Bienvenido. Eres el visitante No.

GENERACION 2010

El sábado 24 de julio acompañe a mi hijo Rodrigo (15 años) a la ceremonia con que la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas de Tijuana recibió a la generación de nuevo ingreso, tres sábados antes, en el mismo lugar fue la ceremonia de egresados, entre ellos mi hijo Antonio (18 años) que por cierto ya ingresó a la universidad, en ambos casos el lugar fue la explanada ubicada entre el Minarete y la Alberca, un zócalo donde cómodamente cupieron los 100 maestros, los 1,700 recién ingresados y los aproximadamente 3,000 padres de familia. Unas 5,000 personas estábamos entre esos dos  emblemas de Tijuana, que datan de la época del Casino Aguacaliente y que se conservan conforme a la arquitectura original. Sin embargo, era la presencia de estudiantes, maestros y padres de familia emocionados lo que electrizaba el ambiente.

Mientras la ceremonia transcurría, veía los rostros de los muchachos, confiados, alegres, con sus celulares en la mano o con sus radios, algunos con audífonos, eran en todo sentido ejemplos de su generación y mientras veía el presente imaginé lo que debió ser el ingreso de la generación de 1960 –la prepa existe desde 1946- es decir la generación que dista a 50 años, mucho para una vida pero poco para la historia, aquella generación llegó a su prepa en un entorno totalmente distinto a la de mi hijo, el mundo vivía en plena Guerra Fría, las superpotencias se amenazaban con la total y recíproca aniquilación, estaban fabricando bombas nucleares, experimentaban con gases y armas biológicas, al mismo tiempo que incubaban conflictos armados como el de las coreas o la guerra del Vietnam, o la dilatada sangría africana y en tanto alimentaban a las dictaduras de América o a sus sucedáneos y cercenaban a Europa con el Muro de Berlín; la pobreza sin esperanza, la hambruna en todo el mundo, el saqueo de los recursos naturales, la amenaza de un crecimiento desproporcionado en los países pobres y la consecuente amenaza para el “primer mundo”, el racismo y la segregación racial en ascenso, todo ese conjunto debió ser para aquellos jóvenes un escenario perturbador, quizás paralizante.

Cualquiera hubiera justificado que aquella generación fracasara o viviera estancada, pero no fue así, aquella generación popularizó al Rock And Roll, cambió la música para convertirla en el idioma de los jóvenes, hizo otro tanto con la moda, inventó la minifalda y el bikini, por cierto que casi mata de hambre a los peluqueros por su aversión a las tijeras y a los peines, esos muchachos enfrentaron a los tanques de guerra en la “Primavera de Praga”, combatieron a la guerra de Vietnam con flores y palomas, protestaron en las universidades de Estados Unidos, de México, de Francia por el mundo que recibieron, aquella generación inventó las computadoras, el Internet, la música, la fotografía y el video digital, pusieron en el cielo satélites para la paz, desactivaron la “bomba demográfica”, transformaron los procesos quirúrgicos, elaboraron una nueva cultura de la salud, hicieron de la Ecología una bella y familiar palabra para defender al mundo de nuestra codicia depredadora, descubrieron a los animales que peligraban y los incluyeron en la categoría de “en peligro de extinción” para salvarlos, desmantelaron los misiles nucleares  ¿Qué más hicieron? Bueno inventaron los celulares, los Ipod, los Iphone, las Lap top y todo eso que cualquier joven del 2010 tiene que poseer para salir a la calle.

Pensando en eso, me pregunté ¿Qué podemos esperar de esta nueva generación? Al verlos sonrientes y felices, no parecían ni impresionados, ni sorprendidos por el esplendor de los inmaculados edificios de la prepa o por la importancia del momento en su breve vida, en tanto que los padres “estábamos que no cabíamos de orgullo”, así que por un instante dudé, ¿Acaso a esta generación solo le corresponde dar testimonio y disfrutar? Pero de inmediato deseché la idea, en estos alegres y aparentemente despreocupados jóvenes se encuentra ya la inconformidad humana, la misma de hace cincuenta, cien, mil, dos mil años, y entonces caigo en la cuenta que solo en parte son nuestros, ellos se deben a sí mismos y a su propio futuro, ellos llegado su momento innovarán la medicina, extenderán el promedio de vida para si mismos y para sus hijos, cambiarán al automóvil, tendrán una diferente concepción artística y una nueva estética, reformarán el sistema educativo, económico y vivirán en una sociedad verdaderamente democrática , inventarán sus propios desafíos y los vencerán, tendrán dos o tres profesiones y las ejercerán, comprenderán mejor a la vida y a la atmósfera, al mundo y al universo mismo, no puedo imaginar los artilugios con que se comunicarán, pero estoy seguro que se entenderán mejor, tal vez diluyan las fronteras de los estados o al contrario, pero quiero creer que en cincuenta años la pobreza que veo en otros niños, sin escuela, sin alimentos, sin casa, sea una historia de horror del pasado y pensando esto me conmuevo, pero vuelvo a verlos hablando, sonriendo, tomándose fotografías, felices y claro...su alegría me contagia.


Por Antonio Limón López

Como domar a nuestra Hidra


JOSE FRANCISCO BLAKE MORA, EL "BLEIC".

Apenas pasadas las elecciones locales del 2010, los panistas de Baja California pedían el despido fulminante del Secretario General de Gobierno José Francisco Blake “bleic” Mora, acusándolo de presionar a los panistas con la nómina, amenazándolos con despidos fulminantes en caso de perder la elección, le atribuían haber impuesto a todos los candidatos perdedores, entre estos a Carlitos Torres, el otro gran amigo de Felipe Calderón en Baja California, de imponer en Playas de Rosarito a Raúl Leggs, uno de los candidatos más sangrones de todos los tiempos, solo igualado por otro hígado, el candidato de Mexicali Raúl López Moreno. Al calor de la derrota César Nava lo llamó por teléfono, quiso regañarlo pero Blake contestó diciendo “soy funcionario del gobierno de Baja California y no del partido, esa no es mi responsabilidad, pero se lo haré saber al Gobernador para que me despida..” así le reviró sin respeto ni pleitesía, para finalizar Blake le mandó sus respetuosos saludos a Patilú. 

En la estrepitosa derrota del PAN de Baja California acusaron a Blake de intervencionista dentro del albiazul, los diarios y semanarios políticos lo señalaron como el gran perdedor, el artífice de la derrota, pues si bien no existe conexión legal, ni formal entre la "selección de candidatos" azules y la Secretaría General del Estado entonces a cargo de nuestro héroe, lo cierto es que fue José Francisco Blake quién irrumpió dentro del PAN bajacaliforniano y después de una fulminante cirugía mayor, en que decapitó a los grupos panistas hostiles a sus imposiciones, esterilizó a los inconformes, reacomodó chambas y comprometió a los que debía comprometer, las elecciones internas resultaron al 100% conforme a lo planeado y por tan rutilante “éxito”, también se le atribuyó en esa misma proporción, el estrepitoso fracaso electoral del 4 de julio.


Apenas era un muchacho, estaba por ingresar a la escuela de Derecho de la UABC en Tijuana, su familia estaba feliz  pues sería el primer profesionista, todos eran emigrados y algunos “ciudadanos”, como gustan autodenominarse los nacidos en Estados Unidos de América, eran trabajadores manuales, personas modestas pero laboriosas y dignas, vivían en México por puro patriotismo, todos eran simpatizantes y militantes panistas, su papá era jardinero y tenía su propia empresa en San Diego, su oficina era su "pick up" y su escritorio era una cortadora de césped; Entonces era normal ver a los “blake” en mítines y manifestaciones, Don Francisco (papá del pepe) siempre compraba boletos para las mil rifas del partido, creo que era uno de los grandes empresarios del PAN, entre otros pequeños comerciantes de refacciones, algunos contadores y dos o tres abogados. El Sr. Blake me relató que había estado en Europa en unos cursos, pues en alguna época trabajó para una empresa que vendía loseta italiana, gustaba de contar sus anécdotas del 68 (del 68 panista) y que desde entonces en su casa, su “humilde casa” se desayunaba, se comía y se cenaba política -sin ninguna ironía- este hombre, en toda la extensión de la palabra, se encuentra a la derecha del Padre.


Una anécdota curiosa de los blake, padre e hijo, es que estuvieron cuando Miguel de la Madrid fue a Baja California a despedirse como presidente, fue interceptado por los jóvenes panistas que acusaron a ese presidente de ser el mayor mapache político de la historia, por ahí deben andar las fotografías del “Pepe Blake” sosteniendo una pancarta que decía “Sacaremos a este buey” Miguel de la Madrid fue apropiadamente insultado y vituperado en el CECUT, sus lambiscones beneficiarios lo querían canonizar como a un promotor de la cultura y no como el vil mapache y rata que fue, después del trato que recibió juró no regresar a Tijuana y cumplió su promesa. Por entonces ya se veía venir la derrota del PRI, esperaban los enemigos de la Democracia que el enésimo fraude patriótico, permitiera al PRI seguir dominando el escenario local, por su parte la generación de Blake era la generación política del futuro que es nuestro hoy, pero en realidad nadie esperaba que las cosas ocurrieran como han venido dándose.


El "bleic" pegó cartulinas durante las elecciones federales de 1988 y defendió casillas en 1989, esta última elección fue en la que ganó Ernesto “calamidad” Ruffo Appel, el primer gobernador panista y Carlos Montejo, el primer alcalde de esa misma filiación en Tijuana, quién gustaba ponerse chamarras que decían “En Baja California somos salinistas”. No fue culpa del Pepe que a este par le correspondiera la gran tarea de dar los primeros pasos en los gobiernos panistas y tampoco fue culpa de ellos que fueran, por decirlo de una manera amable, un par de analfabetos políticos, pero como decía el Maquío “con esos bueyes hay que arar” y bueno, también hay que decirlo.. que con relación a lo que fueron los gobernantes priistas de Baja California, tanto Ruffo como Montejo parecían una fronda de sabiduría y prudencia política inmarcesible.           
El primer grupo al que perteneció el Pepe dentro del PAN fue al de Héctor Guillermo Osuna Jaime, quien fue diputado de 1989 a 1992 y alcalde de 1992 hasta 1995, su último puesto fue el de Presidente de la COFETEL y quién viene por la gubernatura que se disputará en 2013,  este grupo se denomina como “los rojos” en contraposición a “los azules” capitaneados por el “Chuy González”, fue en este grupo que Blake empezó haciendo sus pininos como “maquiavelo” panista  -cabe decir que Felipe Calderón considera a Osuna Jaime como uno de sus adversarios pues le exigió que renunciara a la Cofetel en 2006 y Osuna lo mandó por un tubo, para colmo le renunció antes de tiempo y sin consultarle- pero volviendo a Blake, este fue regidor en el XV Ayuntamiento de Tijuana, siendo presidente Municipal José Guadalupe Osuna MIllan -otro rojo- quien gracias a una astuta negociación con el grupo de los "quicos" obtuvo los votos necesarios para ganar la candidatura en la convención panista.


Después fue Diputado federal en la LVIII Legislatura del Congreso, entre el 2000 y el 2003, su función fundamental fue la de dirigir la comisión del Congreso tendiente a desaforar a los corruptos dirigentes de Sindicato de Pemex, Ricardo Aldana Prieto y Carlos Romero Deschamps, cosa que no logró debido a que fue traicionado por las negociaciones de la dirigencia nacional del PAN con los priistas, el diputado Alejandro Zapata Perogordo directamente boicoteó el proceso acusatorio, fue en esta época que el Pepe estableció profundos nexos afectivos y políticos con otro diputado federal, venido a menos en esa época, un panista radical, un pura sangre y de hueso azul: Felipe Calderón Hinojosa.


Ahora las biografías oficiales dan cuenta de que es egresado del ITAM, cosa que es tan falsa como un billete de tres pesos, pero disfrutó la Ciudad de México y con su amigo Felipe buscaron adivinar su futuro político leyéndolo en los fondos de las botellas de ambarino néctar, pero no encontraron nada prometedor y así, cuando volvió a Baja California despachaba en la cafetería del Sanborn’s de la Zona del Río mientras organizaba su candidatura a diputado, la que ganó en la misma elección en que Jorge Hank Rhon nos venció a los panistas de Tijuana. En el congreso se hundió en la reforma penal, esa, la de los juicios orales y otra serie de embutes y trampas, por lo que dejó una herencia legislativa que es la peor pesadilla del Estado.


Pero de la nada, Felipe fue lanzado por el entonces gobernador Francisco Ramírez Acuña como candidato a presidente de la República, por ese entonces el PAN todavía era una institución política  mayormente democrática y gracias a esa democracia interna, sus amigos entre ellos José Francisco Blake Mora y José Guadalupe Osuna Millan entre otros, empezaron la campaña interna en un tejaban a punto de caerse, el contendiente era el favorito de Vicente Fox, el entonces Secretario de Gobernación Santiago Creel y bueno, lo demás es historia conocida.
Así pues la pregunta que surgió fue ¿por qué? ¿Por qué Felipe Calderón, en el cuarto año de su gobierno, nombró a José Francisco Blake Mora, Secretario General del Gobierno de Baja California, estado en que el PAN fue barrido por el PRI como no ocurría desde 1986? ¿Por qué despidió a Fernando Gómez Mont quien al menos es un personaje nacional? Bueno la respuesta es sencilla, la misión que debía cumplir José Francisco Blake Mora, también conocido como “El bleic” o el "Pepe" por nosotros, sus amigos, era la de “operar” al interior del PAN  a efecto de que el Sr. Felipe de Jesús Calderón Hinojosa designara a su sucesor mediante un descarado dedazo sin que el PAN se opusiera y sin que pudiera surgir de la nada otro “Felipe” que le ganara la candidatura al favorito del presidente.



La misión del  Secretario de gobernación era la de aborregar al PAN, arrodillar a los panistas y para eso Felipe Calderón necesitaba a un camarada de su plena y absoluta confianza y experto en la inducción de candidatos anti democráticos, alguien que fuera más amigo de Felipe que amigo del agonizante ideal democrático panista. A fin de cuentas la Secretaría de Gobernación no sirve para nada, que no sea para arreglar casinos y para representar al presidente en aquello que, por estrategia o por pudor no se atreve a negociar o ejecutar directamente y por último, Felipe Calderón justificó su designación diciendo que era un experto en la lucha contra la delincuencia organizada, peo eso fue un cuento para el consumo de los incautos o de los despistados y una falta de respeto a la inteligencia.



Contra lo que parecería a primera vista, la pasión del Pepe no era la política, sino la pesca, en Mexicali corría la versión de que pescaba en el Río Hardy y que sus colaboradores mas cercanos y agradecidos se sumergían en las turbias aguas del río mexicalense y desde el pantanoso fondo del río le lanzaban peces de todo tipo a la lancha del Pepe, para que su jefe se sintiera feliz por las piezas capturadas. En fin, algunas personas pueden ser leales a sí mismas toda la vida, no es el caso de nuestro personaje, al Pepe lo perdió el éxito inesperado, la veleidosa fortuna, su buena estrella y por desgracia el José Francisco Blake Mora murió el 11 de noviembre de 2011 ya sin ser aquel joven idealista de 1989, en este caso fue por un revés caprichoso de la fortuna que siempre lo acompañó.

Por Antonio Limón López.

LO BUENO, LO MALO Y LO FEO.


El PRD pierde Zacatecas y gana con Gabino Cué en Oaxaca, el PAN pierde Baja California, Tlaxcala y Aguascalientes pero gana Puebla con Rafael Moreno-Valle Rosas y Sinaloa con Mario López Valdés “Malova” y el PRI barre en Tamaulipas, Baja California, Zacatecas y Chihuhua, mientras que en Durango, Veracruz e Hidalgo gana apretadamente. Todos los candidatos ganadores tienen solo una cosa en común, haber militado o haberse destacado como priistas, al menos en la mayor parte de su vida política: En el caso de Gabino Cué rompió con el PRI, de la mano con diodoro Carrasco, en el 2004; Rafael Moreno-Valle Rosas en 2006, de la mano de Elba Esther y Mario López Valdés apenas hace cien días, impulsado por su coraje. 

Pero si todos los gobernadores electos son o fueron priistas, eso no quiere decir que el futuro del PRI sea halagüeño, al contrario, los resultados ofrecen serias dudas para el partido tricolor, tampoco es bueno para el PRD que pierde su gubernatura más importante después del DF, y precisamente a  manos de un ex perredista que cambió de camiseta en el último minuto. Para el PAN tampoco la cosecha del domingo fue feliz, pues perdió Aguascalientes, Tlaxcala y Baja California que fueron sus enclaves, gana “malova” en Sinaloa, pero quien gana en grande es la profesora Elba Esther Gordillo tanto por su candidato de Puebla, Javier Moreno Valle, como por el PANAL, que estableció las alianzas más exitosas de esta elección, tanto con el PRI, como con el PAN e incluso con el PRD, no en balde se llama "nueva alianza" porque como bien se aprecia, nadie iguala a la profesora como negociadora.

Los dirigentes nacionales partidistas que obtuvieron victorias reales o solo formales, fueron entrevistados por los canales  televisivos durante la noche del cuatro de julio, excepto la profesora que evadió la celebración pública de sus estridentes éxitos, pues hubiera sido ofensivo, por ejemplo, celebrar su victoria con el PRI en Tamaulipas y acto seguido celebrar su victoria con el PAN y el PRD en Puebla. César Nava fue entrevistado con la apariencia de haber estado dos días sin dormir y si rasurarse, repitió sin donaire el discurso de que al PRI se le puede vencer y que el PAN duplicó la población a la que gobernaba, la Sra. Beatriz Paredes habló de victorias, de madurez y se dijo la primera fuerza electoral del país.

Sin embargo, desde fuera de las oficinas partidistas ¿que representa el resultado electoral? viendo sin prejuicios lo que está frente a nosotros, lo primero que salta a la vista es que la escuela de los políticos exitosos es la del PRI, lamentable pero cierto, ya que los restantes partidos, donde triunfaron, solo ofrecieron los membretes de los partidos para registrar candidatos ex priistas y seguramente para Felipe Calderón fue dolorosa la derrota de sus amigos, como en Tijuana donde perdió su favorito, el juvenil candidato a alcalde Carlitos Torres. 


Por otra parte los militantes priistas de todo el país, descubrieron que es fácil vencer a la maquinaria de su propio partido,  en pocas palabras que los dedazos, antes omnipotentes de la dirigencia priista y ahora de los gobernadores valen muy poco, cuando se tiene el coraje para romper con el cordón umbilical. Ahora los papeles se ha cambiado, pues mientras que los gobernadores priistas son ahora los grandes "designadores", en cambio el caso del PAN, ahora los dedazos los da el Presidente de la República, lo que en realidad no es una novedad.

Otro aspecto muy importante es que los organismos electorales, aún los de los estados más sospechosos de fraudulentos, cumplen con su tarea fundamental: contar bien los votos, lo que es una nueva certeza para el país, ya que todavía existe la sospecha de que las elecciones pueden defraudarse y sin embargo, los resultados de este domingo 4 de julio, nos demuestran que los procesos son limpios y confiables. También es notorio que el pueblo elector se está enfadando contra la actual inamovilidad política, pues si existen estados que teóricamente el PRI debería dominar abrumadoramente  como Oaxaca, Puebla y Sinaloa, sin descontar a Veracruz, resultaron, en el caso de los tres primeros, en derrotas estrepitosas para el aparato priista, y para sus gobernadores.


Los resultados son sorprendentes para todos los protagonistas, salvo en Tamaulipas y en Quintana Roo donde el PRI barrió, todos los demás resultados sorprenden, incluso las muy anunciadas victorias del PRI y otro tanto ocurre en el PAN, que con sus candidatos pierde todo y con los candidatos prestados del PRI (malova), de Elba Esther (Moreno Valle) o del PRD (Gabino cué), obtiene sorprendentes triunfos, que bien pueden ser la llave para convertirlo en un partido de presencia nacional al tener la oportunidad de co-gobernar con cuadros propios en estados donde nunca antes tuvieron secretarios panistas.

No solo los ciudadanos fuimos sorprendidos por los eventos de esta elección, el electorados sobrepasó a los magos de las encuestas, que a pesar de que hicieron sus entrevistas de “exit poll” durante el día, demostraron estar tan desorientados como nosotros los espectadores, Mitofsky vivió uno de sus peores días, en cambio otras encuestadoras, en particular Gabinete de Comunicación Estratégica, se cubrió de gloria. Por otra parte, sorprenden los discursos y el oficio de todos los políticos entrevistados, todos hablaron de reconciliación de dar la vuelta a la página, de gobernar para todos y si no fuera porque cada uno es único diríamos que tienen todos el mismo discurso, conciliatorio y confiado en el sistema electoral, después de tanto hablar de "candidatos ciudadanos" los candidatos triunfantes fueron los políticos en activo.

Entre tantas noticias buenas, lo malo es que todos los candidatos son el fruto de procesos internos de los partidos, que solo merecen el calificativo de corruptos y antidemocráticos, pues todos los candidatos, excepto el del PAN en chihuahua, fueron impuestos a dedo ya fuera por los gobernadores, convertidos en capos políticos o por el Presidente de la República y las dirigencias nacionales, pero sin la participación de los militantes, sin asambleas electorales democráticas, sin candidatos, también merece realzarse el franco retroceso del PRD, en los lugares donde contendió sin el PAN.

El bastión más antiguo y fiel del PAN, Baja California fue arrollado por los priistas, en una  elección donde solo acudió a las urnas el 50% de su "voto duro", en tanto que  todo el "voto duro" del PRI sufragó. Los ciudadanos estamos sumamente indignados con el nefasto intervencionismo de Felipe Calderón degradando el proceso democrático que vivimos desde 1989, al extremo de que en Tijuana solo votó el 30%, lo que incluye al voto nulo que limpiamente quedó en tercer lugar, esto es un oprobioso acontecimiento tan histórico como negativo, puesto que aquí vota efectivamente el 80% del padrón. No en balde la sabiduría popular deformó el lema panista "Tijuana en Positivo" por el de "Tijuana Impositivo"

Sin embargo es difícil interpretar lo desigual de la participación electoral pues mientras que en Veracruz la votación votó algo más del 50%; en Aguascalientes lo hizo el 54% de los electores, en Zacatecas votaron el 57 de los electores y en Sinaloa lo hicieron el 57 % de los empadronados; En tanto que en los demás casos la votación declinó, como en Quintana Roo en que acudieron el 41% de los sufragistas del Estado, en Tamaulipas, donde apenas acudió el 37 % de los electores, en Chihuahua cruzaron las papeletas apenas el 35 % de los electores; En Puebla el Instituto Electoral del Estado de Puebla no ofrece la información del porcentaje de electores que votaron y confunde a las boletas sobrantes con los votos anulados, El instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Durango se cayó durante la noche, así que no tenemos noticias;  El Instituto Electoral del Estado de Hidalgo se cayó durante la noche, sin mas información por el momento; El instituto Electoral de Tlaxcala no informa sobre el porcentaje de electores que cumplieron son sus obligaciones; así las cosas los resultados no muestran ningún porcentaje de sufragistas que llegue al 60%.

Si esperamos obtener pistas de lo que ocurrirá en la elección presidencial, la primera es que el PRI nacional no tiene poder; que el PRI está  profundamente dividido y que si no logra consenso entre los gobernadores, no tendrán un candidato con posibilidades de ganar la presidencia, algo que se antoja imposible ya que los gobernadores priistas están mejor con un presidente panista que con uno de su propia estirpe. El PRD, se encuentra en franco retroceso, salvo en Oaxaca donde es la primer fuerza electoral, pero está perdiendo presencia nacional, su única esperanza es convencer al PAN para hacer una alianza en el Estado de México y encabezarla.

Ahora el PAN deja de depender de sus propios méritos, es más importante el derrape de un PRI hegemonico pero fracturado, débil y con pocos votos. En el PAN el presidente controla al Consejo Nacional y seguramente podrá imponer a "dedo" al candidato oficial del PAN a la presidencia, su candidato es uno de sus amigos del alma, gris, cercano a la profesora y hasta el momento sin notoriedad. Unos buenos resultados en las elecciones del 2011 en el Estado de México y en Guerrero, aunadas a las de ayer, pueden neutralizar al PRI no sólo en Sinaloa, Oaxaca, Puebla, sino también en el Distrito Federal, en el Estado de México, en Guerrero, Veracruz, Jalisco, Michoacan, es decir en las grandes bolsas electorales y con ello el PAN puede darse por ganador de la Presidencia en el 2012, salvo que el partido formado por Gómez Morín y ahora manipulado por Felipe Calderón se degrade tanto que los panistas abandonen al partido, como ocurrió en Baja California, donde el PAN se encuentra indignado y peligrosamente revanchista hacia el interior. Si esto fuera una fábula, la moraleja sería "el reino de las paradojas y de las ironías no es el de la literatura, sino el de la política"


Por Antonio Limón López.
Si llegó hasta aquí, seguramente se interesará del siguiente artículo:
>>ENTREVISTA CON EL PRI

LO IMPORTANTE NO ES LA CARGA,…




No importa el peso de la carga, por grande que sea no importa, no es lo que importa y si del tamaño de la carga se trata ¿Cuánto puede pesar el mundo entero, con todos sus continentes, con todos sus mares, con todas sus creaturas, con sus elefantes más grandes y pesados, con todos los cachalotes y con todas las ballenas azules y si existiera.., hasta con la gigantesca Moby Dik?, seguramente que el peso resultante será colosal y sin embargo no importa, lo que realmente importa, lo verdaderamente importante no es el peso de la carga sino los hombros que la soportarán, sin importar cual sea la carga o cual su peso.

Los griegos lo sabían, por eso representaban al mundo sostenido por Atlas quién seguramente pensaba  “mis hombros sostienen al mundo, a los hombres y a sus ideas”. No es la carga, lo que importa es la fuerza del que la carga, es su capacidad para soportarla, son sus hombros, su cuello, su columna vertebral, sus brazos, sus células, lo que importa es el soporte, la estructura, pues por grande que sea el peso a cargar, no importa sí quien lo debe soportar puede hacerlo. Esto que es una ley física, también es una ley social gracias a la que podemos explicarnos porque ante la peor adversidad, algunos pueblos pueden sobreponerse, soportar los peores temores y cargas y escapar a desastres inminentes, catastróficos, fatales.

Recordemos algunas proezas indispensables para el mundo de hoy, como la de los pueblos asiáticos que atravesaron, rumbo a América, el estrecho de Bering en la última glaciación,, o a los españoles que en el siglo XVI llevaron su reino desde Alaska, hasta la Tierra del Fuego y desde el Océano Atlántico hasta el Pacifico, antes que se asentara la primer comunidad inglesa en América, al puñado de griegos que enfrentaron victoriosamente a los persas en Maratón, al pueblo chino que construyó la Muralla China y que esculpió un ejército en terracota, a los romanos creando un sistema legal que todavía impera en el mundo, o a los ingleses soportando estoicamente el bombardeo nazi en la Segunda Guerra Mundial, o a los norteamericanos expandiéndose a partir de sus trece diminutas colonias en la costa oriental de Norteamérica, también nos permite comprender porque Beethoven pudo componer la Novena Sinfonía estando totalmente sordo, o a Tomas de Aquino que pudo escribir y recorrer a pie y de punta a punta toda Europa. Porque lo importante para cualquier persona, como para cualquier nación, ahora y en cualquier época, es la fortaleza, la actitud y la entrega y no las cargas como el infortunio, la adversidad o el temor.

México lleva algunos siglos ya existiendo como Nación y algo menos como Estado, nació en condiciones ideales, dotado de una población socialmente bien integrada, con un territorio vastísimo, con grandes riquezas en mares, tierras y en sus entrañas, pero por desgracia sólo hemos sabido ser dependientes, primero fue de Madrid y luego de Washington, y tal parece que si no hubiera sido Washington nuestra actual metrópoli, entonces sería Guatemala o Haití, porque sí bien en 1921, año de nuestra independencia, éramos el pueblo con mayor riqueza del mundo, en contraste carecíamos de lideres a la altura de todos los dones gratuitamente recibidos.

Enumerar las tragedias de los fatídicos siglos XIX y XX y explicarlas a través de nuestra dependencia al amo del Norte, es cosa sencilla pero para eso debemos estar preparados con un par de baldes –de los más grandes- para derramar en ellos litros de lágrimas de impotencia y de admiración a nuestra suprema idiotez nacional y a los débiles hombros de nuestros líderes y gobernantes. Pero el siglo XXI llegó con la promesa de una Era nueva para México, la de la Democracia, Vicente Fox asumió la presidencia en el 2000, en un proceso electoral sin paralelo en nuestra Historia, pero toda la algarabía pronto se convirtió en desilusión pues nuestro héroe resultó un tipo frívolo e inepto, un cabeza hueca, un farsante al cual México aplaudió al unísono el día que se fue. Ahora sabemos que este pelmazo a duras penas podía mantener la vertical de su alargada humanidad, así que esperar de él la fortaleza y el talento para soportar las grandes cargas nacionales y llevarnos a buen puerto, sería como pedirle peras al olmo.

En 2006, en una apretadísima contienda electoral fue elegido Presidente de México Felipe Calderón Hinojosa, un político sagaz y perseverante, de quien se esperaba que, con creces, estaría a la altura de las cargas que debe soportar el presidente de un país de 120 millones de habitantes, rico en petróleo y en bienes naturales, ubicado en el lugar más estratégico del mundo, pero a Felipe Calderón sólo le importó apuntalar a su pandillita depredadora, a sus amigos y controlar a su partido para convertirse en dictador y caudillo, todo lo demás le importó menos que un cacahuate, así que ni siquiera intentó impulsar a México, se ganó a pulso el desdén nacional e hizo que extrañáramos a Vicente Fox, escurridizo y tramposo sólo tuvo éxito en llevarse consigo hasta el más profundo fondo del desprestigio a los demócratas de su partido, ahora convertidos en aplaudidores y borregos.


Así que la mayor de todas las cargas y lastres que nos hunden en el pantano de la impotencia y la pobreza de todo, es la incapacidad de nuestros gobernantes para despojarse del espíritu faccioso, del ánimo de revancha idiota, de la avidez y de la falta de sinceridad y de patriotismo, Felipe Calderón está más emparentado con las camarillas de déspotas ilustrados del siglo XIX que con los demócratas modernos, está más cerca de los tiranos y de los caudillos de pacotilla, que de los ciudadanos libres que en México han brillado… por su ausencia, así que seguimos en la misma situación en que estuvimos cuando en 1825 el embajador norteamericano Joel Roberts Poinsett diagnosticó a nuestros líderes como codiciosos, traicioneros, indignos de confianza, embusteros, ventajosos, valientes solo cuando la ventaja los acompaña y en suma vaticinó que, como adversarios,  seríamos la más fácil de todas las presas.


POR Antonio Limón López.


Si a usted le interesó este artículo, seguramente le interesará este otro:
BREVE HISTORIA DE LA ANTIDEMOCRACIA MEXICANA

Share it

Twitter