Bienvenido. Eres el visitante No.

Rickettsia, se llama la muerte


(Fotografía de la niña Jaquelín López Gutierrez, muerta a sus 10 años de edad por Rickettsia. En memoria de su bella y breve vida)


Desde que los norteamericanos entraron en posesión de las montañas rocosas, supieron de una enfermedad que diezmaba a los pobladores de esa cordillera. Sabían que desde la época virreinal, los españoles y nativos abandonaban sus posesiones o morían si se quedaban, a consecuencia de una terrible y desconocida peste. 
En 1906, Howard Taylor Ricketts, estudió la letal “Fiebre de las montañas rocosas”. Ricketts descubrió que una vez que el sarpullido aparecía en la piel de los enfermos, en unos cuantos días sobrevenía la muerte. La fiebre atacaba a personas de todas las edades, pero se ensañaba con los niños que intentaban sobrevivir por más tiempo y que por eso, por ese aferramiento a la vida, sufrían más. 
Ricketts descubrió que el agente patógeno era la garrapata que abundaba en esa región y que llegó infestando a los perros traídos por los españoles. Estos insectos, resultaron el agente ideal para la incubación y transmisión de la enfermedad a la población humana. 
Así se comprendió porqué los germenes, a pesar de existir desde siempre en la zona, no se habían manifestado como una enfermedad, pues en esa región no existía el agente patógeno necesario y por eso mismo la población precolombina nunca la padeció. La garrapata fue y es el vector que necesitaba la enfermedad para su incubación y para su propagación. 
Ricketts no encontró cura para la enfermedad, pero tratando de encontrarla se contagió y murió en 1810. A la muerte de Ricketts, el gobierno norteamericano preocupado por los riesgos de contagio pidió la colaboración del Instituto de Enfermedades Tropicales de Hamburgo, entonces el más avanzado en Epidemiología, el cual comisionó a Stanislaus Von Prowazek que confirmó los hallazgos de Ricketts, entre ellos que la garrapata era su agente transmisor y al igual que Ricketts se contagió y falleció en 1915. En sus informes, Von Prowazek llamó a la enfermedad “Rickettsia”. 
La Fiebre de las Montañas rocosas, o como se llama hoy en día, Rickettsia, RMSF (Rocky Mountain Spotted Fever), Fiebre manchada o moteada de las Montañas Rocosas (FMMR), Fiebre maculosa de las Montañas Rocosas se convirtió en la enfermedad más despiadada y aterrorizante, nativa de lo que hoy son los Estados Unidos de América. Los primeros casos reportados eran todos fatales, hoy se sabe que sin tratamiento en la versión mexicana el 30% son fatales.
En 1928, con el invento de la penicilina, los tratamientos fueron regularmente exitosos siempre y cuando se medicara dentro de los primeros siete días a partir del contagio. En 1953 las Tetraciclinas mejoraron los resultados y actualmente la Doxiciclina se considera el tratamiento ideal para todas las rickettsias. 
La historia de la RMSF es una historia de éxito, se extendió hasta Nueva York y a casi todos los Estados Unidos, país que por fortuna es la potencia científica y tecnológica número uno del mundo, otra historia sería si se hubiera originado en la India, en África o en China, donde seguramente se habría convertido de una enfermedad endémica a una epidemia y ahora sería, un verdadera pandemia mundial. 
Por desgracia una variante de la rickettsia escapó de Estados Unidos de América y se aclimató en la frontera norte de México, en un lugar donde prevalece la miseria, la falta de higiene, en la colindancia de la planta de tratamientos de aguas negras, entre canales contaminados a cielo abierto, con un clima ardiente, que ideal para las garrapatas, y con una gran población humana y de perros infestados. 
Aquí la Rickettsia encontró su verdadero paraíso en la colonia Los Santorales de Mexicali. Además de las condciones ya mencionadas, debemos agregar la desatención, el descuido y la falta de valentía de nuestros gobernantes, que son características del centralismo mexicano. 
La experiencia clinica en Mexicali muestra que los infectados de Rickettsia en Mexicali, sea la que sea su edad, pueden sobrevivir si son diagnosticados y tratados adecuadamente antes del sexto o séptimo día posterior al contagio, entonces pueden ser medicados exitosamente con Doxiciclina en cualquier presentación, pero desgraciadamente los primeros sintomas del padecimiento pueden confundirse, a final de cuentas los dolores de cabeza, de estómago, la calentura, el mareo, el dolor muscular, son síntomas demasiado comunes, y normalmente el paciente es diagnosticado cuando ya transcurrió la etapa de la incubación. 
Cuando aparece el exantema (sarpullido), significa que la infección ha sido adsorbida por todo el organismo, que ha madurado y entonces se manifiesta con ese sarpullido, que no solo se encuentra en la piel, pues se encuentra en todo el organismo, en todo el tracto digestivo, en todos los órganos, en el hígado, en los riñones y en los pulmones (Como se muestra en la fotografía), en todos los músculos. Hasta mediados del siglo XX, nadie podía sobrevivir a esta etapa, ahora es curable, pero para ello la única cura segura es la Doxiciclina Intra Venosa (IV) la cual NO se produce en México, por ello NO se encuentra en ningún cuadro oficial mexicano de medicamentos. 
Ningún laboratorio produce en México a la presentación intra venosa, existe en jarabe, tabletas o cápsulas, pero estas presentaciones no tiene la suficiente "potencia" para detener a la enfermedad a que nos referimos cuando ya apareció el exantema, cuando ya transcurrieron los primeros 7 días. A partir de este punto lo único efectivo al 100% es la Doxiciclina Intra Venosa, que NO se encuentra en México, pero sí en Estados Unidos al precio de 300 dólares la caja con las ampolletas necesarias. 
Los médicos en California obtienen en 48 horas resultados exactos de los laboratorios y de inmediato inician el tratamiento con Doxiciclina Intra Venosa, no pierden un minuto y el paciente sale sin imaginar el peligro en que estuvo. Los médicos en Mexicali carecen de laboratorio y solo confirman cuando ya es INDISPENSABLE la DOXICICLINA INTRA VENOSA, así que recomiendan a los familiares del paciente que compren el medicamento en California y lo traigan de inmediato, esto no es algo sencillo, es necesario conseguir la receta y tener el dinero para comprar el medicamento, por desgracia los pacientes son pobres y pocos lo consiguen, por lo que para los que carecen del dinero en efectivo, la muerte es el desenlace invariable. 
Los directores de las instituciones de salud pública, no pueden comprar los medicamentos en Estados Unidos pues existen restricciones insalvables por parte de la burocracia centralista, que no considera a la Rickettsia como una emergencia nacional, pues no afecta al Distrito Federal, ni al Estado de México y tan solo está matando en Mexicali a unas diez personas al mes durante el verano y además son personas pobres.  
Esta matanza, evitable al 100%) va en aumento, ahora los casos ya no provienen exclusivamente de "Los Santorales", sino que en 120 colonias existen evidencias de que ya se encuentra la Rickettsia, incluso colonias de clase media. Peor aún,  ya no son solo casos de Mexicali, la enfermedad ya se radicó en Sonora y Chihuahua. Si los burocratas del Distrito Federal pusieran atención, los casos ya menudean en todo el norte mexicano. 
Tan sólo en el Hospital General de Mexicali, hasta el 3 de julio se habían reportado 31 casos, 20 de ellos confirmados, siete probables y cuatro asociados y se han registrado once defunciones, además de cuatro personas hospitalizadas. A este dato hay que sumar los casos del Seguro Social e ISSSTE. 
El Doctor Moisés Rodríguez Lomelí, encargado del area de Epidemiología del Hospital General de Mexicali, dijo a La Voz de la Frontera, en nota publicada el 3 de julio que “.. los epidemiólogos expertos dicen que si en un conteo de garrapatas, el 7% está infectada con rickettsiosis, hay que encender las alarmas.. en Mexicali el porcentaje llega al 35% y no hemos hecho nada". 
El centralismo asesino impide a las acobardadas autoridades médicas de salud pública en Baja California tomar decisiones para salvar la vida de estos niños. Los políticos del Distrito Federal consideran más grave a la emergencia humanitaria de los niños migrantes, a final de cuentas los que van a morir este año POR FALTA de la Doxiciclina Intra Venosa a nadie le importan, no son niños migrantes, no viven en la Casa Hogar de Mamá Rosa en Zamora Michoacán, no están en una estación migratoria de Estados Unidos, solo son simples niños mexicanos pobres, niños locales a los que sus papás ocultan de las cámaras de televisión porque el sarpullido rojo nubla su espléndida belleza. La Rickettsia es una enfermedad fea, que carece de marketing en la televisión, que no le interesa al canal de las estrellas, ni a ningún dueño de los partidos políticos nacionales. 
El centralismo atemoriza al Secretario de Salud del Estado, pues no puede autorizar compras de medicamentos a Estados Unidos siendo tan costosos y sabe que en el Distrito Federal no autorizarían esas compras, a menos que muera el hijo de algún prominente empresario, o del Secretario de la Función Pública o que despierte el morbo de Joaquín López Dóriga. 
En cuanto al gobernador del estado, Francisco Vega de la Madrid, a este solo le interesa el Teletón, nuestro gobernador quiere acudir al Televisa con la bolsa de oro más grande, por eso los muertos por Rickettsia tampoco le importan. Pobres niños locales, sin glamour y sin relieve, ignorados aquí y con mayor razón allá en el Distrito Federal. Mala suerte para ellos que mueren de una enfermedad curable para todos menos para los pobres, mala suerte niños ... nacieron en México.
Si existe alguien a quien le importen sus  breves vidas, solo es a sus padres que para colmo son ignorantes, pobres y mal olientes. Los programas de Desarrollo Social que incluyen despensas con frijol, sal, nescafé, una lata de atún, no contienen Doxiciclina Intra Venosa. Por desgracia este año no habrá elecciones en Baja California y con ello se escapa la unica oportunidad de que las cámaras de televisión capten el final de sus vidas encantadoras y alerten a un país endurecido, apático e indiferente. Así que morirán en el remoto norte, en silencio, ignorados, anónimos y pronto serán olvidados.... hasta que la mortandad sea de proporciones apocalítica.
Sr. Gobernador, Sr, Presidente, reaccionen, están advertidos.

Por Antonio Limón López. 
Sígueme en Twitter 
Léeme en Pinterest 
Seamos amigos en Facebook

CARLOS SLIM VS EMILIO AZCARRAGA


Televisa se apropia de este atribulado país y lo hace de la manera más eficaz, apropiándose de su pueblo. Millones de mexicanos viven y sueñan con los personajes de sus idiotas telenovelas, la mayoría de los mexicanos fija su postura política conforme a la opinión de los locutores de la televisora, son tipos como Joaquín López Dóriga, Jorge Castañeda, Héctor Aguilar Camín, Leo Zuckermann y otros que a diario nos bombardean con la que Televisa considera políticamente deseable o políticamente correcto. 
Nada se opone a Televisa, ni a su magisterio, ni a su poder omnímodo, ni siquiera los políticos que, empezando por el presidente de la república, le deben su chamba, su prestigio y hasta su “buen nombre”. Tampoco se le oponen los artistas que viven de su limosna, ni los intelectuales que en este preciso momento están coptados y rebuznan al ritmo que les toquen desde el “Canal de las estrellas”. 
Tampoco se le opone la Suprema Corte de Justicia, cuyo fin es apoyar al poder en turno y sobre todo, incrementar las prestaciones de sus ministros, y acomodar a la parentela en esta nueva cueva de ladrones. Nuestra Suprema Corte de Justicia de la Nación es el más sofisticado territorio de Acoso Sexual al servicio de nuestros “justicias”. 
Tampoco los empresarios se oponen al inmenso poder de la televisora, al contrario luchan por subirse al navío del monopolio mediático, y no solo lo toleran sino que son sus felices clientes, por el marketing de sus ejecutivos, por el posicionamiento de la estupidez entre los mexicanos. Ahora las telenovelas de Televisa anuncian comida chatarra y bebidas endulzadas, sus programas noticiosos se funden con descarados anuncios de “médicos” charlatanes para promover su propia marca de medicamentos y por si fuera poco el monopolio televisivo es un casino de juegos, donde se apuesta con llamadas telefónicas.
Sin embargo, existe un solo escollo en el plácido horizonte de Televisa, una piedra que le incomoda al andar, el cual no proviene por desgracia de algún liderazgo moral, político o religioso de los mexicanos, no, no proviene del mundo de la ética, sino del mundo frío y calculador de los negocios. El único adversario en este mundo, es el mega millonario Carlos Slim Helú, que desea una parte en el negocio de medios que Televisa considera de su exclusiva propiedad. 
Para desgracia de Televisa, Carlos Slim es un formidable general en las guerras del dinero y de la especualción, es un maestro en el Judo de los negocios y en cada ocasión en que se han enfrentado, Carlos Slim ha utilizado la inercia de los ataques de Emilio Azcárraga Jean para llevarlo a la lona. Carlos Slim saltó al escenario de las celebridades cuando el 19 de diciembre de 1990 adquirió a Telmex, Telnor y a la primer concesión de telefonía celular, pagó 8 mil 600 millones de dólares, 16.6% sobre el valor de mercado de Telmex. 
En 2001 Carlos Slim y socios constituyeron “América Móvil” con los activos adquiridos de la compra de Telmex, incluye no solo telefonía, sino transmisión de datos (Internet) y televisión, para 2005 ya se había expandido para toda América latina donde cubre el 90% de esa porción continental, además adquirió a Embratel, AT&T Latinoamericana. El reporte financiero del primer cuarto de este 2014, dice que América Móvil terminó marzo con 342.9 millones de accesos, 4.5% más que en el mismo período del 2013. Esto incluye 272.2 millones de suscriptores de telefonía celular, 31.4 millones de líneas fijas, 19.6 millones de accesos a la banda ancha y 19.7 millones de suscriptores de Televisión de paga. 
En 2006 Televisa logró que se aprobara la Ley Televisa que colocaría a esta empresa fuera del alcance de otra ley, del poder de los electores y la aislaría como una potencia ajena al alcance del estado mexicano, finalmente la Suprema Corte de Justicia de la Nación impulsada por una acción de inconstitucionalidad y secretamente por Felipe Calderón Hinojosa a quien le repugnaba la posibilidad de compartir el poder con Azcárraga Jean. 
El fallo de la Suprema Corte de Justicia en 2007, anuló a la “Ley Televisa” y le enseñó a la televisora que “Sin reforma constitucional no hay paraíso” por eso en el 11 de junio del 2013 se publicó una reforma constitucional donde se “sembraron” conceptos cruciales para utilizarlos después en las leyes reglamentarias contra América Móvil y un órgano, el Instituto Federal de Telecomunicaciones con facultades absolutas en materia de telecomunicaciones. 
La Constitución fue condimentada con los novedosos conceptos “Predominancia” y “Sector” al gusto de Televisa, para utilizarse como cianuro contra América Móvil, la propia iniciativa llevaba 18 artículos transitorios de puro veneno contra Carlos Slim. La estrategia había sido guiada por el senador “panista” Javier Lozano Alarcón, quien contó con todo el dinero necesario, el cual fue repartido con generosidad entre los hambrientos legisladores. 
Cuando Carlos Slim se quejó diciendo “Sorprende que se pretenda por ley obligar a una empresa a invertir, para después obligarla a vender a sus competidores sus servicios a cero pesos. Además, esa propuesta confiscatoria (La reforma constitucional) premia la falta de inversión crónica de nuestros competidores en perjuicio de los consumidores” Emilio Azcárraga creyó que le había dado a Carlos Slim donde le dolía, entonces se lanzó con toda la saña contra el millonario mexicano de origen libanés.
Todos se lanzaron con Televisa y contra Carlos Slim bajo el lema “No es nada dirigido contra nadie y no es nada personal” ahí en primera fila todo el PRI, los calderonistas del Senado, Enrique Peña Nieto, y desde luego nuestra Suprema Corte de inmundicia -perdón- de Justicia de la Nación, también los intelectuales, la comentocracia, la tecnocracia y las instituciones nacionales, todos, todos contra Carlos Slim que finalmente había demostrado que las reformas le dolían.
Después de la reforma constitucional, Carlos Slim se amparó contra la ilegalidad del proceso constitucional que mediante artículos transitorios estableció los criterios para las leyes secundarias, y claro la bien aceitada Suprema Corte sobreseyó el amparo diciendo que en materia de reforma constitucional no es viable el juicio de amparo, esto a pesar de que el amparo no fue contra la constitución sino contra el alcance de los "transitorios" que tan no son parte de la Constitución, que no aparecen en ella. En suma la Corte le entró al chayote, Televisa andaba en la borrachera y no se medía en gastos. 
Finalmente llegó el tiempo para las leyes reglamentarias, de nueva cuenta el inefable Senador Javier Lozano elaboró el proyecto de ellas, guiado por los principios de las tres “R’s”: Respetar a Televisa y a sus intereses, Repetir todo lo que le duela a Carlos Slim, como la preponderancia por “sectores” y la tercera y última “R”: RRRechingar a América Móvil. El Senador Javier Lozano se ganó la envidia de todos los personeros de Televisa, pues su concepción de predominancia por sectores parecía el arma letal contra América Móvil. 
Los noticieros de Televisa y de sus filiales se solazaron relatando momento a momento como se doblegaban voluntades de senadores para votar a favor la nueva ley, y como América Móvil en su carácter de “Preponderante” tendría que entregar sus redes a sus competidores, además de un rosario de sanciones sin cuento. 
Las voluntades de varios de los senadores mexicanos que se oponían fueron doblegadas con irresistibles cañonazos, el "General" Javier Lozano fue quien apuntó los cañones y Televisa no se anduvo con pichicateces en cuanto al poder de los obu$e$, en cambio Carlos Slim parecía ajeno a la tormenta que se le avecinaba, guardó silencio mientras el monopolio mediático proclamaba eufórico su triunfo en el $enado, que el 5 de julio, después de 17 horas de debate, logró la aprobación a la Ley TELECOM. 
Ya con todo el gasto hecho por Televisa, Carlos Slim solo movió una única ficha, anunció la venta de los activos de sus empresas de telecomunicaciones, necesarios para dejar de ser un agente "Preponderante" y con ello le dio una patada a todo el tinglado implementado por Televisa. De inmediato sobrevino el diluvio.
Las acciones de América Móvil se catapultaron hasta las nubes y de una supuesta gran derrota, Carlos Slim salió del campo de batalla como el general triunfador. 
La pírrica victoria de Televisa, solo sirvió para lanzar al espacio los valores de América Móvil, que ya tiene incluso al comprador de sus acciones, una empresa de su propiedad pero EXTRANJERA, para que entonces si la respeten toda la bola de malinchistas. El golpe a Televisa la noqueó, pues ahora ni Joaquín López Dóriga habla ya de que América Móvil es agente preponderante y nadie aplaude a Televisa, al contrario, para todo mundo los grandes estrategas de Televisa no son más que una partida de imbéciles, engatusados por Carlos Slim. 
La borrachera fue un gran derroche, el Senador Javier Lozano ya no presume, al contrario está temeroso de que le pidan que regrese lo dilapidado. A final de cuentas la "Ley Telecom" o "Segunda Ley Televisa" se suma al panteón de las grandes reformas estructurales que no sirven para nada, como la otra "gran" reforma de Lozano, la Reforma Laboral que no sirvió para nada, más que para joder más a los más jodidos, o como la Reforma Política que sirve solo a las cupulas de los partidos políticos y a la burocracia del INE.

Por Antonio Limón López.
Sígueme en Twitter  
Léeme en Pinterest 
Seamos amigos en Facebook

DE REPRESENTANTES DEL PUEBLO A SIMPLES BUROCRATAS


Con motivo de la discusión de las leyes reglamentarias conocidas como TELECOM, fueron turnados a la Contraloría Interna del Senado por incurrir en “Conflicto de intereses” los senadores Javier Lozano Alarcón, Emilio Gamboa Patrón, Ninfa Salinas Sada, Arely Gómez González, Luis Armando Melgar Bravo y Juan Gerardo Flores Ramírez; y los diputados Carlos Jorge Mendoza, Federico González Luna, Laura Ximena Martel, Antonio Cuéllar, Javier Orozco Gómez, Enrique Cárdenas, Homero Niño de Rivera, Patricio Flores y Rubén Acosta Montoya. 
Este grupo de legisladores es reconocido como la “Telebancada” por ser los esbirros del duopolio “Televisa-Televisión Azteca” quienes tienen la misión de garrotear a “Telmex-Telcel-América Movil” o más claro a Carlos Slim, dejando intocado, indemne y a salvo al monstruo duopólico de Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas Pliego, que son los enemigos jurados de la celebridad de “Forbes”. 
La acusación contra la “Telebancada” no es un acto intrascendente, por principio de cuentas es el segundo capítulo de la arremetida contra la diputada Purificación Carpinteyro, a quien acusaron de divulgar información “secreta”, obtenida como diputada secretaria de las comisiones de Comunicaciones y Radio y Televisión. También fue acusado de incurrir en “Conflicto de intereses”, puesto que ella intentó hacer un negocio a partir de las leyes que ella misma discutiría y votaría dentro de esas dos comisiones, para beneficiarse a sí misma. 
Todos se lanzaron contra Purificación Carpinteyro y la obligaron a NO intervenir en los debates de las comisiones, es decir a disculparse de participar, a cambio le concedieron que permaneciera cobrando los cuantiosos “dineros extras” que le corresponden por pertenecer a esas comisiones. En pocas palabras, la “castigaron”, pero la “contentaron” con dinero constante y sonante. 
A nadie sorprendió tan salomónica solución, pues el dinero no es de la bolsa personal de los comprensivos líderes de los diputados y senadores, sino de todos los mexicanos. Quienes le exigieron a Carpinteyro su retiro del debate sobre las leyes TELECOM, adujeron que violaba leyes que le exigen a los burócratas no revelar la información que adquieren en el ejercicio de sus funciones y por otra parte, le dijeron que al beneficiarse con las leyes que ella misma crearía aprobándolas y votándolas, se erigía en “juez y parte” por lo que era obvio el “Conflicto de intereses”. 
Sin embargo, es absurdo que un legislador pueda estar sujeto a las leyes que prohíben a los burócratas divulgar la información que en ejercicio de sus funcione conocen, pues los diputados no son “burocratas”, ni “empleados públicos”, ni siquiera “servidores públicos”, los legisladores son la representación misma del pueblo, según se desprende de este artículo constitucional:
“Artículo 39. La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno."
Así la soberanía reside en el pueblo y este tiene en todo tiempo el inalienable derecho a alterar o modificar su forma de gobierno, lo cual se hace precisamente mediante los legisladores. 


El diputado representa al pueblo soberano, y en ese carácter no es empleado, ni subordinado burocrático, es el jefe, el patrón. Así que no existe ninguna información que sea del conocimiento de los legisladores que estos estén obligados a mantener en secreto, ellos son soberanos para decidir qué información divulgan, a quién se la divulgan y cuándo la divulgan. Ellos son directamente los propietarios de toda la información del Estado.
Otra estupidez consiste en afirmar que un legislador puede incurrir en “conflicto de intereses” por proponer, discutir y votar leyes que se le puedan aplicar al mismo legislador, pues todas las leyes, todas las leyes de este país, se le pueden y deben aplicársele a todos y cada uno de los legisladores. ¿Acaso los legisladores que propusieron, discutieron o votaron el Código Penal Federal están exentos de su cumplimiento?. ¿Acaso los legisladores están exentos de pagar el IVA?.
Claro que los legisladores de la Telebancada son una partida facciosa, de lacras que van muy a tono con nuestros restantes legisladores, que se arrastran ante las instrucciones de sus dirigentes partidistas, estos si involucrados hasta las cachas en la delincuencia organizada que es la política mexicana, pero eso es distinto a sentar el negro precedente de que los diputados deben guardar en secreto lo que saben y no deben votar leyes, que según el criterio de los líderes de las facciones legislativas los hagan incurrir en “Conflicto de intereses”.
Por Antonio Limón López.
Sígueme en Twitter
Léeme en Pinterest
Seamos amigos en Facebook  

Share it

Twitter