Bienvenido. Eres el visitante No.

EL OBSTINADO LOPEZ OBRADOR

En mi memoria la frase “Todos tenemos las virtudes de nuestros defectos y los defectos de nuestras virtudes” corresponde a la autoría del gran escritor y mejor psicólogo Johann Wolfgang von Goethe, y creo que es la frase más certera para el caso clínico de Andrés Manuel López Obrador. Debo decir antes de que sus muchos admiradores dejen esta lectura indignados, que por otra parte François de La Rochefoucauld dijo un siglo antes: “Sólo los grandes hombres tienen grandes defectos.” 
El asunto sería una trivialidad, pero el grado extremo de cerrazón de Andrés Manuel López Obrador y de la multitud de sus irracionales seguidores conviertieron lo insignificante en grande, que no es lo mismo que grandioso. 
José Luís Abarca candidato del PRD en 2012 a la alcaldía del municipio Iguala de la Independencia, en Guerrero, se tomó algunas fotografías con Andrés Manuel López Obrador a la sazón candidato de su partido a la presidencia de la república, algo lógico y natural que el popular tabasqueño concedió en cada pueblo, ranchería y capital que visitó, fueron miles de candidatos y muchos más vecinos los que se colocaron en el foco de la lente junto al de Macuspana. Algo lógico, natural, previsible y además necesario para cualquier candidato. 
Dos años después, muchos de aquellos capturados para la eternidad en fotografías con López Obrador y él mismo han cambiado, Andrés Manuel en septiembre del 2012 abandonó al PRD al que favoreciera desde 1988, ahora tiene su propio partido político, Morena. José Luís Abarca que ganó la presidencia municipal aplastando a sus más cercanos rivales del PRI y del Verde (ni sumados sus votos le hubieran alcanzado a ganar) se convirtió en prófugo de la justicia, acusado de ordenar el secuestro y desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa.
En la red circuló una de aquellas fotografías, otra con Ángel Aguirre ahora gobernador con licencia definitiva, nada raro como ya se dijo, pero la primera reacción del creador de la “honestidad valiente” al saber de la divulgación de esas imágenes, fue la de atajar enfático: “No conozco al ciudadano presidente municipal de Iguala, ¿por qué buscan involucrarnos a todos? ¿Creen que todos somos iguales? somos la única oposición” (20 de octubre).
“El no conozco” de AMLO desató una tormenta de 8 días de furia entre los fieles al líder de Morena y sus detractores, por cierto digna de mejor causa, y esto ante el azoro de quienes sin filia alguna en este enredo, disfrutaron (disfrutamos) de la batalla campal en Twitter. Aquel zipizape estuvo de antología, se dieron hasta con la cubeta. 
Los lopezobradorístas, cautivos de una fe ciega y por ende ingenua, imputaron de falsas, adulteradas y manipuladas a las susodichas fotografías, otros incluso manipularon las fotografías que ya circulaban y esto no cesaría, aun cuando las imágenes cual biblicos panes y peces, se multiplicaran.
Así el domingo 26 de octubre, en la manifestación Andrés Manuel López Obrador insistió, al tomar el micrófono en el momento estelar del evento: "Por suerte y para decepción de mis detractores, no conozco a José Luis Abarca", a partir de ese instante arreció la tormenta contra el imperturbable López Obrador, ya no eran una o dos las fotografías “incomodas” del líder carismático, sino varias, los especialistas en fotografías trucadas daban sus opiniones, los “expertos” seguidores de López Obrador aducían que eran más falsas que un billete de 3.5 pesos, en tanto que los “peritos” detractores aducían su autenticidad.
El 28 de octubre, “AMLO” ya era una tendencia de dos días en la red del pájaro azul, a las casi seis de la tarde, López Obrador lanzó un tuit retador “Están nerviosos porque propuse la renuncia de EPN. Se me lanzó Camacho, Manlio, Gamboa. Faltan Salinas y Fox. Pero la patria es primero”. Fue como arrojar gasolina a la hoguera. 
Otras voces sugerían en las redes a López Obrador, aceptar lo innegable, que admitiera la autenticidad de las fotografías, y que argumentara que esas fotos fueron tomadas al calor de la campaña y ya, que  lo que hacía grotesco el nimio asunto de la fotografía de un candidato en campaña, no lo comprometía en absoluto. Por fortuna el obstinado dueño de Morena y ex candidato presidencial del PRD, tuvo un momento de lucidez o mejor dicho, de sabia prudencia, cuando minutos después de las seis de la tarde publicó en su cuenta de twitter: “Aún con la foto no conozco a Abarca, ni establezco relaciones de complicidad con nadie y creo que por el bien de México EPN debe renunciar”.
Sin duda es una rectificación, pues al decir “aún con la foto” el testarudo poeta, líder y pastor reconoció su autenticidad, eso fue suficiente para que la calculadora Televisa saliera tranquilamente de su cubil a criticarlo a "toro pasado". Por desgracia exhibió a miles de fieles seguidores de López Obrador que quemaron sus naves en la bahía de los crédulos y juraron (perjuraron) que las fotos no existían o habían sido adulteradas... Cosas de la Fe. 

Por Antonio Limón López
Sígueme en Twitter 

HÉROES Y FARSANTES.

Mi indignación solo se compara en magnitud al sentimiento de impotencia que despierta en mi ánimo la muerte de la doctora María del Rosario Fuentes Rubio, quien debido a su filantropía verdadera, decidió unirse a la lucha contra la delincuencia organizada que abate a Tamaulipas. 
En ese adolorido estado del noreste de México, la delincuencia organizada ha prosperado ante las acobardadas autoridades federales, estatales y municipales, que por simple miedo o por haber sido debidamente aceitadas, cumplen la función de aparentar luchar contra las organizaciones criminales, cuando en realidad la dejan pasar y prosperar. 
De manera increíble desde Twitter los mafiosos enfrentan a la única oposición firme y decidida, que se gesta en la región desde la cuenta @ValorTamaulipas, que optó por denunciar momento a momento las actividades de los carteles. 
@ValorTamaulipas ha puesto en jaque las operaciones de los delincuentes al denunciar las balaceras cuando y donde están ocurriendo, los vehículos que transportan sicarios a través de las ciudades de la región, al revelar los puntos de observación y la presencia de los halcones, al dar a conocer los nombres de colaboradores de los delincuentes y hacerlo esto de manera implacable todos los días y minuto a minuto. 
@ValorTamaulipas es obviamente acosada por todo tipo de tácticas de los criminales, en especial con mensajes de desaliento: “no lo hagan, no se metan, ponen en peligro su vida y la de su familia” desde una cuenta clón que trata de demeritar sus denuncias y que es la de @ValorXTamulipas. No faltan las amenazas de muerte, al extremo de que los delincuentes ofrecen una recompensa por quienes den datos para identificar a los héroes de @ValorTamaulipas.
Precisamente, en febrero los criminales ofrecieron dinero a cambio de identificar a los colaboradores de Valor por Tamaulipas y contra la recompensa, desde su página de Facebook, nuestros héroes contestaron así: 
“Ustedes criminales son los que están equivocados. En nuestro estado, tanto Zetas como CDGs creen que el orden natural de las cosas es que esos grupos delictivos nos gobiernen, creen que es correcto que ellos controlen a la autoridad y que la justicia que haya en nuestro estado sea la que ellos profesan. Creen que todos los ciudadanos nos tenemos que rendir ante ustedes, y eso no es así. NO todos nos rendiremos ante ustedes… En nuestro estado son incontables los casos de quienes se han resistido a ustedes, en la mayoría de los casos los buenos son los que terminan perdiendo, pero por lo menos esa gente tiene más dignidad que aquellos que deciden agachar la cabeza y aceptar la tiranía y el esclavismo a que nos tienen sometidos”. 
El 15 de octubre la doctora María del Rosario Fuentes Rubio, después de reunirse con un funcionario del flamante organismo federal: Instituto Nacional Electoral, fue secuestrada y al día siguiente, su sagrado cuerpo fue encontrado sin vida. ¿Cómo la localizaron?
Los criminales antes de asesinarla, le quitaron su celular, y con él le tomaron una fotografía para el "antes" y después de asesinarla otra fotografía con la frase “#REYNOSAFOLLOW CIERREN SUS CUENTAS NO ARRIESGUEN A SUS FAMILIAS COMO LO HICE YO, LES PIDO PERDON" y las enviaron cuidadosamente ensambladas desde la propia cuenta personal de Twitter de la doctora: @Miut3. (El autor es alguien con preparación universitaria, un comunicologo tal vez, muy joven, ya que utiliza mayúsculas por temor a cometer errores ortográficos).
El abominable crimen casi pasa desapercibido para el centralismo chilangocrático. Quienes debieran de estar indignados están cuidando su chamba, empezando por el inútil Procurador General de la República Jesús Murillo Karam, pues no ha movido un dedo para aclararlo, no obstante que el asesinato fue cometido por criminales de la delincuencia organizada, utilizando armas de fuego de uso exclusivo del ejército y contra una periodista, por si fuera poco, utilizaron las telecomunicaciones federales para desde ellas sembrar el pánico entre la población, divulgando el crimen, sus imágenes e incitando al terror. Y todo para salir con la cantaleta "Es competencia de las ineptas autoridades del estado de Tamaulipas y no de nosotros, que solo somos competentes para cobrar y aparecer en la tele". 
Atrás de este crimen están los campeones del centralismo. Están quienes promueven y aplauden la inacción de las autoridades centrales (federales) y acusan a las locales de ineptitud. Están medios de comunicación y organizaciones que viven de jugosos contratos y subsidios federales y periodistas achayotados cuya misión es entumecer hasta la parálisis a la opinión pública con su prédica centralista. 
Es claro que también obran en favor de los grupos criminales, las autoridades locales, de eso tampoco hay duda. Precisamente por la enorme capacidad económica de los organizaciones criminales, por el uso de armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas, por el uso de tecnologías de comunicaciones, por el uso de recursos criminales de toda la república, por las víctimas que se suponen protegidas por leyes federales, por todo eso, este tipo de delitos son competencia natural de las autoridades federales y precisamente las autoridades federales brillan por su ausencia. 
La sociedad indignada en Tamaulipas actúa aun sin o contra sus autoridades locales y federales, Valor por Tamaulipas lucha desde el anonimato, como una especie de autodefensas, pero de la manera más efectiva posible ante autoridades coludidas y criminales de talla internacional que se saben protegidos por la impunidad. Su arma es la denuncia desde las redes sociales. 
No puedo olvidar a estos valientes cuando aceptan: “En nuestro estado son incontables los casos de quienes se han resistido a ustedes, en la mayoría de los casos los buenos son los que terminan perdiendo”, es triste, pero es cierto. 
Por Antonio Limón López
Sígueme en Twitter 
Léeme en Pinterest
Seamos amigos en Facebook

LA MALIGNA AUTONOMIA UNIVERSITARIA

El 5 de febrero de 1917 se publicó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que a pesar de una gran cantidad de reformas sigue siendo la que rige en nuestro país. Uno de sus artículos más emblemáticos es el 3ero, que entonces iniciaba con este texto:
 “3º.- La enseñanza es libre; pero será laica ….” 
La primera reforma a este artículo fue publicada el 13 de diciembre de 1934, durante el gobierno del General Lázaro Cárdenas del Río, para iniciar con el siguiente párrafo:
“3º.- La educación que imparta el Estado será socialista, y además de excluir ..” 
Con este cambio de educación libre a socialista el artículo tercero inició una larga procesión de reformas, nueve hasta la fecha para ser exactos y una fe de erratas, pues por el nulo aprecio al texto constitucional es normal que las reformas no solo sean burradas, sino hasta gazapos ortográficos y sintácticos.

El cardenismo introdujo la concepción socialista como la vertiente ideológica del nuevo México, por entonces la recién creada (1922) Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas auspiciaba la ”Tercera Internacional” que pugnaba en el mundo en favor de las doctrinas marxistas-leninistas, siendo el ámbito educativo su principal ariete. 
En México la reforma constitucional fue tomada con absoluta seriedad por los jóvenes maestros recién formados en las escuelas normales del país, y que al concluir sus estudios fueron enviados a educar niños en toda la república, por desgracia para muchos de ellos la experiencia fue terrible, pues llegaban a pueblos donde la introducción del socialismo era muy difícil, en especial cuando se afirmaba que la religión era “el opio del pueblo” y que “los capitalistas serían colgados de una soga”. No se sabe cuántos casos ocurrieron, pero en tanto se cumplían esos vaticinios, algunos maestros sufrieron por lo pronto el corte de orejas a manos de los indignados y poco ilustrados pueblerinos. 
La educación “socialista” fue derogada del texto constitucional mediante la reforma al artículo tercero en diciembre de 1946. Así, a la mexicana llegó la reforma por imposición y por imposición ... se fue. 
La UNAM estuvo relativamente a salvo de este asunto, pues en 1929, siendo todavía Universidad Nacional de México se logró la autonomía y se transformó en la Universidad Nacional Autónoma de México, consistiendo la autonomía en "la libertad para elaborar planes y programas de estudio” evitando que la Secretaría de Educación Pública impusiera el dogma de moda. 
La “Autonomía universitaria” fue un gran acierto político y educativo, pues gracias a ella desde 1929 y hasta mediados de los ochenta, la UNAM fue la universidad de la clase gobernante mexicana y centroamericana, incluso sudamericana y por encima de ello, de todos los mexicanos. En ella convivieron con sana pluralidad pensadores de todo tipo de pensamiento y fue faro y ejemplo de lo mejor de México. 
En 1968, la ocupación de los centros educativos por granaderos del Departamento del Distrito Federal, entre ellos las escuelas y facultades de la UNAM, ocasionaron un profundos sentimiento de indignación manifestada por estudiantes, maestros y por pueblo en general, que concluyó desgraciadamente con los actos criminales, ahora reconocidos oficialmente, por parte del ejército mexicano el 2 de octubre de ese año.
Las universidades públicas del país imitaron el modelo de la UNAM, así en mi caso personal, estudié en la Universidad Autónoma de Baja California, UABC por sus siglas. Pero de forma muy a la mexicana, el concepto de “autonomía” fue transformándose de la idea original, que era la de un privilegio para decidir en plena libertad y sin intervención del poder público, los planes y programas de estudio, en una especie de autogobierno absoluto. 
El primer síntoma fue la creación de un apartado "C" al artículo 123 para que las autoridades universitarias pudieran despedir impunemente a sus académicos, esto fue altamente del agrado de los rectores que encontraron en la autonomía laboral la forma de ajustar cuentas con sus adversarios políticos.
El creciente aumento de la población universitaria, trajo como consecuencia el crecimiento de los presupuestos para las universidades públicas y autónomas en todo el país, con ello las instituciones se convirtieron en apetecibles botines para todo tipo de depredadores, pues a pesar de que ningún partido político, gobernador o presidente de la república dice o acepta intervenir en las universidades, lo cierto es que todos lo hacen, y los rectores son lacayos de los gobiernos en turno.
En Baja California no ocurre nada distinto, el grupo político que se apropió de la universidad desde su fundación en la era priista, fue derrocado durante la era panista y substituido por el actual. Cabe decir que la diferencia de colores políticos no implicó cambios en las malas costumbres, acaso se recrudecieron.
En 2013, el presidente Enrique Peña Nieto propuso y logró que en el artículo 3º constitucional se plasmara el nuevo concepto de autonomía universitaria. La fracción VII del precitado dispositivo dice a la letra: 
“VII. Las universidades y las demás instituciones de educación superior a las que la ley otorgue autonomía, tendrán la facultad y la responsabilidad de gobernarse a sí mismas; realizaran sus fines de educar, investigar y difundir la cultura de acuerdo con los principios de este artículo, respetando la libertad de cátedra e investigación y de libre examen y discusión de las ideas; determinaran sus planes y programas; fijarán los términos de ingreso, promoción y permanencia de su personal académico; y administraran su patrimonio. Las relaciones laborales, tanto del personal académico como del administrativo, se normaran por el apartado a del artículo 123 de esta constitución, en los términos y con las modalidades que establezca la ley federal del trabajo conforme a las características propias de un trabajo especial, de manera que concuerden con la autonomía, la libertad de cátedra e investigación y los fines de las instituciones a que esta fracción se refiere;”
Con esta reforma, publicada el 26 de febrero de 2013, las pandillas universitarias se apoderaron de los recursos de sus universidades y se encuentran en posibilidad jurídica de efectuar las purgas políticas necesarias, para que sus enemigos no les arrebaten el botín.
En el colmo de esta depredación, el rector de la UABC, como seguramente hacen otros rectores, decidió utilizar 150 millones de pesos del presupuesto de la universidad para jugar en la Bolsa Mexicana de Valores, en portafolios de alta rentabilidad y en consecuencia de alto riesgo. Cabe decir que en la UABC cada estudiante paga 6 mil pesos anuales de colegiatura y al menos durante tres años deben vender boletos de los sorteos universitarios. 
Con base en las colegiaturas y en las utilidades del sorteo, el rector Felipe Cuamea Velázquez argumenta que el dinero que apuesta en la bolsa de valores no es el que le entregan el estado de Baja California y la SEP, sino son los “fondos propios” derivados de los negocios ya mencionados, por lo que no tiene que explicar a nadie el uso de estos dineros propios, y menos al Congreso del Estado de Baja California, pues la UABC es "autonoma" y se gobierna solita. 
No debe sorprender a nadie lo anterior, a fin de cuentas esta degradación del concepto “autonomía” es concordante con la deformación y degradación que hacemos de todos los términos que adoptamos y adaptamos a la mexicana, hemos corrompido el concepto de república, de democracia, de federalismo, convertimos a la Suprema Corte de Justicia en un camerino de indignidad y latrocinio ¿Por qué no habríamos de hacer lo mismo con la “autonomía” y la “universidad”?

Por Antonio Limón López
Manuel Gómez Morín fundador del PAN y primer rector de la UNAM 
Una anécdota del fundador 
Sígueme en Twitter 
Léeme en Pinterest
Seamos amigos en Facebook 

Share it

Twitter