Bienvenido. Eres el visitante No.

¿CUAL RESPETO?



En 1968 el PRI inventó en Baja California a los “Concejos (sic) Municipales”, para redondear el fraude electoral cometido en las elecciones de ese año en Mexicali y Tijuana. El régimen mapache declaró nulas las elecciones en las que el PAN barrió a los candidatos del PRI, aduciendo violaciones imaginarias cometidas por los candidatos panistas y ante la imposibilidad de imponer a los derrotados candidatos priistas, reformó la constitución de un día para el otro y facultó al Congreso para que, a propuesta del Gobernador, entonces  Raúl Sánchez Díaz, nombrara dos concejos municipales para substituir a las autoridades legítimamente electas, con otros desvergonzados priistas que se prestaron encantados de la vida al trastupije.


Tanto agradó a los priistas la institución que se convirtió en un modelo que se reprodujo en todas las constituciones locales amenazando los afanes democratizadores de los ciudadanos, de ahí el lema priista de ¨El PRI nunca pierde y cuando pierde arrebata¨ Por otra parte, el artículo 76 en su fracción V de la Constitución Política del los Estados Unidos Mexicanos, faculta al Senado para que a propuesta del Presidente nombre a los  gobernadores de los estados en que haya ocurrido la  desaparición de poderes. Tanto en el caso de los concejos como en el de la desaparición de poderes, solo encontramos los casos de de Baja California y otros dos en la época de Adolfo López Mateos, en que se declaró la desaparición de poderes en  Guerrero dos veces, resultando extinguidos los mandatos sucesivos de Raúl Caballero Aburto y de Raymundo Abarca Alarcón.


La mecánica de la desaparición de poderes debió ser muy costosa, complicada y poco practica pues desde esa época no volvieron a verse otros casos, otro tanto ocurrió y ocurre con los Concejos Municipales  que también son letra muerta a pesar de que el artículo 115 constitucional en el último párrafo de la base I los establece, pero lo que substituyó a los instrumentos legales fue o el fraude electoral llevado hasta las últimas consecuencias o el típico acuerdo en lo obscurito, la renuncia a cambio de algún premio menor o de un salvoconducto para salvar el pellejo.


Con Luis Echeverría se iniciaron las renuncias ¨por motivos de salud¨ y se acabaron los problemas, fue mejor tratarlos como empleados que como a autoridades políticas, Echeverría se despachó a 6 gobernadores, empezando con Carlos Armando Biebrich de Sonora (en este caso se inventó una crisis agraria); a Otoniel Miranda Andrade de Hidalgo y a su sucesor Raúl Lozano Ramírez; a Manuel Zárate Aquino de Oaxaca; a Israel Nogueda Otero de Guerrero y por último a Gonzalo Bautista Ofarril de Puebla.


José López Portillo mandó a freír espárragos a Enrique Velasco Ibarra de Guanajuato y a Oscar Flores Tapia de Coahuila (dizque por corrupto, seguramente no se mochaba). Miguel de la Madrid renunció a Oscar Ornelas de Chihuahua, y a Mario Ramón Beteta, del Estado de México.


El campeón en la especialidad resulto ser el chaparrito de Agualeguas Carlos Salinas de Gortari quien se ejecutó a 18 renunciantes. Empezó con Xicotencatl Leyva Mortera de Baja California y siguió con Sócrates Rizzo de Nuevo León; con Salvador Neme García de Tabasco; en Michoacán a Luis Martínez Villicaña y a Eduardo Villaseñor; en Yucatán a Víctor Cervera Pacheco; en San Luis Potosí a Fausto Zapata Loredo, a Gonzalo Martínez Corbalá y a Teófilo Torres Corzo; a Guillermo Cosío Vidaurri de Jalisco; y en Chiapas le aceptó la renuncia a Patrocinio González Garrido, a y Elmar Seltzer Marselle, a Eduardo Robledo Rincón, pobres chiapanecos llevan 101 gobernadores interinos, 18 provisionales, 7 sustitutos y 6 encargados, así como un designado. Otra lindeza de Salinas fue imponer a Medina Placencia de gobernador de Guanajuato, para no reconocer la victoria de Vicente Fox, ya que le caía gordo.


Ernesto Zedillo también se ejecutó a uno que otro, primero en Morelos a Jorge Carrillo Olea y a Jorge Morales Barud; en Guerrero a Rubén Figueroa Alcocer; en Chiapas, Eduardo Robledo Rincón y a Julio César Luis Ferro. En contraste ni Vicente Fox ni Felipe Calderón recibieron ni solicitaron ninguna renuncia de los gobernadores y vaya que hay algunos que merecieran estar en casa o vistiendo el traje a rayas de los presidiarios, el de Oaxaca y el de Puebla son los grandes favoritos, pero también puntea Marcelo Ebrard Casaubón por el caso de la discoteca News Divine en que maniobró inventando culpables para eludir su propia responsabilidad.


Hace unos cuantos días, los perredistas de la Asamblea de Representantes iniciaron una grotezca simulación a efecto de destituir al Jefe Delegacional de Ixtapalapa, Rafael Acosta, mejor conocido como ¨Juanito¨ el expediente que integraron en cosa de minutos consta de nada menos que de 600 hojas, escrita por ambos lados y a renglón sencillo -aclaran para dar constancia de la seriedad de la solicitud-, tan descomunal concentrado de acusaciones se acumularon en dos días, por lo que parece que el tal Juanito debe trabajar mas de 1000 horas diarias para hacer tanto estropicio, pero en fin, los perredista, petistas y otras sabandijas que desprecian a la democracia y que no pudieron obtener de Juanito la ansiada renuncia, ahora tienen que removerlo, pero ello deben hacerlo o a solicitud del Jefe de gobierno o de la cuarta parte de los miembros de la Asamblea legislativa del Distrito Federal, por lo que ni tardos ni perezosos ya consiguieron a los asambleistas suficientes para brincarse a los electores y después votar la remoción en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, convertida en esplendoroso circo de payasos.


Cabe decir que los artículos en los que se fundan los asambleistas farsantes y firmantes de la solicitud, son el 105 y el 108 del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal y que el Sr. Juanito o Rafael Acosta, no incurre en ninguna de las hipótesis previstas, a reserva de lo que digan ¨los mejores abogados de México¨ que López Obrador trae arrastrando, por lo que esto ni es un proceso legal ni político, sino una simple mascarada, donde la decisión se va a derivar de un tipo golpe de estado a la hondureña, pues a la manera de esa república bananera todas las instituciones involucradas aparentan una legalidad inexistente para fraudear la constitución y a la desvalida Democracia, ya que ¨Juanito¨ ganó las elecciones sin ser parte de la politocracia mexicana.


En efecto, Andrés Manuel López Obrador el ¨Presidente legítimo¨ ya intentó a la manera de Carlos Salinas de Gortari obtener la renuncia de Juanito pero fracasó, la Sra. Carla Brugada ya intentó apoderarse de la Delegación a la manera de Pedro Lascurain y sólo ganó unos cuantos días. En suma los perredistas y petistas no pueden creer que Juanito, ese juglar, quiera hacer respetar la voluntado de los que lo eligieron delegado de Ixtapalapa. Los panistas que aprendieron malas mañas del PRI, como Federico Doring, ya intentan imponer otra especie de Concejo Municipal, donde unos mapaches se apoderen de lo que no ganaron en las urnas y Marcelo Ebrard, el guasón dorado, quiere demostrar a sus mapachescos seguidores que no hay trastupije que no pueda hacer para satisfacer los deseos del dictador tropical y a su legión deturpadora, en particular para poner al delegado, democraticamente electo, lejos de Ixtapalapa.


¿Pero y la democracia que? bueno en México no es gran cosa, no le interesa a ningún partido, ni a ninguna televisora, ni a ninguno de los poderes fácticos y el pueblo una vez que votó, ahora en julio, ya quedó fuera de la jugada, pero sobran quienes se erigen en sus voceros, así que las condiciones son favorables para que las ratas salgan de las coladeras para cebarse con las flacas carnes de una democracia yacente y enferma, malnacida -si es que no nonata-, anémica, despreciada, manoseada y cuyo único defensor en todo México es, en este momento, un grotesco personaje de la legua, Juanito, pero que tiene todo el derecho y toda la razón.


AL FIN UNA PROPUESTA EXITOSA




El Presidente Felipe Calderón anunció, en el marco de los tres años de su gobierno, la Reforma Política de ¨nueva generación¨ (así la califican), que propondrá al congreso en este mismo período legislativo. La propuesta fue recibida casi con aplausos por todos los partidos políticos y en algunos casos hasta con jubilo, los del PRI brincaban ¨Sí, sí claro que sí¨, el PT y Convergencia después de consultar con su amo tropical, gritaron emocionados, los del verde ecologista sacaron su porra ¨verde, que te quiero verde, verde dólar, verde reforma que te quiero con billetes verdes¨.  El PRD sólo rezongó envidioso diciendo ¨esas son propuestas históricas de ¨la izquierda¨. Bueno pues, tenemos que felicitar a nuestro presidente, después de que su reforma energética naufragó, de que su reforma fiscal terminó en una pesadilla y que la bonanza de empleos ha brillado por su ausencia, nuestro infortunado Felie Calderón, al fin le atinó a una propuesta que va como cuchillo en mantequilla. Ya le tocaba, ni hablar.

¿Pero cual es la propuesta que ha dejado relamiéndose a todos los dirigentes de los partidos? ¿Será la de soltar mas lana a los partidos en campaña? Bueno esto no está muy claro, Felipe habló vaguedades en cuanto al dinero, eso si anunció que va a haber a pasto para todos, pues tanto Televisa como Azteca quieren una tajada grande de ese pastel y no van a dejar que se quede en los partidos como ocurrió en el 2009, en esto tendrán que esperar todos a la propuesta en detalle ¿Entonces será aquello de que las propuestas del presidente tendrán ¨fast track¨ para llevarlas al pleno de inmediato, bueno esta tampoco, pues la única arma que tienen los partidos para obligar a negociar al ejecutivo, radica en la posibilidad de darle rapidez a sus propuestas cambio de algo o mandarla a la congeladora si no se mocha.  Bueno no es por ahí, las propuestas que emocionaron a los dirigentes fueron las otras dos, una implicita y otra explicita.

La implícita es que los dirigentes de los partidos políticos seguirán siendo una mafia de ratones, ratas, tepocatas, sanguijuelas, víboras prietas, alimañas dedicados a nombrar por dedazo a los candidatos cuando así lo quieran, que van a poder ampliar sus membresías a su capricho y sin tomar parecer a los simpatizantes o militantes, que van a poder revocar nombramientos de candidatos ¨solo por quítame estas pajas y en pocas palabras seguirán siendo los verdaderos electores, podrán postular a sus novias o novios, a sus ¨second front¨ a sus amiguitos, a sus compadres, a sus compadritos delincuentes que necesitan protección contra ordenes de aprehensión, en fin que los simpatizantes seguirán siendo una partida de borrego y al que no le guste que se vaya al cabo que los partidos los sostiene el erario nacional y los dirigentes son los meros, meros. Eso les encanta a todos los dirigentes y es una de las dos razones que los tienen felices.

La otra razón, a la que debemos llamar explicita, porque de manera directa la mencionó el presidente, es la de que ahora si se podrán reelegir diputados y munícipes para la siguiente elección, lo que sería bueno si los procesos de elección interna de los partidos políticos fueran democráticos, cosa que no ocurre pero ni de broma, así que esto se traduce en mayor poder para los dirigentes que podrán reacomodar de inmediato a sus favoritos, esto es el sueño dorado de los dirigentes partidistas, ya que todos disfrutan por igual las mieles de los dedazos y de esta manera, todavía será mayor el sometimiento de los militantes al capricho de sus dirigentes mafiosos. Es cierto esta es la propuesta histórica del PRD y también del PRI y del PT, de Convergencia y del Verde, pero por desgracia es la nueva propuesta del PAN antidemocrático que nació en el 2009.

Esta reforma política traerá mayor desprestigio a nuestro envilecido proceso democratizador, a nuestros tramposos partidos políticos, mayor desilusión entre los militantes y un mayor deterioro al convivio entre nosotros los mexicanos, pues los partidos que debieran ser instrumentos de intercambio ideológico y puntales del esfuerzo de todos, simplemente siguen siendo pandillas, donde sus dirigentes administran el botín económico como ni Ali Baba imaginó en sus mas desbocados sueños de riqueza y de impunidad. En tanto la Democracia seguirá esperando, su única esperanza radica en el rechazo abierto y público, que sin embargo será difícil de hacer notar en una sociedad atrapada entre Televisa, Azteca 13, el Gobierno Federal y el de los estados, todos cómplices y solapadores de esta ignominia.

PENSANDO EN UN FUTURO PARA MEXICO




De pronto Jorge Castañeda y Héctor Aguilar Camín firman como coautores el ensayo ¨Un futuro para México¨, que publican en la revista Nexos, el que bien podría ser un plan revolucionario si en México tomáramos en serio las revoluciones o simplemente las ideas y casi en ese mismo instante, Carlos Slim, nuestro verdadero midas criollo, nos propone otro plan como para tomar las armas o al menos para salir de casa echando, si no balas, si al menos chispas.


¿Acaso estamos inconformes con todo lo que ocurre en México? Bueno, pues sí, eso de la reforma fiscal, de los pelafustanes que tenemos cobrando como diputados y senadores, esos discursos de nuestro antes admirado Felipe y que ahora parecen pronunciados ante el altar de la patria de la ignota república de Babia, donde seguramente todo anda de maravilla, porque en México ¨todo anda de cabeza.


Tampoco estamos felices por tanta delincuencia ni con tan increíble ineficacia de las autoridades  para combatirla, tampoco celebramos la nefasta reforma fiscal, justificada a partir de la brillante frase ¨es la menos mala¨ o como argumentó el Secretario de Hacienda: ¨.. en cuanto a la opinión de los Premios Nobel, algunos de ellos mis maestros, sobre los impuestos en México, debo decir que ellos no conocen nuestra situación, porque lo que funciona para otros, para nosotros no¨ y así fuimos tratados de refilón como si fuéramos fenómenos de circo; ni podemos decir que estamos felices con la farsa de elección democrática del 2009, donde campearon los dedazos y el reparto grotesco de diputaciones entre dirigentes  de los partidos y el Presidente de la República, que recuperó inesperadamente el papel de ¨gran elector¨ de la era priista, es decir de mapache.


Estamos insatisfechos con el presente de México que huele y sabe a pobreza, exceptuando a una élite de funcionarios públicos y a un puñado de familias; nos parece injusto que después de miles de millones de barriles vendidos, de miles de millones de dolares gastados y de otros muchos que debemos, sigan existiendo las condiciones de miseria que expulsan a millones de compatriotas; no, nada feliz nos hace el nivel educativo que se percibe en las escuelas públicas y en las universidades, actuales reductos de todo tipo de pandillas y alimañas;  pues por todo esto y más, por mucho más  estamos insatisfechos y claro, demandamos un gran cambio a nuestros gobiernos y esto explica las propuestas de Jorge Castañeda, de Aguilar Camín y de Carlos Slim. 


Pero no sólo padecemos por causa de las malas decisiones de un gobierno que es autor de lo malo, por ineptitud, complicidad o por cabeza cuadrada, sino que también padecemos por una deformación cultural maligna que nos degrada civicamente y si no juzgue usted a partir de nuestros empresarios, cuyo desmesurado espíritu de lucro y nulo patriotismo, los hace valerse de cualquier medio para evadir impuestos y son incapaces de invertir en algo que no les garantice el 300% de utilidad en el corto plazo; o aprecie el efecto entre nosotros de ese nefasto invento norteamericano de las teorías de conspiración, que ya parece tan mexicano como las  enchiladas o la preferencia por el ocultismo y las ¨filosofïas¨ esotéricas, por el orientalismo de la peor ralea y hasta por la medicina alternativa de magos, curanderos y brujos, que es consecuencia de la ignorancia rampante.


Pero el peor de todos los males, nuestra ¨caja de Pándora¨ consiste en el desprecio que experimenta nuestra sociedad respecto a los políticos, que son vistos como mentirosos, aprovechados, indignos de confianza, miedosos y en suma despreciables, juicios que se extienden a la Política, con lo que quedamos entrampados, pues si no tenemos políticos seguiremos en las mismas, seguirán designándose a ¨ciudadanos¨ (viles escaladores sin compromiso político) a los puestos de elección popular, a fin de cuentas basta el dedazo de los dirigentes partidistas para imponerlos. 


Por lo que es fácil apreciar que antes que el gobierno y sus falsos políticos, los culpables de lo que padecemos somos los ciudadanos sin credencial de funcionarios públicos, en suma tú, yo, él, aquel, ellos, bueno, todos nosotros y si somos víctimas, en todo caso somos víctimas propiciatorias, pues usamos la credencial de elector solo para cobrar cheques y no para votar o cuando votamos, lo hacemos como borregos. ¿Para que nos enredarnos con sofisticadas recetas que de nada sirven? debemos ir directo al problema que está en nosotros los gobernados, tomemos la iniciativa y dicho sea en el lenguaje de Ross Perot ¨Si el auto no prende, pues levantó el cofre y arreglo el problema¨  aquí el auto que no funciona somos los gobernados, que entre complacientes, cómplices e ignorantes, dejamos en las peores manos el presente de México.


Así pues ¿cual es la formula para salvar el futuro de México? definitivamente ninguna de las que proponen Jorge Castañeda y Aguilar Camín, que nos endilgan en su elegante y dilatado ensayo publicado en Nexos, todas las recetas de cocina que hasta Fox suscribiría sin que le temblara el pulso y con la plena aprobación de marthita, tampoco lo es la propuesta de Carlos Slim, mucho mas cercana al acierto, pues para empezar no recurre al clásico recetario dirigido al gobierno.


Nuestro deber es muy sencillo de proponer pero muy difícil de hacer, sencillamente debemos politizarnos, politizar a nuestros amigos, hablar de política, leer a Norberto Bobbio, a Isahia Berlin, necesitamos afinar nuestro sentido político para no engañarnos con falsos políticos, ni con los intelectuales metidos a políticos sin serlo, por este camino dejaremos de engañarnos con nuestra falsa democracia y con sus promesas hueras. Lo que necesitamos es formar políticos verdaderos, formar gobiernos con verdaderos políticos, proponernos metas políticas y exigirnos a nosotros mismos un papel critico pero al mismo tiempo analítico, eso significa en castellano asumir el papel de ciudadanos que nunca hemos sido, algo que en la historia de México nunca ha sido imaginado siquiera (cuando menos desde que en 1325 los aztecas se encontraron el águila parada sobre un nopal devorando a una desdichada serpiente). Entonces y sólo entonces estaremos en posición de tener nuestra propia Tecnología Progresiva, entonces las recetitas de cocina administrativa como las de Jorge Castañeda y Héctor Aguilar Camín, entre otras más o la visión de Carlos Slim, podrán adquirir el carácter de pasos previsibles, lógicos y hasta inevitables.

LOS 500



En el colmo del descrédito, la Cámara de Senadores decidió enmendarles la plana a los diputados que votaron el aumento a la tasa del IVA en un punto porcentual, para “mejorar las condiciones de vida de los mexicanos”. Los senadores priistas lo hacen por revancha contra el atarantado de César Nava que los “ofendió” al decir que ese incremento impositivo era una propuesta del PRI y no del PAN, por su parte los perredistas aprovechando que los grandes pescadores están hechos bolas, ni tardos ni perezosos lanzan sus propias redes para ver que pescan en la confusión, tampoco existe patriotismo ni ninguna forma de idealismo en esto, sino simple oportunismo.


Esto pone de nueva cuenta en el laboratorio a los propios diputados, apodados desde ahora como “Los quinientos” pues a pesar de que parecen que están hondamente divididos, en realidad están unidos en lo primordial, en enriquecerse en lo personal y en conseguir privilegios para sus respectivas pandillas a costa de un pueblo, al que pretenden engañar con la parodia de Democracia que padecemos. El pueblo de México entre abstención y voto en blanco deja a los diputados de la LXI Legislatura apenas legitimados por menos del 20% del electorado, una verdadera vergüenza, que sin embargo los tiene muy sin cuidado, dedicados a hincarnos el diente en la yugular.


Hace unos días me llegó un correo que contiene la investigación de Roger Lavalle de la “Asociación Tuning del Sureste” la cual carece de desperdicio sobre los ingresos de “Los 500”, cito entrecomillada, la parte informativa del correo de Roger:


“Una rápida revisión de sus prebendas explica por qué a los mexicanos el Poder Legislativo nos cuesta nueve mil millones de pesos al año.”


“Los diputados tienen un salario mensual, lo llaman Dieta, de 105 mil 370 pesos, que restados los impuestos, les dejan 77 mil 745. Hace poco hubo un escándalo al saberse que sus impuestos se los pagaba la Cámara, a cargo del mismo presupuesto legislativo. De su ingreso pueden ahorrar 12 por ciento para un fondo de retiro, aportándoles la misma Cámara otro 12 por ciento. A esto suman dos pagos mensuales más: 28 mil 772 pesos de ayuda ciudadana y otro que es de escándalo, 45 mil 786 pesos más por ¡asistencia legislativa!”


“Reciben gratis, claro, un seguro de gastos médicos mayores para ellos, sus padres, su cónyuge y sus hijos y el pago de gastos médicos que abarcan dentista, optometrista y lentes gratis. Además, gastos funerarios para la misma parentela, que representa un mes de dieta.”


“Cupones de avión con la tarifa más alta para cambiar por cuatro boletos mensuales, tres si están en receso. Ayuda terrestre de hasta diez mil pesos mensuales a los que viven en un radio menor a 300 kilómetros, ¡los del Distrito Federal incluidos!, y una tarjeta IAVE para cada uno de los 500 legisladores.”


“A esto hay que añadir aguinaldo, vacaciones, ayuda para gasolina, pago de celular y asistentes. En algunos casos coche y chofer. Y TODAVÍA FALTA EL BONO DE RETIRO POR $1.6 MILLONES QUE YA SE AUTORIZARON LOS SENADORES.”


El semanario Emeequis documentó que la saliente 60 Legislatura gastó -de 2006 a 2009:
-12.72 millones de pesos en galletitas, café y leche
- 6.8 millones en botellas de agua
- 126 millones en comidas en eventos y vales de alimentos
- 613 millones en boletos de avión
- 670 millones de seguros médicos
- 190 millones en teléfonos fijos
- 32 millones en celulares”


“No es todo. Excélsior documentó opacidad en 12% del presupuesto. Es decir, de los 5 mil millones que cuesta la Cámara de Diputados, los coordinadores apartan 600 millones, cuyo gasto no revelan a nadie, conocido como "asignación a grupos parlamentarios".


“Milenio calculó las horas trabajadas por sesión, de martes y jueves. Concluyó que ganan mil 869 pesos por hora laborada. Es decir, 160 veces el salario mínimo.”


A Roger le indigna la dieta de los diputados, las prerrogativas adicionales y los privilegios como la excensión impositiva de que disfrutan y claro que indigna eso en un país que subsiste en la pobreza, a pesar de que le gusta catalogarse entre las diez mas grandes economías del mundo, a pesar de que forma parte de la OCDE y a pesar de que nuestro presidente da consejos a las grandes economías mundiales.


A mi me indigna más la trampa con la que legislan, simulan una reforma penal “los juicios orales” para apaciguar a sus amos norteamericanos y sin embargo, todo lo conservan igual o peor, presumen de federalistas y construyen a diario el peor adefesio centralista que existe en el mundo, ofrecen exportar la democracia pero la construyen a dedazos y nos obligan a alimentar a dirigencias voraces que se reparten el poder político real, sin tomar en cuenta a sus militantes, convirtiéndonos en viles borregos, hacemos gala de nuestras reservas monetarias y estas se encuentran depositadas en el extranjero donde producen empleos y prosperidad y en México, sirven sólo para retribuir a los especuladores de divisas.


En realidad nuestros diputados federales, estatales, nuestros senadores y en general toda la llamada “clase política” es una clase de impostores, de falsificadores, de gesticuladores, pues no hemos sido capaces de producir verdaderos políticos, ya que nuestras leyes impiden su existencia y fomentan a los parásitos “ciudadanos” que sin tocar la baranda de las elecciones internas de sus partidos, están en las cámaras arrodillados ante sus dirigentes partidistas o ante el Presidente (hoy el PAN, ayer el PRI), cumpliendo un papel de vergüenza, de complicidad pero sometiéndose gustosamente y sin problemas de "dieta" al olvidadizo, frivolo y trivial  juicio de nuestra historia.

CESAR NAVA, EL LIDER DEL PANISMO



César Nava dijo lo que todo mundo sabe, que la propuesta de elevar en un punto porcentual al IVA, no es una propuesta del Presidente Felipe Calderón ni del PAN, es una propuesta priista, eso es todo lo que dijo el que firma como dirigente panista, una minucia, una nadería, una insignificancia, una nada, debería haber pasado desapercibida, pero los priistas se hicieron los agraviados, los ofendidos, se comportaron como si les hubieran mentado esa, esa que no tienen y se razgaron las vestiduras, hicieron un “pancho” de proporciones colosales hasta el punto que César Nava se quedó atónito, con la boca abierta,… pobre no supo la que armó.


Entre los villanos y esta es una comedia bufa de villanos, sin héroes ni heroínas, no existe proporción, ni una escala de valores, ni prioridades patrióticas, lo único que existe es la farsa, el escándalo, la humillación al caído y para eso hay que sobreactuar como señoras de mala nota, no para defender una dignidad que no tienen, sino para gesticular como ofendidos en su honor, pero ¿Por qué? . . Pues por nada, nuestros legisladores actuaron dando importancia a lo insignificante, para educarnos como a un pueblo banal, superficial, carente de sentido de las proporciones, del valor de las cosas y por lo tanto para educarnos en la degradación progresiva y aquí estamos, indignados con el aturdido de César Nava a quien el Presidente puso de testaferro en la dirigencia del PAN.


No contentos los panistas con tratar a César Nava como a un "tonto de capirote" (lo que sea que esto signifique), dizque para desagraviar a los priistas, el Presidente mandó al Secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont, al que le estaban saliendo telarañas mientras espera a los dirigentes del SME, para que regañara públicamente al dirigente del PAN, quién a pie juntillas tuvo que aguantar al Secretario “¿Pero quien te piensas que eres?- le espetó a la cara Fernando Gómez Mont- No, no, eres mas que un simple empleado del Presidente, tampoco estás para pensar nada, ni para opinar y si no te gusta, te largas”, César Nava apenas tuvo tiempo de decir “quiero hablar con el Presidente” y el secretario marcó desde su celular y se lo dio:


- CN. Felipe, he estado tratando de comunicarme…
- FC.- No te preocupes César todo va a salir bien, nada mas ponte de acuerdo con Fernando.
- CN.- Me trató muy mal..
- FC.- Eso es lo que parece, parece Elmer Grullón (risas) pero no es su intención, además lo trae muy estresado el tal Esparza porque no lo pela.
- CN.- Yo no dije nada malo, sólo que …
- FC.- (Interrumpiéndolo) Ya te dije no pasa nada, todo se va a arreglar, ¿Por qué no te tomas unos días de vacaciones? Anda vete a Disneylandia, o a Legoland, ya se, a Six Flags, para que te relajes, te puedo conseguir unos pases especiales para que no hagas colas. ¿Cómo la ves?
- CN.- Me voy a quedar.
- FC.- Pero calladito, no digas ni contestes nada, ¿eh?
- CN.- Esta bien, Felipe ya no digo nada.


Ya mas calmado, le regresó el teléfono a Gómez Mont y mientras este limpiaba su celular de lagrimas y mucuosidades, César Nava le dijo hipando que se iba a quedar, pero que no iba a decir esta boca es mía, a lo que el Secretario le sonrió y le dijo “muy bien muchachito”


De esta manera se escribió otro episodio grotesco en la historia de nuestro Congreso y de la República, mientras los priistas, perredístas, verdes y demás se regodean (¡que friega le paramos al nene, ja, ja, ja!) mientras voltean a ver la solitaria curul de César Nava, el “líder del partido del gobierno”.

FELIPE CONTRA EL MUNDO



El movimiento sindical en México tiene tres vertientes, una que sigue los lineamientos de la Tercera Internacional Comunista, concretamente de la Unión Sindical Roja que desde Moscú elaboró un plan de acción sindical para todo el mundo, excepto para la orbita soviética donde los sindicatos (obvio) no existían -ni existen-, a esta corriente se adherieron de manera sincera e incluso heroica Valentín Campa, Silvestre Revueltas y vieron su mayor éxito en el movimiento ferrocarrilero, otra francamente venal que es la de los sindicatos fomentados desde las oficinas del gobierno mexicano, CROM, CTM, CROC, SNTE, SME entre otros y por último los sindicatos que surgen recientemente a raíz del proceso democrático mexicano, sin que esto implique, para nada, que estos nuevos sindicatos sean democráticos, pues son copia al carbón de los anteriores.

En el mundo el sindicalismo surgió contra las condiciones de trabajo impuestas a los niños en las minas de carbón y a las mujeres en la industria de los tejidos, pero pronto se transformó en una fuerza popular e incluso política debido al apoyo de que disfrutaron los sindicalistas, en particular a partir de la primera encíclica social, la “Rerum Novarum” (1891) que establece derechos inalienables para los que “trabajan por el pago de un salario” Pero es en los países de habla inglesa, donde existe mayor evolución industrial donde florece con mayor grandeza el sindicalismo auténtico, en Estados Unidos surgen clubes que son en realidad sindicatos que se confrontan con su gobierno aún en tiempos de guerra, el sindicalismo norteamericano no obstante las frecuentes acusaciones de desvío político o de corrupción, sigue siendo poderoso e influyente y no sólo en Estados Unidos donde los teamsters apoyaron a Obama, sino en Inglaterra (gobernada por los laboristas), Italia, España, Francia, Alemania y hasta en Argentina y Brasil (Lula es un dirigente sindical).

Es cierto que los grandes sindicatos mexicanos han guardado silencio frente al problema del Sindicato Mexicano de Electricistas de la empresa pública Luz y Fuerza del Centro, pero cada día que transcurra en lo sucesivo la inconformidad de este sindicato va a crecer en peligro para el gobierno de Felipe Calderón, pues si no logra en un tiempo breve apaciguar a la dirigencia del SME, los grandes sindicatos norteamericanos y del resto del mundo, van a empezar a presionar a su respectivos gobiernos, fundados en la solidaridad y camaradería entre los obreros. Los Jefes de Estado primero van a enviar notas discretas, sugiriendo a Felipe Calderón que resuelva ese asunto, pero si Calderón no tiene éxito, esas notas se convertirán en exigencias y luego en amenazas, incluso el delicado tema de las maquiladoras puede encadenarse a los reclamos internacionales, los sindicatos norteamericanos tienen años clamando, sin pruebas contundentes, que en México el gobierno manipula ilegalmente los mas elementales derechos laborales y por ende, dicen esos sindicatos, México compite deslealmente en el mercado laboral, lo cual puede implicar el retiro de nuestro país de esa industria, ahora la principal empleadora fuera del gobierno.

Felipe Calderón planteó su plan de extinguir a la paraestatal “Luz y Fuerza del Centro” en un pésimo momento, apenas después de que su gobierno negó reconocimiento a los nuevos dirigentes del SME, lo que parece que el Presidente actuó por simple mezquindad política, es posible que no sea ese el caso, pero lamentablemente lo parece y lo parece mucho; En particular porque el asunto fue consultado exclusivamente ante sus colaboradores de confianza, quienes lo aprobaron gritando “Agu, gu, dada” y aventando sus chupones al aire ¿Qué esperaba, alguna reserva, alguna duda o alguna reticencia? Pues claro que no, para eso es el club infantil que lo ha acompañado, sin reflexionar, apoyándolo en todo a lo largo de los últimos diez años, pero ahora no basta esa lealtad ciega.

Felipe ha eludido astutamente cualquier acto internacional que parezca “políticamente incorrecto” se deslindó de la posición mexicana definida por Vicente Fox con relación a Cuba, apoyó a todos los países del continente en el caso de Honduras, adoptó un papel discreto en el plano internacional y no se ha confrontado para nada con el presidente norteamericano, al extremo de que Andrés Manuel López Obrador quedó como el “loquito de izquierdas” ante los gobiernos de España, Chile, Argentina, Venezuela y Brasil, pero eso puede cambiar a causa del increíble desliz de la disolución de Luz y Fuerza del Centro y la prolongación del problema sindical que enarbola el SME y con este, los grandes enemigos políticos del Presidente AMLO, Ebrard y tras bambalinas el mismo PRI, que alienta a Felipe Calderón para que siga arriesgando todo por prácticamente nada.

Nuestro presidente debe darse cuenta que no es lo mismo enfrentar a Creel, a Fox, a López Obrador, a Ebrard, al PRD, al PRI o a sus propios compañeros panistas engañados con sus designaciones, que enfrentarse a los teamsters y a la AFL-CIO de Estados Unidos, o a la National Farmers Union de Inglaterra, o a la Confederación General del Trabajo de la República Argentina, o las Comisiones Obreras y a la Unión General de Trabajadores españoles, o a la Central Unitaria de Trabajadores de Chile, o a la Central Única dos trabalhadores de Brasil, no es lo mismo, incluso existe la Organización Internacional del Trabajo la que ultimamente tenía difucultades para justificar su existencia,  en suma todas estas organizaciones van a cargar contra Calderón a lomos de sus presidentes y jefes de estado.


El sindicalismo es un grave y delicado asunto nacional e internacional que después de muchos años de tempestades, ahora duerme placidamente. Ningún presidente quiere que este asunto se ponga de moda otra vez y menos en su país y si esto ocurre y es a causa de un "acto soberano" de su vecino, tan mal ejecutado que lo convierta en un asunto internacional, el ingenuo responsable va a tener que pagar una abultada factura en desprestigio y su país... !que ironía! ... en perdida de empleos.

MAL PADRE Y PEOR MAESTRO



¿Cual es el papel del PRI en la formación política de los mexicanos? Bueno esta es una pregunta que ya habrá escuchado anteriormente, una pregunta que incluso antes de haberla escuchado seguramente usted se formuló en el algún momento y claro, seguramente consideró que el PRI tiene una importancia central en la formación política del mexicano de hoy, no sólo si tratamos de apreciarla tomando como marco de referencia el altisonante éxito que obtuvo en las elecciones federales recién pasadas, sino aún en el caso de que hurguemos dentro de eso que es el plebiscito de todos los días, sí.. de eso que es nuestra identidad nacional.


Desde el año 2000 se ha anunciado la muerte del partido revolucionario institucional, incluso muchos llegamos a pensar que el PRI de Plutarco Elías Calles, de Cárdenas, de Díaz Ordaz, de Echeverría, de Salinas de Gortari murió en algún momento a manos de Ernesto Zedillo o de Vicente Fox o quizás victimado por sus “reformadores” priistas egresados de Yale, Georgetown o Harvard o peor aún, sacrificado por sus más radicales apologistas, los superarchirrecontrahiperpriistas Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador o ya en el peor de los casos por las puñaladas traperas que le asestó la despechada, vengativa y todopoderosa superlideresa Elva Esther Gordillo; Pero no, a todas luces vemos que el “difuntito PRI” …goza de cabal salud y ¡hoy, hoy, hoy! -como pronunciara el bembo más afortunado del planeta- anda de parranda.


Pues no sólo vive el PRI como una realidad exterior a la nuestra, sino que el PRI vive dentro de nosotros mismos a raíz no sólo de una especie de éxito político, sino como parte integral de cada una nuestras células y moléculas espirituales, el PRI vive en cada mexicano, en cada uno de los que lo afirman y votan por él y en cada uno de los que lo negamos y abjuramos vanamente de su existencia, el PRI sustituyó a nuestro ángel de la Guarda, al ángel bueno y al mismo tiempo al diablillo que nos mal aconseja, esta con todos los partidos políticos actuales, incluyendo a los más radicales y a los más acomodaticios, a los banales y a los trágicos, a los que lo saben y se comportan como farsantes y los que lo ignoran y son solo cándidos e ingenuos y aunque dan ganas de enmendarle la plana a Octavio Paz en su “Laberinto de la Soledad” o a Samuel Ramos en “El perfil del hombre y la cultura en México” bien vale decirlo, un poco a la manera de nuestro más eximio poeta épico e íntimo: es el PRI, “Único a la altura del arte”, o como diría León Bloy del alma de Napoleón ..el rostro de Dios en las tinieblas”


La relevancia del PRI se diluye por la superficialidad de nuestros analistas políticos, que o hacen crónica de sociales: "el gobernador fulanito es compadre de perengano y se acuesta con la tal fulana" o es crónica de la nota roja, "este es socio de aquel en los contratos de obra pública", o en los permisos de construcción, o es simple instantánea: "estos diputados son una recua de pollinos". El PRI es a pesar de tantas historias sobre su origen, sobre sus momentos culminantes, sobre sus pastores y borregos, una realidad desconocida, ignorada, es un enorme poder difuminado en la bruma, incomprendido y mal estudiado.


Por ello siempre es oportuno señalar sus dos notas distintivas y que son las que lo caracterizan y que donde se encuentren, se encontrará un priista, así sea este ignorante de su filiación: vamos pues a la primera: el priista no tiene ideología alguna, no existe pues un cuerpo de ideas vivas que lo guíen, que lo aten, que lo siembren firmemente en la alameda ideológica de nuestro tiempo, el priista puede ser tan de “izquierda” como Plutarco Elías Calles o tan de “derechas” como Carlos Salinas de Gortari, a condición de que adoren y cultiven sus cuentas bancarias y se arrodillen ante Estados Unidos de América y con eso basta, pueden decir y creer en lo que les acomode a fin de cuentas el PRI es el cero ideológico, la nada conceptual, no existe creencia que no puedan afirmar aparentando creerla a pie juntillas, siempre que les traiga algún beneficio momentáneo y de la misma manera y por la misma razón, de inmediato negarla, abjurar de ella ¿Qué priista se toma en serio por sus convicciones? Pues ninguno.


¿No me cree? Pues vea, los mismos priistas que aplaudieron a los comecuras en las escuelas públicas educaron a sus hijos con los hermanos maristas o con los jesuitas o en el extranjero, aquellos que “casi” se dijeron dispuestos a combatir brazo a brazo con los marxistas de Cuba, fueron los primeros en abrir sus cuentas en Texas o en California y también fueron los que se desgañitaron con el “no nos volverán a saquear” mientras trasladaban sus dineritos a Estados Unidos, los mismos que aplauden a los estudiantes victimados el 2 de octubre en Tlatelolco y sin embargo, que se identificaron entonces con los agresores y no con los agredidos, hasta que ese oprobio no pudo ser escondido por mas tiempo y así podríamos citar ejemplos en derechos humanos, en política internacional, en (in)justicia, en (pesima)administración hasta lograr una bonita colección de tomos, mas o menos del mismo pelo que los de la enciclopedia británica.


La otra característica esencial del priista es que si no cree en nada !menos cree en la Democracia como la forma de elegir a sus candidatos! el buen priista prefiere las designaciones de candidatos y no las elecciones dentro del PRI, porque la democracia interna acabaría con el partido mafioso, ya que mientras subsista el gran dios del dedo, el priismo subsistirá, sea en el PRI o en cualquier otro partido que lo practique, gracias a este formidable invento de Plutarco Elias Calles, la dedocracia, los priistas seguirán siendo dóciles borregos ante quienes los impusieron candidatos y el control antidemocrático estará garantizado también hasta el fin de los tiempos.


De ahí que si revisamos la boleta electoral con cuidado, desde el primer recuadro hasta el último, veremos muchos logos y colores distintos pero a un solo y único partido verdadero, padre político de todos y por desgracia, grande y exitoso educador de nosotros los mexicanos.

EL HOMBRE FUERTE


El sistema de Seguridad Nacional es la cúspide de nuestro sistema de Justicia, el cual afronta indolente un desprestigio enorme ganado a pulso, en particular porque el enemigo visible es la Delincuencia Organizada, pero el real es otro. Durante décadas los agentes del ministerio público o han sido venales o han vivido con salarios raquíticos entre enormes tentaciones, los agentes ministeriales han sido improvisados, se han corrompido, han sido asesinados o han vivido atemorizados, este sistema es perfectamente anómalo en todo, en la distribución de los recursos, en la investigación, en el enjuiciamiento, en las prisiones, visto a ojo de pájaro parece que hasta el Federalismo conjura con presupuestos desequilibrados para investigadores y jueces, para la federación y los estados, pues mientras un Juez de Distrito gana mas que un gobernador, los jueces penales de los estados además de malpagados están expuesto e indefensos frente a los criminales que sentencian. Nuestros laboratorios están obsoletos, los técnicos forenses carecen de actualización profesional y los estados ni siquiera pueden sostener a los reos federales en prisión.
Sin embargo, a pesar de las apariencias lo que domina, corrompe y obscurece a nuestro pobre y lastimero sistema de justicia y seguridad pública, no son los males del federalismo: disparidad presupuestal y política, ni siquiera la Delinciencia Organizada sino algo unido al mayor mal nacional: el más fiero de todos los centralismos, el que ejerce de manera total y absoluta la Secretaría de Seguridad del Gobierno Federal, que es absoluta, que todo lo dictamina y decide, tanto la distribución de los recursos fiscales a los estados, como la forma como se arman nuestros policías y a quien se le compran esas armas y el resto del equipamiento, los laboratorios y hasta cierne en su criba toda la información criminal, desde las huellas digitales, los antecedentes penales, las comparaciones de ADN. En su poder absoluto decide todas las estrategias de todas las policías y se eleva como el gestor y "non plus ultra" de la gran estrategia de seguridad nacional, con excepción de la del ejército.
Asómbrese, la Secretaría de Seguridad dispone de un presupuesto mayor que el de la Procuraduría General de Justicia y del Poder Judicial de la Federación, tiene funciones tan ambiguas y amplias que bien puede ejecutar investigaciones políticas, bajo el pretexto de ser “de inteligencia”, pero no sabemos nada de los funcionarios que desempeñan esas funciones, salvo que regularmente los agentes federales se encuentran involucrados con criminales de la peor ralea y de que son espectacularmente ineficaces.
La supersecretaría no sólo nos desconcierta a nosotros ciudadanos de a pie, sino hasta el mismo Procurador General de Justicia creyó ingenuamente que la procuraduría tenía una misión central en la estrategia para conservar la legalidad e integridad de México, pero para la Secretaría de Seguridad lo central no es la lucha contra el crimen sino el control de la sociedad, por ello o se comportaba Medina Mora como un achichincle de la supersecretaría o se largaba, finalmente se fue a Londres y ahora estamos a punto de que el nuevo procurador sea una figura decorativa a fin de que no traspase el poder de la supersecretaría. Hasta el propio Presidente de la República, es rehén de este poder fáctico, peor que el del dupolio televisivo y sólo Dios y Felipe Calderón saben que miedos le habrán metido.
El poder del Secretario de Seguridad, Genaro García Luna, sólo puede compararse con el poder que tuvieron en otros tiempos los entonces secretarios de gobernación Luís Echeverría y Gutiérrez Barrios, pero ahora con un presidente abatido y débil, con más dinero, mayor impunidad, mayor potencial de peligro y sin que nadie lo note: en esa supersecretaría se sirven con la cuchara grande, compran tecnología basura sin ser auditados, contratan a escoria, gastan el dinero en pacas y costales en lo que se les antoja, nadie sabe a ciencia cierta que hacen, pero contra los delincuentes organizados son como dulces corderos, excepto para lograr la “heroica” captura del pobre loco que “secuestró” al avión del vuelo Cancún- México, por cierto ahí sí se hizo presente el supersecretario, porque sabía que ningún narcocapo se incomodaría al verlo dirigir ese operativo publicitario, pero eso si en las aprehensiones de los matones de segunda de los carteles, llevadas por el ejército o por humildes policías estatales o municipales, no se ve ni en fotografía “no sea que alguno se la tome personal y se enoje” porque en realidad su trabajo es apantallar al Presidente (que anda en Júpiter o Saturno), gastar todo lo que se pueda a manos llenas sin rendir cuentas a nadie, mientras nuestras policías y agentes ministeriales se concretan a verlo como si fuera el supremo Dios del Olimpo. Al menos los dioses griegos luchaban por los mortales -podemos reflexionar- pero el supersecretario ni es un dios griego ni lucha por nadie que no sea él mismo.
Claro que también existimos nosotros los confiados gobernados, despistados como siempre, que permanecemos ignorantes sobre lo que bien puede ser la nueva situación política del país: el presidente Calderón, sin dinero, sin liderazgo claro, con la renuncia de Eduardo García Mora, la derrota ante el PRI, la degradación del PAN a copia al carbón del PRI, la muerte o renuncia de sus amigos, el abatimiento que lo inunda y que se nota a leguas y la embestida previsible de la delincuencia organizada, probablemente ya renunció al poder, en este caso muy probable y lamentable, el hombre fuerte lógico para asumir el control de nuestra nación al garete, es Genaro García Luna, a fin de cuentas cuenta con incondicionales decididos, armados, irresponsables, con el único presupuesto discrecional y para acabar pronto, nadie se sorprendería pues en México nadie sabe para quien trabaja y desde siempre los lobos han cuidado a las ovejas.
Por Antonio Limón López

DE REY MIDAS A MOISES CRIOLLO




Llegaste a la presidencia prometiendo que administrarías mejor nuestros recursos económicos, que serías el presidente del empleo, que harías las reformas fiscales y petroleras necesarias, pero por desgracia los imponderables “contra los que nada podemos” volvieron a interponerse en nuestro destino, el aumento de precios en el mercado mundial de alimentos, la crisis financiera internacional, el bajo precio del barril de petróleo, la quiebra hipotecaria norteamericana y con todo esto volvieron los fantasmas de antaño: la devaluación, la fuga de capitales y la perdida de empleos.

Claro que además de esas causas externas, tan socorridas por los ineficaces, existen recetas internas para el desastre, esas nos la explican varias leyes y principios: la primera es la “Ley de la Entropía”, que dice que toda fuerza física tiende al reposo, lo que en materia de gobierno significa que los malos gobiernos tienden a paralizarse y a dejar que las cosas buenas o malas simplemente pasen; otra es la “Ley de Murphy” que dice que si dejamos a su propia suerte algo que puede salir mal, seguramente saldrá mal y por último, el “Principio de Peters sobre la competencia” que postula que no debemos dar responsabilidades superiores a quien no tiene capacidad para ellas.

Si observaras con detenimiento los tres primeros años de tu gobierno, podrías darte cuenta que fueron años de despilfarro cuando hubo algo de dinero extra en el morral, que fueron años sin planeación para el mañana, de desconexión del Presidente con todo, simplemente te dedicaste a corromper al PAN, lo convertiste en una porra de aplaudidores y de arrodillados, les distes chambas a los consejeros nacionales y dejaste que el Club infantil de Felipe se apoderara del partido, en cuanto a la República fueron tres años de apatía, de derroche, de ineptitud y de superficialidad, fueron tres años que en la bonanza petrolera hubieran pasado desapercibidos, pero en medio de la actual crisis, brillan como tres años pésimos, cada uno peor que el anterior, carentes de liderazgo, de ideas y de metas.

En particular el tercer año parece una especie de maldición bíblica, doce meses de malas noticias, de empobrecimiento y de soberbia, que pueden catalogarse como uno de los peores en muchas décadas y te tocó a ti ser el responsable, al menos Fox te heredó una situación económica, social y hasta política mejor que la que ahora tienes y si bien prometiste convertir todo en empleos, en oportunidades, en desarrollo, es decir en oro puro como si fueras el Rey Midas, lo único que lograste fue convertirlo todo, toditito en vil mi…. mineral de poco valor, hasta Cantarel ya te niega el petróleo de sus entrañas; de plano Felipe estás bailando con la mas fea y no porque te haya tocado en suerte, sino porque así la escogiste.

Por eso a falta de algo bueno que decirnos en tu Tercer Informe de Gobierno, ahora nos saliste con el domingo siete de ese Decálogo que nos endilgaste el dos de septiembre, un decálogo de obviedades, de lugares comunes, de frases de pierogrullo, de vulgaridades, un compilado de los discursos más sobados, pero eso sí lo leíste en el marco impresionante del Palacio Nacional, ante un selecto público de empleados, de concesionarios, de aplaudidores profesionales y de proveedores y clientes del erario nacional, lo lamentable es lo pobre del discurso que parece obra de un entusiasta de la superación personal ¿No lo hizo Josefina Vásquez Mota la autora de “Dios mío Hazme viuda”? o ¿Acaso lo escribió Carlos Cuauhtémoc Sánchez el autor de “Juventud en éxtasis”? No te parece Felipe que tú país merece un poco - ¿que digo?- un mucho, un muchísimo más de respeto.

FELIPE CALDERON SE SINCERA *



Por razones de espacio reproducimos, sin mayor preámbulo, el texto de la entrevista al Presidente de México.


ALL.- Señor Presidente ¿Podría comentar los aspectos que usted mismo considera mas relevantes en su formación?
PRESIDENTE FELIPE CALDERON.- Con gusto, el primero de ellos es sin duda la influencia que recibí de mi padre Luis Calderón Vega, quien fue fundador del PAN y un esforzado luchador, hombre religioso y político de acción se identificó de manera total con los ideales que fundaron al partido, era un idealista, así que cuando el PAN se acercó a los empresarios o estos al partido –los famosos neopanistas- dejaron una influencia que mi padre repudió y que finalmente lo obligaron a romper con el partido a principio de los años ochenta. Otro aspecto fue que en mi caso inicié mi vida como militante en la ciudad de México y no en Michoacán, por lo que formé parte de la estructura centralizada del partido desde muy joven, lo que me permitió conocerlo en detalle, tanto en lo bueno como en lo mejor y tanto en lo malo como en lo peor, a diferencia de mi padre yo nunca pensé siquiera en renunciar y menos cuando el partido me cobijó haciéndome dirigente juvenil desde antes de ser mayor de edad, a esto debo una larga carrera en el partido, varias diputaciones locales y federales, el liderazgo de la cámara de diputados y haber sido Secretario General y su presidente nacional y desde luego, la Presidencia de la República.
Creo que tanto la influencia paterna como la vivencia del partido desde mi infancia, son los dos aspectos que han sido determinantes en mi formación política, al grado de que quizás sea el primer presidente genuinamente político con la excepción de Madero, mire usted, Porfirio Díaz fue un militar que se hizo del poder, como Huerta, Obregón y Plutarco Elias Calles, este inventó las designaciones y por ellas fueron impuestos Rodríguez, Lázaro Cárdenas, Manuel Avila Camacho y todos los demás hasta Ernesto Zedillo; Otro fue el caso de Vicente Fox quien participa en la política a partir de que se quedó sin trabajo en la Coca Cola, pero a diferencia de todos ellos yo si he sido única y exclusivamente un profesional de la política, he estado en todas las campañas y he sido desde un pintabardas hasta el presidente de la República. Nadie más puede decir lo mismo en México.


ALL.- ¿Que influencia tuvo en usted todo lo que nos narró?, digamos ¡que fue lo que aprendió, cuales fueron las enseñanzas adquiridas en toda una vida dedicada a la poliِtica?
PRESIDENTE FELIPE CALDERON.- La primera que nadie es tan pequeño ni tan grande como para que no pueda ganar o perder, a lo largo de mi vida fui candidato derrotado muchas veces, quienes me ganaron pasaron sin dejar huella, me enfrenté a adversarios considerados invencibles y con estos tuve mejor fortuna, el primero fue Ernesto Ruffo Appel que después de invitarlo para que fuera Secretario General del partido y que aceptó, me traicionó y se lanzó en mi contra pero gracias a sus propios defectos lo vencí, el siguiente fue Santiago Creel, ese advenedizo y trepador al que Vicente Fox convirtió en su favorito, cosa que le agradezco (una breve sonrisa) y por último a Andrés Manuel López Obrador, quién al igual que Ruffo y Creel levantó su propio cadalso para inmolarse en él, debido a su narcisismo y por ende a su incapacidad para poner los pies en la tierra.
Otra enseñanza es que hay que hacer política a la moderna, es decir a base de alianzas, consensos, de ceder o conceder, de avanzar según se pueda, de revisar toda la información, de analizar todas las alternativas, de estudiar, planear y no dejar nada a la fortuna, porque si algo se deja a la suerte seguro que saldrá mal, bueno, en estos momentos después de la derrota que sufrimos en las elecciones federales (recién pasadas las elecciones del cinco de julio del 2009) debemos sacar todo el aprendizaje y toda la ganancia posible de la derrota, tomar decisiones “en caliente”, y empezar de nuevo como si la victoria nos hubiera sonreído.
Descubrí también que es importante que el líder tenga un equipo compacto y totalmente leal, donde sea el único en llevar la bandera del liderazgo, nada de sabios escépticos que metan dudas, nada de políticos con proyecto propio y mientras mas jóvenes mejor, porque así serás no sólo su líder sino su ideal. El gobierno se hace lo mismo con viejos que con jóvenes, no hay ninguna diferencia salvo en la lealtad, claro que hay que dejar intocada a la burocracia técnica que realmente mueve al gobierno y hay que nombrar en las secretarías a técnicos que merezcan respeto, pero que no van a mandar ni van a decidir nada, el líder decide todo lo importante y sus más leales, su circulo central lo debe resguardar de todos los demás como si fueran jenízaros.
Para que todo lo anterior funcione es necesario vivir un proyecto y una visión, trabajar por él todos los días y de preferencia actuar no inspirado en la justicia ya que esta es mala, el mejor sistema es el que Dios utilizó en el Antiguo Testamento, el de la gracia. El líder debe conceder "gracia" a sus seguidores y no justicia, porque si quiere ser justo nadie se sentirá satisfecho y al poco tiempo todos tendrán su propio proyecto, se distanciarán y confrontarán hasta que el líder quede descartado. El partido que ahora visualizo, es el de un partido de milicianos, de soldados que no sepan ni de donde vienen ni adonde van y menos aún que sepan quien dispone de ellos.
Aprendí que es mejor ahogar a los políticos que puedan competir dentro del partido, ahogarlos en medio de un mar de causas inútiles, de “ciudadanos” (es decir de oportunistas y trepadores) a los cuales hay que darles diputaciones, regidurías y hasta gubernaturas, es decir soltar salchichas y zanahorias a estos “candidatos ciudadanos” para que substituyan o anulen a los políticos verdaderos e idealistas que necesariamente serían nuestros adversarios, que no les quede ninguna oportunidad !para ellos nada de nada! Aprendí que el que perdona pierde y gavilán que suelta no es gavilán.


ALL.- Sr. Presidente, creo que nadie está preparado para escuchar de usted lo anterior…
PRESIDENTE FELIPE CALDERON.- Mire usted, la política es el reino de la ironía donde domina el “dime que no quieres y te diré que eres” y donde la hipocresía reina, hablar con sinceridad puede ser la tumba para un político en ascenso, pero es el cielo para los que nos aproximamos al final, así que un poco de sinceridad no hace mal a nadie, ni siquiera a mí ¿Que no quedamos en que seriamos sinceros?


ALL.- Señor, ¿Qué proyectos tiene para estos últimos tres años de su gobierno?
PRESIDENTE FELIPE CALDERON.- En realidad ninguno, salvo el de designar a mi sucesor, si como presidente tengo suerte pondré la primera piedra de la refinería, pero será otro presidente el que la inaugure y la pague, ningún acuerdo celebraré con Estados Unidos y con Canada la relación será mas difícil cada dia, nada tengo en proyecto con América hispana y menos con Europa, excepto aparentar ser un demócrata y con suerte me arreglaré con el PRI para sacar los presupuestos en el Congreso. Si la suerte me sonríe al final, dejaré la presidencia discretamente.
Pero dentro del PAN, que es lo único que me interesa realmente, me propongo dominarlo y garantizar a quien yo decida en su momento, designarlo candidato y entregarle la banda presidencial, para eso sí estoy trabajando, el PAN debe ser disciplinado y aceptar las designaciones de candidatos y ...


ALL.- Señor presidente, disculpe la interrupción, pero César Nava dijo en Yucatán que eso ya no ocurriría, que se volvería a…
PRESIDENTE FELIPE CALDERON.- (Con tono tajante) No señor, lo que dijo César es que el candidato del PAN para Mérida será el candidato que quieran los meridenses y no los panistas, revísalo si quieres… Eso quiere decir que vamos a escoger a un candidato que no lo elegirán los panistas de Mérida, y eso en buen castellano significa que a mí me corresponderá decidirlo, quién mejor que yo para conocer la opinión de los meridenses, los panistas si son leales deberán aceptar lo que yo decida y no andar haciendo objeciones, ni oponiendose a todo, somos gobierno y no oposición, unidos podré más y para los que se disciplinen habrá diputaciones, regidurías y si hace falta hasta delegaciones federales.


ALL.- Pero ¿en que lugar estarán los ideales y los principios?
PRESIDENTE FELIPE CALDERON. ¿Otra vez..? ¡Seamos sinceros! ¡Fuera la hipocresía! ¿A quien le importan esos ideales o principios? ¿No viste la facilidad con la que impuse a Germán Martínez y ahora a César Nava? Los Consejeros nacionales del PAN se dice que son “la conciencia del partido”, los mejores de los mejores y ¿Qué ocurrió en el Consejo Nacional? Pues nada, excepto que es obvio que los tengo en la bolsa, todos tienen hueso y están comiendo "con manteca" como nunca antes, así como puse a Germán y ahora a César, pondré al que quiera en las candidaturas claves y si todo sale bien en la presidencia.
Por lo que respecta a nuestros detractores ¿Supones que Creel esta libre de culpa? Pues no, cuando lo corrieron del IFE le regalamos una diputación federal de representación proporcional y después la senaduría de lista, como Secretario de Gobernación se dedicó a dar concesiones de juego y de lotería ¿y que crees? se sacó la lotería sin comprar boleto, Creel lleva una vida licenciosa y no representa nada, excepto la frivolidad.


ALL.- Pero esta Ricardo García Cervantes, todo un doctrinario…
PRESIDENTE FELIPE CALDERON.- Precisamente Ricardo es un favorecido de nuestra degradación, ha sido un montón de veces diputado federal y al menos en dos ocasiones senador, sin siquiera comparecer a ninguan elección dentro del PAN y menos afuera, es un acomodaticio y otro vividor del partido.


ALL.- ¿Y si hubiera un idealista, un panista mas allá de lo ordinario, que no fuera de su grupo de cercanos?
PRESIDENTE FELIPE CALDERON.- Bueno, bueno... un tipo de panista idealista, pensante y pues de inmediato debemos ahogarlo en un mar de trepadores y advenedizos. Si él triunfara sería tanto como aceptar que mi padre o Manuel Gómez Morín triunfaron y eso simplemente no ocurrió ni ocurrirá, cosa que lamento pero ni modo, así son las cosas.
¡Caray, ya pasaron dos horas! Tengo algunas obligaciones, me despido, el Coronel García te llevará a la puerta y gracias.

ALL.- Gracias por su tiempo y sus palabras, señor presidente.


*A la manera de Giovanni Papini, la entrevista es ficitica en cuanto que no ocurrió historicamente, pero es absolutamente congruente con Felipe Calderón, excepto en que este es incapaz de sicerarse ante nadie.


Beneficios colaterales del narco 

DEMOCRACIA DIRIGIDA CON AMETRALLADORAS


(Con profundo agradecimiento a la maestra María Belén Rosas Magallón Camacho por haber invitado a quien esto escribe, como uno de los presentadores de esta primera re-edición del libro escrito en 1960. Gracias por un honor tan inmerecido, a continuación el texto de mi intervención pronunciada el 2 de agosto de 2009 en el Centro Cultural de Tijuana -CECUT- ante 400 ciudadanos tijuanenses, héroes del 59, sus hijos, sus familiares y nosotros sus deudores)

La historia de Baja California pareciera insignificante si tomamos en cuenta los libros con que nuestros hijos son educados, o aquellos que esperan por nosotros en las librerías o los que están siendo custodiados en nuestras bibliotecas, pero en realidad la historia de nuestro estado esta formada por acontecimientos de cimera altivez, llevados a cabo por personas anónimas, carentes de recursos económicos, sin instrucción formal, pero guiadas por el buen sentido ético que recibieron de sus padres y que con el mismo celo transmiten a sus hijos, dotadas de un patriotismo genuino, de una generosa voluntad para hacer el bien y de un talante tan desinteresado que jamás esperaron premio o reconocimiento alguno por su generosa entrega.

Esta grandeza puede apreciarse desde la fundación de las misiones californianas que afianzaron nuestra frontera frente a la avidez de nuestros vecinos del norte, en la defensa del territorio peninsular contra los filibusteros que quisieron cercenar a Baja California del seno patrio e incluso en épocas mas recientes, con la dignidad de quienes defendieron sus derechos y no se sometieron al imperio de la gavilla de bandoleros que vinieron a estas tierras, desde nuestra metrópoli, para apropiarse de ellas a título de botín y que creyeron que los bajacalifornianos seríamos reducidos y envilecidos por la fuerza de las armas, de las amenazas o por la pedagogía de la indignidad, de la corrupción y de la sumisión.

Contra todo pronostico y contra toda lógica, las mismas fuerzas que vinieron a sojuzgar, a amenazar, a imponer y a mistificar el sentido ético de nuestra comunidad sirvieron de catalizador y en lugar de degradarnos, nos sacudieron de nuestra calma y confianza para despertarnos y avivar nuestra responsabilidad cívica, hasta convertirnos en ciudadanos demócratas, libres y exigentes, capaces de soportar y sobreponernos a cualquier adversidad, tal y como es el signo y actualidad de Baja California.

Las páginas de este libro contienen un relato electrizante que cautivará a los ciudadanos íntegros, los que encontrarán en sus paginas la razón de nuestra singularísima evolución cívica, única en todo México y a la par, será un balde de agua helada para los complacientes, para los cínicos y para los olvidadizos por perversión o por profesión, pero sobre todo, gracias al esfuerzo de quienes hicieron esta última edición se cumplirá el propósito del autor, confesado varias veces en el libro, que los hechos ocurridos en el estado entre 1958 y 1960 sean conocidos y recordados.

Carlos Ortega escribió en las 250 hojas de este libro, una crónica inesperada, la de un pueblo que a diferencia de la mayoría, se opuso al poder de la fuerza bruta, un pueblo que escogió a la democracia y que se alzó altivo y que ahí se conserva, es la historia de un pueblo de héroes, de ciudadanos libres y de buena voluntad, es la memoria de mártires cívicos, de personas ejemplares que fueron heridas o muertas bajo el fuego de ametralladoras, de cachiporras, de tubos, es el relato de la persecución del estado contra personas dignas y probas que fueron detenidas en las mazmorras braulianas (prisiones particulares) es también un ensayo sobre las contradicciones de nuestro periodismo nacional, donde dominaba la ruindad entre excepciones brillantes de rectitud, es la denuncia contra la degradación de nuestras instituciones a manos de una pandilla que en lugar de democracia practicaba el dedazo y la designación de candidatos, que en lugar del respeto al sufragio practicaba el fraude electoral más vil, que en vez de dignificar a nuestro ejército lo utilizó para cometer el indigno robo de urnas, para amenazar a los pacíficos, para detenerlos, para tirotearlos, que convirtió a nuestros policías en asesinos, a nuestros bomberos en represores, a nuestra representación social, es decir a nuestros agentes del ministerio público en represores al extremo de lo ridículo y que exhibió a nuestros sistema judicial formado rigurosamente por títeres y mequetrefes.

Es también la obra de un periodista independiente y apartidista que quedó cautivado por la voluntad y fe ciega de un puñado de panistas que dieron un sesgo inesperado a nuestra historia, es la voz de un testigo directo que presta testimonio sobre el abogado del pueblo Salvador Rosas Magallón, sobre el estoico maestro Zeferino Sánchez Hidalgo, sobre el joven Isidro Miranda, sobre un modesto sastre Raúl Gutiérrez, sobre un panadero de Mexicali, Juan Montoya, sobre el dirigente regional panista, el banquero: Enrique “el güero” Silva -banquero porque, como él decía, a diario utilizaba el banco de su taller mecánico- sobre don Víctor González Príncipe y es el testimonio de un ejército de jóvenes valientes y creativos y de mujeres heroicas, verdaderas heroínas de Baja California y de México.

Mas que la campaña electoral por la gubernatura de Baja California, el libro que hoy se presenta tiene como tema central el reinicio moderno de la Insurgencia democrática en México, este renacimiento aparece de manera espontánea, abrazado por todo el pueblo, pero que a diferencia de Fuenteovejuna no busca saciarse con un acto de justicia sino que de manera impensada crea a un nuevo tipo de mexicano, que surge de la nada política, para instalarse en nuestra historia de manera definitiva y subsistir hasta nuestros días. Todo esto surge en un proceso de gestación complejo y rico, el cual fue captado por el autor desde el antecedente del gobierno corrupto y francamente inmoral del Gobernador Braulio Maldonado Sandez, que convirtió al Estado de Baja California en un estado lenón, donde la prostitución adquirió las proporciones de un poder insaciable, como lo demuestra el hecho de que Maldonado Sandez inició el despojo, sin procedimiento legal alguno, contra los tijuanenses asentados en la zona del Río Tijuana, con la intención de apropiarse de sus valiosos terrenos y establecer en ellos lupanares, casinos y similares, lo cual a la postre quedó al descubierto y levantó al pueblo ante la injusticia y brutalidad del gobierno-lenón.

La providencia quiso que el despertar del pueblo coincidiera afortunadamente con el ascenso de la figura de Salvador Rosas Magallón, cuya rectitud y pasión justiciera lo convirtió en el abogado de las numerosas víctimas del gobierno, así que cuando Rosas Magallón asume la candidatura a Gobernador por el PAN en 1959, se confrontan el desprestigio profundo de Braulio Maldonado y el prestigio de hombre limpio y desinteresado, como lo demostró a lo largo de toda su vida, Salvador Rosas Magallón quien en su lenguaje evangélico diría con gran certeza en 1989, que él y el pueblo de Tijuana de 1959 fueron el trigo de prueba para que surgiera el trigo limpio del México nuevo.

Con la candidatura de Rosas Magallón en Baja California, el trigo de prueba crece y se multiplica en cada bajacaliforniano, que se convierte al credo de la democracia, en realidad no era difícil elegir tomando en cuenta al Atila brauliano en todo su esplendor, a los “chemitas” que fueron una organización parajudicial de hampones, asesinos y torturadores al servicio de Maldonado, a nuestras policías y bomberos al servicio de la represión y a nuestro ejército mancillado por quienes lo manipularon lanzándolo contra el pueblo, con lo que sumado todo se formó el fertilizante para que la semilla democrática germinara en cada mujer, hombre y joven de bien.

La insurgencia democrática que nace en la campaña de Baja California de 1959, tiene matices únicos en la historia de México y quizás en el mundo, pues no imita a ningún modelo preexistente y a diferencia de las campañas actuales que están en manos de de mercadologos, publicistas y vendedores de dentríficos y detergentes aquella estuvo enteramente en manos del pueblo, si del pueblo liso y llano, pero el éxito fue tan grande que creó un modelo nacional de proporciones históricas, que pudiéramos denominar modelo panista, pues fue de inmediato el modelo que el PAN asumió e imitó en toda la república, y que de nueva cuenta reprodujo en el estado en las elecciones de 1968 y en las de 1989, en las elecciones de Yucatán de 1969, en sonora, en Chihuahua, en Nuevo León, en Sinaloa. Si bien observamos en todas ellas existe la constante de la frescura, de la imaginación elevada al poder, de la juventud creativa; de lemas como “un voto por el PAN es un voto por México” al “Si se puede” o a la “Ruffomanía” existe un cordón umbilical que gestó a tres campañas que en realidad son una sola, la de un pueblo civilizado, pacifista, agredido, inteligente y verdaderamente revolucionario que quiere darse democracia y con ello justicia.

El libro de Carlos Ortega con mirada aguda descubre la singularidad propagandística de la elección de 1959 y en cada capítulo descubre las estrategias que se fueron utilizando, fruto todas ellas del ingenio y de una malicia política simplemente increíble, de tal manera punzante y efectiva que los millones de pesos del gobierno no pudieron contra ella, los jóvenes hicieron gigantescas pintas en lugares estratégicos, elevaron papalotes enormes que rivalizaron con los aviones oficiales hasta ganar el cielo de Tijuana y Mexicali, de la absoluta inopia económica del PAN, a la abundancia del pueblo que aportó desde todas partes, un día un grupo de jóvenes emigrados, llegó al PAN con toneladas de carteles de una calidad insuperable para la época que se colocaban y no podían ser arrancados, lemas como “Si el pueblo quiere, el pueblo puede..”, hasta estrategias verdaderamente dignas de Alejandro el Grande, que convirtieron a los empistolados en simples brutos, el régimen se esmero en sus estrategias eternas, presionar a los sindicatos, obligar a los taxistas y camioneros a repartir propaganda, a la PEPSI COLA la obligaron a utilizar corcholatas con la imagen de Eligio Esquivel el candidato oficial, todo lo cual les rindió magros frutos, en tanto que el pueblo se multiplicó en miles de actos talentosos que hicieron ver al gobierno y a su apéndice el PRI, como a elefantes intentando insertar el hilo en una aguja, en tanto los jóvenes panistas se apoderaron de las esquinas mas concurridas, organizaban excursiones de información del proceso electoral por todas partes, ingresaban y escapaban de prisión y no hubo aspecto de la campaña en que no vencieran, dando además esa imagen tan panista de independencia y de limpieza.

Claro que un régimen fundado en la intolerancia, en la fuerza de las pistolas, en los matarifes no podía contenerse y si al principio se contentó con negarle al PAN la posibilidad de celebrar en algún local rentado su Convención democrática, para elegir a sus candidatos -cosa indispensable para estos demócratas-, los panistas entonces celebraron su Convención en la vía pública y sin el permiso que les exigía ilegalmente la autoridad municipal, esa convención fue un éxito arrollador, pues fluyeron a Mexicali miles de testigos y cientos de militantes-delegados con voto. Por último el régimen sin tentarse el alma ordenó disparar en varias ocasiones contra el pueblo inerme, estos hechos que debieran cubrir de oprobio a quienes los cometieron y de vergüenza a quienes se beneficiaron de ellos o que simplemente los solaparon, están narrados con lujo de detalle en esta obra, precisando el nombre de los heridos de bala y describiendo las dantescas escenas de violencia criminal contra un pueblo incapaz de agredir a nadie.

Contra la brutalidad, los panistas y el pueblo que gradualmente se fue convirtiendo al panismo por la vía de su propio testimonio, utilizaron por escudo a la ley, cientos, miles de amparos se solicitaron, cientos de audiencias penales se abrieron en las agencias del Ministerio Público y si el régimen presentaba a decenas de testigos falsos ante los fiscales, entonces miles, literalmente y sin metáfora alguna, miles de testigos del pueblo se ofrecieron ante los jueces penales y los agentes del Ministerio Público para precisar los hechos y a pesar de ello, varias decenas de limpios ciudadanos fueron procesados injustamente por delitos imaginarios.

Hasta donde llegaría la impudicia de nuestros funcionarios de justicia que acusaron a Salvador Rosas Magallón de tener escondida en la Colonia Libertad –un reducto total de panistas- a un ejército dotado de armas de fuego de alto poder, de cañones y de tanques de guerra, o a un ejército oculto en la rumorosa, todo para justificar a las ametralladoras Thompson que utilizaron para disolver mítines y reuniones cívicas e incluso asesinar a mansalva. Creo sin embargo, que en el concurso de ruindades y bellaquerías tres sobresalen, una que está en el campo de de la comedia bufa: los agentes del Ministerio Público acusaron a Salvador Rosas Magallón, para obtener de los jueces penales una orden de aprehensión, de haberse robado el submarino nuclear Nautilus repleto de armas nucleares y cañones para bombardear a Tijuana, es increíble que nuestros jueces hayan “obsequiado” esa orden de aprehensión, pero así fue; otra bellaquería también en el plano de lo tragicómico, cómico por lo que urdieron nuestras autoridades y trágico porque murió otro inocente, fue la colocación de un cartucho de dinamita a la espalda del cine donde tomaría posesión el usurpador Ing. Eligio Esquivel Méndez, que como gobernador moriría en un hotelucho en comprometida situación con una señora ajena, por parte de agentes del gobierno que venían haciéndolo asegurándose de que los cartuchos nada mas dañaran apenas propiedad para justificar detenciones arbitrarias al gusto, en esa ocasión “encontraron” el cartucho y le quitaron la mecha, pero un policía incauto pateó el cartucho ya sin mecha de fuego y explotó, el pobre policía murió a consecuencia de las lesiones.

La tercera obra consumada de ruindad, no tiene las proporciones grotescas de las dos anteriores, es mucho mas sencilla pero que revela el profundo desprecio a la mas poderosa de las fuerzas emancipadoras que emergieron de la campaña de 1959, en México hasta ese momento la mujer había tenido un papel exclusivamente testimonial en todos los eventos políticos, las adelitas de nuestra revolución fueron madres, esposas e hijas que acompañaron a sus hombres a la bola, pero en la elección del 59 surgieron de improviso las mujeres, ya no como madres, esposas o hijas sino como el motor mismo de la insurgencia democrática, estuvieron al frente como abanderadas del pueblo sosteniendo nuestro lábaro patrio y cuando fueron agredidas por nuestras autoridades, defendieron nuestra bandera, recordaremos a dos jovencitas Herlinda García Bello y Ana María Soria abanderadas heridas que con ellas se honran a las miles que defendieron las urnas el 2 de agosto de 1959, hoy hace justo 50 años, fecha en que nuestro heroico ejercito mexicano, al mando del General Hermenegildo Cuenca Díaz se cubrió de infamia en esos hechos, al robarse las urnas a punta de bayoneta, golpear y lesionar al pueblo.

Ahí surgió la mujer-ciudadana, mujer plena entera, libre, patriota sin ostentación, valiente y desde luego panista, lo que ellas sufrieron es una historia dentro del libro que hoy cometamos, Carlos Ortega ve a la mexicana de ese tiempo con una incontenida emoción y narra detalles estremecedores, pero aquí por brevedad mencionaré una muestra, la de María del Refugio Uribe “cuquita” ella fue detenida acusada del delito de “Disolución social” el 20 de junio de 1959, según las investigaciones ella estaba utilizando el micrófono de una camioneta para incitar al pueblo a acudir al mitin del PAN, incitando al pueblo de Ensenada a rebelarse contra las autoridades, el Juez penal dictó Auto de Formal Prisión contra ella, pues aceptó haber hecho uso del micrófono, así lo resolvió el Juez Faustino Zavala Ávila, a petición del M.P. Ferrer McGregor, esta mujer era especialmente amada por los ensenadenses porque las mismas autoridades trataron de sacarla de la cárcel valiéndose de un confesión en que acusara a los panistas de graves atrocidades primero, después solo a Rosas Magallón y después le ofrecieron premios y compensaciones para que “se arrepintiera” y sin embargo no modificó su declaración en el sentido de que solo invitaba al pueblo al mitin del PAN, En prisión nació el hijo de Cuquita y la de Ensenada fue la prisión más visitada y querida por los ensenadenses.

Carlos Ortega nos ofrece un libro que sobrepasa los limites de la crónica histórica, que va mas allá al tocar con gran talento temas de filosofía política, es un libro que está emparentado en la crónica con Benito Pérez Galdós, con la pasión de los libros de Vasconcelos y con la sabiduría democrática de los de González Luna donde a la par de la pasión brilla la inteligencia, el nombre mismo del libro es un reto y una ironía, pues entonces se hablaba, como ahora, de la “Democracia dirigida” por una minoría que decide por una mayoría, pero esa democracia resulta que es dirigida por las ametralladoras y no por la razón, ni por la justicia ni por verdad.

El libro de Carlos Ortega es también un catalogo de nombres, de personas que asumieron diversos papeles, por eso al leerlo prepárese para verdaderas sorpresas, quizás algún héroe de hoy resulte con pies de barro, o usted encuentre que esa persona a la cual conoce es hijo de un verdadero héroe cívico, por aquí andan los actores y sus hijos, podemos aceptar que entre los que se opusieron ferozmente a la democracia, se encuentren personas de buena fe que creían que la Demcoracia era mala para los mexicanos, pero hubo otros que fueron perseguidores, verdugos, torturadores y asesinos, han pasado 50 años, tiempo suficiente para perdonar lo que se puede perdonar, exigir justicia ante lo imperdonable pero nunca olvido.

Una sociedad que olvida es una sociedad que se desmorona en cada olvido y ese no debe ser el caso de Baja California.


POR ANTONIO LIMON LOPEZ

De virtuosa a ...
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.