos se apoderaron de todos los  partidos y vorazmente utilizan todos los medios, trucos y trampas habidas y por haber, para seguirse amamantando de las ricas e inagotables ubres, con que la nación engorda a los partidos políticos y a sus directivos parásitos.
Cualquier panista sabe que la convocatoria es una farsa, lo sabemos porque vimos lo que hicieron los priistas cupulares a los priistas de a pie, con la diferencia de que los priistas ya ni siquiera se dan cuenta de su triste papel de lacayos, pero al paso que vamos los panistas dentro de muy poco tiempo, en lugar de opinar, balaremos cual borregos o priistas que para este caso es lo mismo. No hay duda de que la convocatoria del 25 de febrero del 2014 es un chanchullo… pero no de un pre candidato contra el otro, sino de ambos y de nuestra dirigencia nacional contra nosotros... los panistas comunes y corrientes.

UN PRIISTA ….. HONESTO


Es un contrasentido político, filosófico y hasta ontológico. De un priista puede esperarse congruencia con el … priismo, continuidad en más de lo mismo, unidad, simulación, acomodo, calculo, sentido de la oportunidad, pero honestidad a carta cabal…… pues no. ¡Simplemente no! Un priista puede permitirse ser honesto … a medias y nada más.
El médico priista Jorge Astiazarán Orcí ganó contra todos los pronósticos la elección para presidente municipal de Tijuana en la misma fecha en que el panista Francisco Arturo  Vega de la Madrid, ganó la gubernatura del estado, la misma fecha en que fueron electos los panistas Jaime Díaz Ochoa, y Silvano Abarca Macklis como alcaldes de Mexicali y de Playas de Rosarito. Astiazarán ganó como candidato de la alianza priista con el PT, PES y el PVEM, pero ganó no por lo nutrido de la alianza, sino por él solo, por su buena imagen social, por su actitud y por el buen nombre de su familia.
En Tijuana se consolidó el triunfo del candidato panista a gobernador, y también el triunfo de Jorge Hank Rhon que apoyó sin reservas al médico priista. Fue un triunfo que nadie hubiera esperado a inicios de la contienda, en especial porque frente al priista estaba Alejandro Monraz un tesonero panista que de manera persistente buscó la candidatura del PAN al menos en tres ocasiones anteriores, y que en el pasado se desempeño correctamente como regidor, diputado y funcionario público.
Pero de la nada surgió el doctor Astiazarán y ganó la alcaldía. El primero en reconocer el triunfo priista fue Alejandro Monraz. Después de este gesto el alcalde recién electo ofreció un gobierno honesto y puso en prenda el honor de su familia y suyo propio. La comunidad por entero se comprometió con él, pero nunca imaginamos la envergadura de ese compromiso, ni la prueba a que sería sometida su  honestidad.
La otra cara de la moneda de Jorge Aztiazarán Orcí se encuentra no en otra alianza, ni en un liderazgo ajeno, sino en el mismo cabildo que él preside, en un compañero de viaje de la travesía electoral del 2013, en Arturo Ledesma Romo quién fue electo como Síndico Procurador del Ayuntamiento en la misma formula que presidió el galeno.
El jueves 27 de febrero trascendió que el Síndico Arturo Ledezma Romo suspendió al Secretario del Ayuntamiento de Tijuana Bernardo Padilla Muñoz. La noticia fue una bomba, pero de menor fuerza explosiva que la que el alcalde Jorge Aztiazarán le dirigió al Sindico al día siguiente. En la sesión pública de Cabildo del viernes 28, el presidente municipal propuso al Cabildo la revocación de la suspensión contra el Secretario del Ayuntamiento y pidió al mismo cuerpo edilicio la integración de una Comisión para investigar actos de corrupción generalizada por funcionarios de la sindicatura del Ayuntamiento de Tijuana.
Ante la prensa el alcalde dijo que en esto estaba la palabra del Sindico contra la suya propia, no obstante indicó que la suspensión contra el Secretario del Ayuntamiento se derivaba de la pretensión de Arturo Ledesma Romo de organizar el sistema de embutes, sobornos, dádivas y comisiones que se generarían en el H (sic) Ayuntamiento de Tijuana y que Ledesma y socios criminales calculan en unos 80 millones de dólares.
No es de extrañar la pretensión de Arturo Ledesma, en primer lugar porque proviene del mega corrupto Partido Verde Ecologista de México, y en segundo lugar porque su hermano es el actual Delegado Federal de la Comisión Nacional del Agua (CNA) Eduardo Ledesma Romo. El antecedente político de Eduardo Ledesma es que fue diputado federal “Juanito”, ya que su esposa fue candidata plurinominal por la cuota de genero, la cual renunció en cuanto tomó protesta para que el “Pochongo”, su esposo y suplente, fuera otro inútil legislador federal. El "Pochongo" ahora se ganó el mote del “Mochongo”, debido a que todos los contratos de la CNA en Baja California son otorgados mediante una “mochada” para la "causa verde".
Nuestro alcalde fue amenazado de que sindicatura de Tijuana aplicaría severas sanciones contra los funcionarios municipales en caso de que estos no se sometieran a las prácticas corruptas, que implicarían el honesto 50% de todas las mordidas que se generaran por concepto de Tránsito, de Reglamentos, de Alcoholes, de administración urbana, de placas de taxis y camiones ys in olvidar que las obras municipales tendrían que asignarse a las empresas contratistas "con las que existe compromiso” desde la campaña.
El alcalde relató que el Lic. Joel Guardado quien es, ni mas ni menos, que el Contralor del H. Ayuntamiento de Tijuana, le explicó que Miguel Ledesma, el otro hermano de Arturo y del "Mochongo" "Quería participación del 50% de todos los negocios ilícitos que habitualmente se manejan en el municipio. Hasta manejaron una cifra mágica: que en una administración municipal se manejan hasta 80 millones de dólares de corrupción" (sic), remarcó ...”, lo entrecomillado es lo que dijo textualmente el singularísimo alcalde de Tijuana.
Cabe agregar que el suplente del Síndico, para cuando se vaya Arturo Ledesma Romo, es Noé Rivera Domínguez Aguilar, ex secretario particular la maestra Elba Esther Gordillo y a la que traicionó en los momentos en que esta se hundía. A este personaje se le atribuye buena parte de la estrategia del Partido Verde Ecologista de México, con lo que de manera más que clara se demuestra, por enésima ocasión, que los ecologistas mexicanos adoran el "verde"…. !Pero de los dólares!. 
De hecho el dirigente verde, Arturo Escobar y Vega estuvo afinando los detalles de esta campaña de recaudación partidista en Tijuana, con Miguel Ledesma Romo y con Noé Rivera Domínguez Aguilar (También conocido como) "El Hijo Ingrato de la Gordillo".
Por el momento, los tijuanenses estamos admirados por la actitud abierta y franca con la que el alcalde Jorge Astiazarán Orcí ha tratado este feo asunto, ya que lo ha ventilado públicamente ante todos los medios y ante el cabildo en sesiones Públicas. Estamos en presencia de algo inédito, algo nunca visto, pero algo que es muy bueno.  Es saludable que estas corruptelas se ventilen de esta manera ya que seguramente sentarán un claro precedente, no solo para Tijuana o para el PRI, sino para todo México. 
Falta para que este asunto adquiera el matiz de plena de seriedad, que el Gobierno del Estado y el Congreso de Baja California hagan su parte, por el momento urge la intervención del Ministerio Público, pues existen delitos como el de Tráfico de influencias, Negociaciones Ilícitas, Amenazas, Extorsión, entre otros presumibles.
También hace falta conocer la postura de Jorge Hank Rhon, cercano tanto al doctor como al Verde Ecologista y también hace falta saber cual es la postura del Presidente Enrique Peña Nieto ante la fea conducta su sus aliados "verdes". 

Por Antonio Limón López
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.